Las placas de las plazas, rediseñadas por brigadas de limpieza

Las placas de las plazas, rediseñadas por brigadas de limpieza El Catalán

Reportajes Hispanidad

La Plaça 1 d'Octubre, renombrada como Plaza del 12 de Octubre de 1492 en pueblos catalanes

Son muchos los ayuntamientos catalanes gobernados por independentistas que han renombrado alguna plaza del pueblo como Plaça 1 d’Octubre. Una medida que no ha gustado a los constitucionalistas que habitan esas localidades. Por eso ha surgido, de forma casi espontánea, un movimiento que quiere revertir esas iniciativas. ¿Cómo? Volviendo a renombrar el espacio como “Plaza del 12 de octubre de 1492”.

Con motivo del Día de la Hispanidad, varios municipios han visto como su plaza 1 de octubre ha cambiado de nombre a 12 de octubre. La acción es obra de activistas que normalmente se encargan de quitar lazos amarillos y retirar propaganda independentista. En esta ocasión han encargado adhesivos del mismo tamaña y con la misma tipografía que el cartel original. Cambiando, eso sí, la fecha de la celebración del referéndum por el del día de la Hispanidad.

Este fenómeno se ha dado principalmente en localidades ubicadas en la costa barcelonesa, y más concretamente en la comarca del Maresme. Municipios como Mataró, Vilassar de Dalt o Sant Vicenç de Montalt han amanecido con estas nuevas placas, sustituidas a lo largo de la noche del 11 de octubre.

La primera fue un secuestro

No es la primera vez que una plaza catalana con este nombre se convierte en el centro de las actuaciones de los activistas contrarios al separatismo. La primera tuvo lugar en Sant Cugat y la retirada de la placa se convirtió en una divertida performance en forma de “secuestro”. Esto es, que una brigada de limpieza denominada Tabarnia Lliure se encargó de desatornillar por la noche la placa en cuestión y se la llevó.

Varios miembros de Tabarnia Lliure muestran la placa secuestrada

Varios miembros de Tabarnia Lliure muestran la placa secuestrada

En esta ocasión, la logística ha sido mucho menos complicada. Las brigadas de limpieza solamente tuvieron que encaramarse a los respectivos carteles y sustituirlos por los adhesivos que habían encargado previamente. La operación es obra, presumiblemente, del mismo grupo de personas en todas las localidades, dada la proximidad de los municipios donde se han encontrado estas nuevas placas.

Sin reivindicación

Ningún grupo ha reivindicado todavía estas actuaciones. Pero la comarca del Maresme es un territorio que, aunque cuenta con un número muy elevado de independentistas, también es el ámbito de actuación de Segadors del Maresme. Es uno de los grupos de limpieza de propaganda independentista más activos de Cataluña y ha protagonizado numerosas actuaciones en esta línea. El Maresme se ha convertido en uno de los puntos calientes de la batalla por las calles en el conflicto catalán.