La última vez que fue designado como representante de España en los actos de una toma de posesión fue en marzo

La última vez que fue designado como representante de España en los actos de una toma de posesión fue en marzo EFE

Reportajes

La marginación total de Juan Carlos: sustituido en la toma de posesión del presidente de México

"Se ha tomado la decisión por tres razones. La primera, el estado de salud de don Juan Carlos: el Jefe está bien, pero México es ya un viaje largo, las tomas de posesiones son ceremonias eternas y no lo vemos muy recomendable. La segunda que es México: se trata junto con Brasil del país iberoamericano con más inversión española y la imagen que tenemos que dar es de que nos importa -y mucho- lo que ocurra ahí. Por eso, junto con el Gobierno se decide mandar a la persona más importante, el Rey. Y la tercera, queremos que nos represente una persona de la España actual, la que estamos viviendo en este momento y ese es Felipe VI, su padre ya es cosa del pasado".

Con estas palabras ha explicado a EL ESPAÑOL un trabajador de Zarzuela la decisión que desde Palacio se ha tomado respecto a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, nuevo presidente de México. El día 1 de diciembre, fecha de la cita, viajará hasta la capital mexicana el Rey Felipe VI y no su padre, como se había decidido desde la proclamación en 2014. Por tanto esta es la primera toma de posesión a la que acude el Rey actual desde que está en el trono.

Parece que a don Juan Carlos la noticia de que no iba a acudir a México no le ha pillado de sorpresa. "¿Cómo quieres que esté? Pues es que ya está resignado. ¿Has visto su agenda del último mes? Nada de nada. Ahora resulta que no va a hacer ni lo que le dijeron que podía hacer. Él físicamente tiene una edad, eso está claro, pero podría ir a México sin problemas. El Rey Juan Carlos es el mejor representante que podría tener este país y parece que ahora lo escondemos", comenta a este diario una fuente muy cercana al padre de Felipe VI.

"Ni se ha enfadado, es resignación"

"Esta vez ni se ha enfadado, ya te digo que es resignación. Lo estaba esperando. Eso sí, está triste. Se siente humillado y arrinconado. Ellos sabrán lo que hacen, pero que no vaya él a la toma de posesión del nuevo presidente mexicano ha sido un golpe duro para él", añade.

Sin embargo, la fuente oficial de Zarzuela asegura que es el Gobierno quien decide la política exterior de España, y ha solicitado que sea Felipe VI, como representante del Estado, el que acuda a México. "Cada toma de posesión es diferente y el Gobierno es el que decide el representante en función de las circunstancias. Como en otras ocasiones se decidió que fuera el Príncipe de Asturias y en otras no. La Corona está para servir los intereses generales", aseguran.

El castigo de Felipe a su padre: orquestar una sospechosa lesión de muñeca para apartarlo

El castigo de Felipe a su padre: orquestar una sospechosa lesión de muñeca para apartarlo E.E.

La última vez que Juan Carlos I fue designado por su hijo como representante de España en los actos de una toma de posesión, mediante real decreto como establece el artículo 63.1 de la Constitución, fue en marzo pasado. El rey emérito acudió a la ceremonia de presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, en la sede del Congreso Nacional, en Valparaíso.

La mayoría de las representaciones de Juan Carlos I en Iberoamérica tuvieron lugar durante el largo período de interinidad del Gobierno, entre las elecciones del 20 de diciembre de 2015 y las del 26 de junio de 2016. El Rey estaba inmerso en un proceso constitucional, pendiente de las sucesivas rondas de consultas y los posibles pactos que aseguraran la investidura del presidente del Gobierno, por lo que tuvo que aplazar incluso algunos viajes de Estado.

A diferencia de Doña Sofía, no está previsto que de momento regrese con algún acto a la agenda oficial de la Familia Real, de la que lleva ausente desde el 7 de junio, cuando acudió con Felipe VI a un evento de la Fundación Cotet en el Palacio del Pardo, en Madrid. Desde Zarzuela alegaron también motivos de salud, pero está claro que la publicación en EL ESPAÑOL de las cintas de su examante, lo que ya se ha llamado el Corinnagate es la responsable.

"Que se ocupe Felipe de todo"

"Las encuestas [por los sondeos internos que realiza Zarzuela para conocer la valoración de los miembros reales] lo reflejan claramente. No hay duda. Tras el Caso Noos el golpe fue terrible. Nos recuperamos, pero esto [el caso de Corinna y sus revelaciones] es más difícil de remontar porque él está implicado en el tema directamente. Es mejor dejarlo una temporada tranquilo, veremos cuando es el momento de volver al partido", asegura una fuente de Zarzuela.

Lo cierto es que salvo su aparición fugaz en la semana grande de San Sebastián, donde el 14 de agosto fue a los toros con su hija Elena, Juan Carlos ha permanecido casi todo el mes de agosto fuera de España. El 3 de septiembre se subió, por fin, a su velero Bribón para el campeonato de Europa de la clase 6 metros, que se celebró en la localidad francesa de Trinité sur Mer, de donde salió vencedor. "Hubiera podido volver mucho antes. Pero tras decir lo de la muñeca, prefirió ser prudente y esperar", cuenta a este periódico uno de sus compañeros de regatas con el que entrena en Sanxenxo.

"Ha pasado un verano muy duro. Lo de Mallorca le ha hecho mucho daño porque él tenía mucha ilusión. Ahora ha perdido el interés por casi todo lo relacionado con su antiguo trabajo. Que se ocupe mi hijo de todo es su frase favorita cuando alguien le comenta algo sobre los asuntos de actualidad. Está cansado y harto de tantos palos después de tantos años de servicio a este país", añade.