Equipos de desactivación de explosivos y desescombro siguen trabajando en una parroquia de Tui

Equipos de desactivación de explosivos y desescombro siguen trabajando en una parroquia de Tui Salvador Sas Agencia EFE

Reportajes

Detenido de nuevo el dueño de la pirotecnia de Tui por tenencia de explosivos y delito de riesgos

El tercer almacén ilegal albergaba 1.150 kilos de material pirotécnico. En la explosión  murieron dos personas y 37 resultaron heridas.

Noticias relacionadas

El dueño de la pirotecnia La Gallega, ubicada en el municipio de Tui (Pontevedra), ha sido detenido de nuevo este lunes por tenencia de explosivos y delito de riesgos.

Así lo han confirmado fuentes de la Guardia Civil, que han concretado que la detención se ha producido en la mañana de este lunes después de que el fin de semana se intervinieran diversas cantidades de material para explosivos en registros almacenes clandestinos.

La Guardia Civil ha requisado 1.150 kilos de materia prima para producir artefactos pirotécnicos, así como 11 kilos de pólvora, en el tercer almacén ilegal que se relaciona con Francisco G.L., detenido por la explosión en Tui en la que murieron dos personas y 37 resultaron heridas.

Descubiertos en Tui más almacenes ilegales con pólvora y material pirotécnico

Fuentes de la investigación consultadas concretan que el material incautado está compuesto por cloratos, nitratos, carbón y azufre.

En otro almacén clandestino similar al que explotó el miércoles por la tarde en la parroquia de Paramos, la Guardia Civil intervino 474 kilos de pólvora y 172 de otros productos para la fabricación de explosivos, que destruyó en una cantera en la localidad vecina de O Porriño.

Tras estos nuevos hallazgos, a raíz de denuncias vecinales, la Guardia Civil investiga si pudiera haber ocultos más almacenes clandestinos próximos a zonas habitadas, sin que por el momento tenga conocimiento de su existencia, precisan las fuentes consultadas.

Tras comparecer ante la jueza el pasado viernes, el dueño de la pirotecnia La Gallega ha quedado en libertad provisional con la obligación de comparecer en el juzgado cada 15 días.

Está investigado por dos delitos de homicidio imprudente, por lesiones, estragos y un delito de riesgo catastrófico a raíz de la explosión de un almacén clandestino en la parroquia de Paramos que causó la muerte de un matrimonio de origen marroquí, que deja dos niños de 13 y 8 años huérfanos, y causó heridas de diversa consideración a 37 personas.

Además, la fuerte explosión causó cuantiosos daños materiales en vehículos, casas y otras propiedades de la zona.