Juliana Josefa Leal, la mujer expulsada de la charla en Motilla del Palancar (Cuenca).

Juliana Josefa Leal, la mujer expulsada de la charla en Motilla del Palancar (Cuenca). Atlas

Reportajes Discriminación

La familia de la mujer con Down expulsada de una charla comercial en Cuenca denunciará a la empresa

Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado 13 de febrero cuando el comercial de una empresa que daba una charla sobre bienestar y salud les dijo que sería mejor que su hermana no estuviera en el evento "porque podía molestar a los asistentes y cosas así".

La familia de la mujer de 49 años con síndrome de Down que fue expulsada de un acto comercial en Motilla del Palancar (Cuenca), va a presentar una denuncia contra la empresa que lo organizó, Media Salud, por la grave discriminación que ha sufrido.

Ascensión Leal, una de las dos hermanas de la persona discapacitada que la acompañaban cuando fue expulsada del acto, ha indicado este viernes a Efe que van a presentar la denuncia probablemente esta misma tarde en uno de los juzgados de Motilla del Palancar o ante la Guardia Civil.

Asimismo, ha indicado que han tomado la decisión de denunciar los hechos, a pesar de que el gerente de la empresa ha llamado este viernes por la mañana para pedir perdón y disculpas y les ha pedido que no sigan adelante con la denuncia.

Pero a pesar de esta petición y de las disculpas que les han pedido van a denunciar los hechos porque entienden que la dignidad de su hermana "está por encima".

Según ha indicado Asunción Leal, los hechos ocurrieron en la tarde del pasado 13 de febrero, cuando las tres se dirigieron a participar en una charla comercial que daba un comercial de esta empresa dedicada a la venta y distribución de productos relacionados con la salud y el bienestar.

Expulsan a una mujer con síndrome de Down de una charla publicitaria

Cuando entraron el local donde se daba la charla, en compañía de unos vecinos, el comercial les dijo que sería mejor que su hermana no estuviera en el evento, "porque podía molestar a los asistentes y cosas así".

"Fuimos a coger una silla y nos la negó y dijo que allí no podía estar" e incluso les sugirió que dejaran a su hermana fuera y que ellas entraran a presenciar la charla.

En ese momento, ella le preguntó que si no consideraba que eso era discriminación y el comercial le contestó que no, ha asegurado Ascensión Leal, que ha añadido: "Intentamos dialogar con él, pero no había manera y entonces nos salimos las tres y también se salió más gente del acto".

Mediasalud niega los hechos

Por su parte, el Grupo Medisalud ha negado que expulsara a la mujer y asegura que estudia emprender acciones legales por la "versión tergiversada" que están ofreciendo las hermanas de ésta.

En un comunicado remitido a los medios, Medisalud afirma que "no es cierto que en dicho evento se haya expulsado a una persona por el hecho de tener síndrome de Down" y alega que las mujeres "desde un principio, estuvieron impidiendo el normal comienzo de la charla y desobedeciendo las instrucciones previstas".

El comunicado subraya que "como Medisalud obsequia a los asistentes con la entrega, al final de la charla, de un obsequio para el invitado y su acompañante (pero solamente uno por pareja), estas dos señoras molestaron de forma ostensible desde el principio del acto porque querían recibir dos obsequios y no sólo uno por pareja, como el resto de asistentes".

Ante el hecho de que "la alteración del orden por parte de ambas continuaba e impedía el normal desarrollo de la sesión, estas dos señoras fueron invitadas a abandonar la charla", señala Medisalud, quien precisa que, "en ningún momento el comportamiento o presencia de Juliana Josefa Leal, la mujer con síndrome de Down, causó ninguna molestia o problema".

Insiste la empresa en que "fue el reprochable comportamiento de sus hermanas el que causó la petición de que abandonasen la reunión para poder proseguir el curso de ésta, cosa que hicieron finalmente acompañadas por Juliana Josefa Leal, que, reiteramos, no tuvo papel alguno en los hechos que causaron la expulsión de sus hermanas".

Y recalca que su presencia fue "circunstancial y ajena al desarrollo de los acontecimientos".

Concluye que la versión de lo sucedido que están difundiendo las hermanas Leal Luján "está contribuyendo a dañar el honor y la imagen de Medisalud, perjudicando su buen nombre comercial y prestigio, con posible trascendencia en el mercado", por lo que se reserva el derecho el derecho de tomar las medidas legales oportunas.