Félix Vidal violó a 54 mujeres en los años 80 y 90.

Félix Vidal violó a 54 mujeres en los años 80 y 90. EFE

Reportajes

Félix, el depredador del estilete, viola en Oviedo a su víctima 57 tras 3 años en libertad

Uno de los agresores sexuales más peligrosos de las últimas décadas andaba suelto y ha vuelto a reincidir. Acaba de ser detenido.

Félix Vidal Anido tiene 55 años y es natural de Lugo. Sin embargo, la mayoría de la gente de la zona y sus alrededores le conocen realmente por otro nombre desde hace tres décadas. Se trata de “el violador del estilete”. Anido cumplió 32 años 4 meses y 5 días en la cárcel por violar a 54 mujeres e intentar matar a una de ellas. Todo esto sucedió en los años 80 y 90. Fue excarcelado en diciembre del año 2013 por la anulación de la doctrina Parot. Volvió a prisión unos meses después tras intentar agredir a una mujer en su propia casa de Lugo. Ahora vuelve a estar suelto y su presencia está haciendo saltar las alarmas de quienes están a su alrededor. Ahora ha vuelto a ser detenido tras una nueva denuncia de agresión sexual en Oviedo, la ciudad en la que residía. 

Anido se encuentra ya en el Centro Penitenciario de Asturias. Se trata de uno de los mayores depredadores sexuales conocidos en España. En los 80, fue condenado a 73 años de cárcel por todos los delitos que cometió. Sin embargo, en 2013 abandonó de nuevo la prisión tras anularse la 'Doctrina Parot'. Ya suelto de nuevo volvió a atacar y a violar a otras mujeres. El que se acaba de conocer es el último caso.

Sucedió el pasado 22 de diciembre en Oviedo. Según ha podido saber este periódico, la víctima denunció un mes después lo sucedido. El 22 de enero declaró, y su testimonio resultó clave para volver a detener a uno de los delincuentes sexuales más peligrosos de las últimas décadas. 

Pánico en Oviedo

Anido es el violador del estilete. Ha vuelto a cometer una nueva agresión.

Anido es el violador del estilete. Ha vuelto a cometer una nueva agresión.

Anido llevaba viviendo en Oviedo desde noviembre de 2016. Allí, los vecinos habían avisado en reiteradas ocasiones del peligro que suponía tener en el lugar a un individuo de esas características. Los tres años anteriores, entre 2013 (cuando salió de prisión tras la derogación de la Parot) y el 31 de diciembre de 2015, el violador del estilete cometió nuevos crímenes sexuales que hicieron que volviera a ser detenido y condenado. Abandonó definitivamente la prisión el último día del año 2015. Él decía que estaba completamente rehabilitado. 

Lugo es su tierra natal, la tierra de sus padres. El pequeño pueblo de Pol fue su primer destino. Allí, trató de instalarse con sus progenitores. No le duró mucho la paz. Los vecinos no lo querían tener allí cerca por el peligro que ello conllevaba, así que la presión local hizo que el violador se mudase de vuelta a Oviedo. Se instaló en la avenida Puerto de Lietariegos, en la zona de los Prados. El pánico se sembró al momento en la zona. En cuanto se supo que el violador estaba de vuelta en la ciudad, la inquietud en el vecindario fue a más. 

Y siguió reincidiendo. Durante los primeros días en aquel lugar, Anido se dedicó a increpar por la calle a la gente, a gritarles e incluso a masturbarse asomado a la ventana de su nueva casa. La presión y la intranquilidad de los vecinos fue enorme. Tampoco lo querían allí. Según cuenta El Comercio, se volvió a mudar y abandonó el barrio. 

Felix Anido violó, hasta la fecha, a 57 mujeres en 30 años.

Felix Anido violó, hasta la fecha, a 57 mujeres en 30 años.

Se puede comprobar cómo en las redes sociales, en Facebook concretamente, mantenía al menos tres perfiles con su nombre y su fotografía. Se puede comprobar con facilidad cómo en esas cuentas comenzó a seguir otros perfiles. Todos ellos de mujeres. 

Lo último que se supo de él fue de su presencia en el concejo de Belmonte de Miranda en el mes de noviembre. Un municipio situado a 55 kilómetros de Oviedo.

Cuando salió en libertad, y el pueblo de Lugo entró en pánico al tenerle de nuevo rondando por sus callos, La Voz de Galicia contó que el violador estaba tranquilo. Habían ido a hablar con él “Ya soy libre para hacer lo que quiera, dentro de un orden. El que quiera hablarme que me hable y el que no que se de una vuelta. Es lo que hay. No hay vuelta de hoja, ni nada más que rascar”. Vidal explicó que se encontraba bien y que, según él, la convivencia con los vecinos era buena.

Un negro historial

El historial delictivo de este individuo hace que a uno le recorra un escalofrío por la espalda. En 1981 fue condenado a 24 años de cárcel por violar a 54 mujeres. En 1987 violó y apuñaló a una mujer que a punto estuvo de perder la vida. Anido perpetró el crimen durante un permiso carcelario. Le condenaron de nuevo a 73 años de cárcel que cumplió en el centro penitenciario de Asturias. Cumplió solo 32. El 13 de noviembre de 2013, abandonó el presidio, beneficiado por la anulación de la llamada 'Doctrina Parot. Volvió a violar. En abril de 2014, intentó violar a otra mujer, esta vez en Lugo. Fue condenado a 21 meses de prisión. Un hijo de la víctima logró intervenir y salvar a su madre, de manera que Anido no consumó la violación. Cumplió condena en Palencia. Ahora estaba de nuevo en libertad. Y lo han vuelto a encerrar.