En España ya han sido asesinadas 50 mujeres en lo que va de año.

En España ya han sido asesinadas 50 mujeres en lo que va de año.

Reportajes

Las 50 vidas truncadas por la lacra del machismo: "Algo falla estrepitosamente"

Katharina es el último nombre en sumarse a la lista negra. EL ESPAÑOL recoge las historias de todas ellas en el Día Internacional contra la Violencia de Género.

Los gritos desgarraban el amanecer de este viernes, en Vinaròs (Castellón). Eran los de Katharina. A sus 31 años, embarazada, clamaba por su vida. Su exnovio, Marcel, de 40, la encañonaba con una pistola. Él había conducido durante toda la noche desde Alemania para matarla, enloquecido por el fin de la relación que ambos habían mantenido. Con un disparo, escribió la última línea en la historia de Katharina. Asesinada. Al llegar los guardias civiles, el asesino abrió fuego contra sí mismo y se mató.

Un nuevo caso de violencia machista en nuestro país, en víspera del Día Internacional contra la Violencia de Género, que se celebra este 25 de noviembre.

Ya son 50 en lo que va de año, según las estadísticas de EL ESPAÑOL, contabilizadas en la serie La vida de las víctimas; una vorágine de desigualdad que interpela -o debería- a todos los estratos sociales. Porque “algo falla estrepitosamente cuando nos encontramos con estas cifras”, de acuerdo a las conclusiones a las que llega Marisa Soleto, directora de Fundación Mujeres, en conversación con este periódico.

El nombre de Katharina cierra, de momento, la lista de mujeres asesinadas en manos de sus novios, maridos, exparejas… en este 2017. Matilde de Castro Hernández, de 40 años, fue la primera. Perdió la vida en manos de Nelson en la misma Nochevieja. Y también el 1 de enero un vecino del madrileño barrio de Hortaleza arrojó a su novia por el balcón; la joven, de 25 años, no pudo sobrevivir a la caída.

A continuación recopilamos los 50 casos de violencia machista que han sacudido este país, del primero al último. La cifra ya supera las 44 que se registraron en 2016.

De acuerdo a las cifras oficiales manejadas desde el Ministerio del Interior, Katharina ha sido la mujer número 45 asesinada este año en España. En La vida de las víctimas, no obstante, recogemos algunos casos que se escapan de la ley de la violencia de género. Son mujeres que fueron asesinadas por el mero hecho de serlo, en manos de hombres desquiciados por sus pasiones.

Ana Hilda Linares Báez, de 55 años, es una de ellas. Su sobrina salía con un hombre, Ronald, de 29 años, que la agredió: trató de estrangularla con un pañuelo. Al enterarse, Ana Hilda presentó una denuncia en la comandancia de la Guardia Civil. Al día siguiente, 18 de mayo, Ronald se presentó en el lugar de trabajo de la denunciante, en el Hogar del Jubilado de Caudete (Albacete), y la acuchilló en repetidas ocasiones. Ana Hilda no sobrevivió a las heridas. Su historia no figura entre las estadísticas oficiales del Ministerio.

Tampoco la de Ana, de 18 años. Vivía con su madre, Ana Belén, y el marido de ésta, Manuel. En la mañana del 13 de febrero, en el marco de una fuerte discusión, Manuel cogió un cuchillo y se abalanzó sobre ambas, madre e hija. Las dos perdieron la vida, pero el nombre de Ana no figura entre las víctimas de la violencia machista por no encajar en los preceptos establecidas en la ley actual.

Ana Belén, de 46 años, y su hija Ana, de 18, asesinadas en Daimiel.

Ana Belén, de 46 años, y su hija Ana, de 18, asesinadas en Daimiel.

“Deberíamos ser más contundentes”

“La cifra de cero mujeres asesinadas parece lejana, a veces imposible, pero no debemos renunciar a ella”, sostiene Marisa Soleto. Según las conclusiones de la experta, el origen de esta situación se sustenta en una raíz clara: “Este es un tipo de violencia que se reproduce y mantiene por el caldo de cultivo de la desigualdad entre hombres y mujeres”.

De acuerdo a las valoraciones de Soleto, “hay casos especialmente flagrantes”: “Deberíamos ser más contundentes en la protección de las mujeres que denuncian”.

Mariló Correa, de 47 años, fue una de ellas. Había denunciado a José Luis y el juez había decretado una orden de alejamiento; ambos llevaban un dispositivo de localización por GPS para evitar que el maltratador se acercase a la mujer. El 22 de febrero, no obstante, ella lo dejó en casa cargando. Él la mató en un ático de Gandía (Valencia). Los agentes encontraron su cuerpo tapado con una toalla y con una bolsa de plástico cubriéndole la cabeza.

“Hay muchas cosas que se pueden hacer. Se acaba de aprobar un pacto de Estado con casi 600 medidas aprobadas; habrá que ver cómo se ponen en marcha. Eso nos da una envergadura de cuál es la misión y las estrategias a seguir. Es urgente centrarse en la protección de las víctimas. Desde organizaciones feministas vemos que la respuesta judicial no siempre es la más adecuada”, recalca Marisa Soleto.

El teléfono de atención a las víctimas de la violencia de género.

El teléfono de atención a las víctimas de la violencia de género.

Atendiendo a criterios sociales, la experta tiene claro el escenario en el que se debe librar la batalla contra la violencia machista, “la sensibilización”: “Hay estereotipos sexistas, comportamientos, que afianzan las desigualdades y la violencia que se dan en la relaciones de pareja”. Todo ello conduce a “esa cifra de medio centenar de mujeres asesinadas que, número arriba o número abajo” se vienen registrando en los últimos años.

Más de medio millón de casos

En todo caso, esa no debe ser la única estadística al analizar la violencia machista en España: “Hay un caldo de cultivo mucho más amplio -advierte la directora de la Fundación Mujeres-. De acuerdo a las cifras que arroja la encuesta del CIS, la violencia de género afecta a más de medio millón de mujeres al año. De todas esas, denuncian poco más de 100.000”.

Ana María Rosado, por ejemplo, no había denunciado a su marido, Manuel Bustamante. A sus 42 años, la mujer atravesaba un infierno en vida que quedó al descubierto el día de su asesinato, el pasado 29 de marzo. Él la asfixió con sus manos en la vivienda en la que residían, en Campo de Criptana (Ciudad Real). Acto seguido, el asesino también mató a los dos hijos del matrimonio, Daniel y Paula, de 5 y 8 años. Finalmente se suicidó arrojándose desde el balcón de la vivienda.

Ante estos ejemplos, Marisa Soleto hace un llamamiento:

“Tienen que buscar ayuda, incluso antes de poner una denuncia. Tienen una salida, pero necesitan contar con el apoyo del entorno social. Apelaría a que se dirijan a servicios sociales, a asociaciones feministas para buscar acompañamiento y fortalecimiento de su situación. Y después dirigirse a las instituciones y denunciar”.

Aviso: Si quieres leer este texto pero no quieres dejar rastro en el ordenador puedes utilizar el modo incógnito de navegación (no quedarán registros de los sitios web que has visitado) o puedes borrar tu historial. Al final de la página (*) te explicamos cómo. Para sentirte más segura, tienes la opción de cerrar rápidamente la página con solo pulsar las teclas CTRL+W.

*Cómo eliminar el rastro en tu ordenador y navegar en modo incógnito

Si has abierto esta noticia en un navegador normal, primero puedes borrar el rastro en tu historial. En Chrome solo tienes que pulsar Ctrl+H, marcar la casilla del contenido que quieres eliminar y pulsar 'Eliminar' (arriba a la derecha; te lo hemos señalizado con un círculo rojo). 

1.

2.

3.

Para borrar una página concreta de tu historial en Firefox, pulsa también CTRL+H y te aparecerá un cuadro arriba a la izquierda. Pulsa donde pone 'Hoy' (te lo hemos señalado con un círculo rojo) y ahí aparecerán los contenidos consultados. Pulsa con el botón derecho del ratón el contenido que quieras borrar y pulsa 'Eliminar' (señalizado con el círculo rojo).

1.

2.

Y en Explorer es similar. Pulsa CTRL+H y aparecerá un cuadro arriba a la derecha. Pulsa donde pone 'Hoy' (círculo rojo) y después, pulsa el contenido que quieras borrar con el botón derecho del ratón. Ahora dale a 'Eliminar' (círculo rojo).

1.

2.

Ahora, para no dejar rastro en el historial, puedes abrir este texto en una ventana de incógnito de tu navegador. Tanto si utilizas Chrome como Firefox, solo tienes que irte a la esquina superior derecha (te lo hemos señalizado con un círculo rojo) y pulsar donde pone 'Nueva ventana de incógnito' (en Chrome) o 'Nueva ventana privada' (en Firefox). Si utilizas Explorer, ve hacia la esquina superior derecha, pulsa en Herramientas, después en 'Seguridad' y, finalmente, en 'Exploración de InPrivate' (te hemos señalizado las tres cosas con un círculo rojo).

Así se ve en Firefox:

Así se ve en Chrome:

Así se ve en Explorer:

Recuerda que si quieres cerrar rápidamente esta página y dejar abiertas otras en el mismo navegador, solo tienes que pulsar CTRL+W.