Lugar en el que se encontraba el pozo donde estaba enterrada Sandra y su novio.

Lugar en el que se encontraba el pozo donde estaba enterrada Sandra y su novio. E. C.

Reportajes

Hallan los cadáveres de Sandra, su novio y su hija bajo el hormigón en Sevilla

Los tres cuerpos estaban enterrados en sosa cáustica en un pozo ciego. Se sospecha de un ajuste de cuentas por el vínculo del novio con el tráfico de heroína. Los enterraron en un pozo ciego en Dos Hermanas.

Los mataron y los enterraron en sosa cáustica bajo hormigón en un pozo ciego para que no los encontraran nunca. Pero 15 días después los ha descubierto la Policía.

Sandra, la joven desaparecida en Sevilla, y su hija.

Sandra, la joven desaparecida en Sevilla, y su hija.

Los restos de Sandra Capitán Capitán, de 26 años de edad y embarazada de tres meses; su hija Lucía Begines, de 6 años, y el novio de la joven, un ciudadano turco de 55 años con antecedentes por tráfico de heroína llamado Mehmet, desaparecidos los tres desde el 16 de septiembre de su domicilio en el barrio sevillano Bellavista, estaban dentro de un pozo ciego de la casa del número 168 de la calle Cerro Blanco de la cercana localidad de Dos Hermanas.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía encontraron en la noche de ayer los restos de los dos adultos tras excavar durante día y medio en ese lugar, al que han llegado tras interrogar a varios detenidos, entre ellos la pareja que habitaba la vivienda.

Pasadas las cinco de la madrugada un furgón de una funeraria se llevaba los primeros restos y a primera hora de la mañana de este lunes ha sido también encontrado el cuerpo de la menor de seis años.

Lugar en el que han encontrado el cadáver de Sandra.

Lugar en el que han encontrado el cadáver de Sandra.

Cerro Blanco es un barrio muy deprimido de Dos Hermanas y donde campan los traficantes de drogas y los chavales sin futuro, como los que asistían esta madrugada al levantamiento de los cadáveres. En una calle llena de basura y bajo los ladridos de perros callejeros.

Los investigadores de la Policía Científica tuvieron que romper y picar el hormigón que tapaba el pozo cegado del patio con ayuda de maquinaria aportada por la Unidad Militar de Emergencias con base en Morón de la Frontera (Sevilla) y de los bomberos.

Los trabajos, según explicó una portavoz policial a EL ESPAÑOL, comenzaron este sábado por la tarde dentro de esta vivienda. La casa permanecía deshabitada desde hace unos quince días según una vecina, que en cambio no quería decir al periodista, por miedo, los nombres de la pareja detenida que vivía allí con sus hijos, dedicada al narcotráfico según daban a entender en un corro.

El domingo pasado se produjo un tiroteo en la calle Manzanilla, detrás justo de esta calle, en el que un hombre resultó herido con siete impactos de bala, aunque la Policía no ha explicado si tiene relación con el triple crimen descubierto este fin de semana. La titular del Juzgado de Instrucción 19 de Sevilla que investigaba la desaparición de la familia había declarado secreto el sumario.

La familia de Sandra Capitán y el padre de su hija Lucía denunciaron su desaparición después de comprobar que se habían ido o se las habían llevado de casa abruptamente a la hora del almuerzo del sábado 16 de septiembre.

Al entrar en el piso de alquiler donde vivían madre e hija con su nueva pareja turca, en el número 10 del conjunto Nueva Bellavista, los familiares se encontraron la comida a medio hacer en la cocina y detectaron que ella sólo se había llevado su bolso. Los dos coches de la pareja seguían aparcados en la calle. Los vecinos explicaron a este periódico que no escucharon ningún ruido.

El novio de ella también estaba desaparecido desde ese día, y la hipótesis principal era que la familia hubiera huido o se la hubieran llevado a la fuerza por un ajuste de cuentas relacionado con el narcotráfico.

Al novio, con una detención por tráfico de drogas de 2001, entre otros antecedentes policiales, se le relacionaba con un clan de traficantes asentado en el Polígono Sur de Sevilla, el barrio donde vivía antes Sandra y donde la pareja se conoció.

La Policía no ha informado hasta ahora de la identidad de este hombre, como tampoco quiso hacerlo la familia de la joven desaparecida cuando denunció su desaparición ante los periodistas.

Se trataba, como ha adelantado Abc citando fuentes policiales, de un importante traficante de heroína turco llamado Mehmet, que está casado en Turquía con la hermana de uno de los principales traficantes de heroína en Europa, el también turco Urfi Cetinkaya alias El Paralítico.

Mehmet sería desde hace años (consta una detención en una redada antidroga de 2001) el hombre de confianza en España de El Paralítico y tendría relaciones con clanes de narcos gitanos asentados en algunos sectores del Polígono Sur de Sevilla. Abc añade que El Paralítico habría ofrecido una recompensa de cinco millones de euros por noticias sobre lo ocurrido a su cuñado.

La casa en el barrio de Cerro Blanco donde han encontrado a los tres desaparecidos y presumiblemente asesinados está a 11 kilómetros en coche (unos 14 minutos) del piso de donde desaparecieron en Bellavista, barriada periférica de Sevilla capital.

El Cerro Blanco colinda con el barrio de Los Montecillos de Dos Hermanas, donde se producen también frecuentes casos de delincuencia organizada.