Los creadores han 'exportado' su fiesta a ciudades como Londres, Estocolmo o Estambul.

Los creadores han 'exportado' su fiesta a ciudades como Londres, Estocolmo o Estambul. Chris Phillips

Reportajes PARTICIPAN MÁS DE 400 'ATLETAS'

Las I 'Pornolimpiadas' del sexo: las fiestas donde cuanta menos ropa lleves, menos pagas

Una pareja de jóvenes afincados en Berlín lanzan un nuevo concepto de pornografía con fiestas donde prometen “noches de competiciones y encuentros sexuales lúdicos”. Planean organizar una próxima en la ciudad condal: de Barcelona 92 a las 'Pornolimpiadas'.

Salvador Martínez

Río de Janerio 2016, Londres 2012 o Pekín 2008 son sólo las tres últimas citas olímpicas en las que la pareja Raquel Fedato y Chris Phillips se han inspirado para organizar su próxima "fiesta sexual": las Pornolimpiadas. Un evento que se celebrará este sábado en Berlín y para el que se promete “una noche de competiciones y encuentros sexuales lúdicos”. Asistirán a él más de 400 atletas que pagarán en la puerta para entrar en función de la ropa que lleven encima: 15 euros costará ir en vaqueros y 11 euros ir desnudo.

Las fiestas de los Fedato-Phillips se han convertido en la "fiesta sexual" de referencia en Berlín y la están exportando a otras ciudades europeas. Fedato prefiere utilizar el término de "fiesta sexual" antes que el orgía. “Aquí la gente viene a hacer lo que quiere, si quieres bailar y ya está, está bien, pero si quieres ir a un sitio a tener sexo, también está bien”, dice a EL ESPAÑOL esta joven emprendedora brasileña nacida en São Paulo.

Raquel Fedato y Chris Phillips, creadores de las

Raquel Fedato y Chris Phillips, creadores de las "fiestas sexuales" que triunfan en Berlín

Las Pornolimpiadas no serán tan masivas como los últimos Juegos Olímpicos en los que participaron más de 11.200 atletas. Sin embargo, este sábado sí podrán contarse fácilmente hasta 400 asistentes en la fiesta nocturna que se celebrará en el edificio de la Alte Münze, una antigua fábrica de monedas disponible ahora para acoger eventos.

Fedato, licenciada en Ciencias Empresariales, se ocupa de todo lo tiene que ver con el negocio y organización de estas fiestas. Éstas son, en realidad, fruto de de un proyecto llamado Pornceptual. Éste consiste en una plataforma que da cabida a contenidos pornográficos, una tienda de complementos y ropa erótica y, entre otras cosas, una revista que lleva el mismo nombre.

FIESTAS CON MUCHO SEXO

Por su parte, Phillips, antropólogo y fotógrafo, se ocupa del aspecto artístico del proyecto. De hecho, es el único que puede acceder a la fiesta con una cámara fotográfica o un teléfono móvil para poder inmortalizar -parte- de lo que se vive dentro. Las fotografías las realiza en un punto del recinto empleado para la fiesta en el que los invitados posan voluntariamente. Gracias al objetivo de Phillips quedan inmortalizados momentos de contenido erótico y pornográfico. En sus clichés caben ménage à trois entre hombres, felaciones y hasta escenas de masturbación masculina y femenina. Phillips ha podido incluso retratar con el consentimiento del fotografiado a un hombre posando mientras parece dilatarse el ano introduciéndose en el recto un bote de patatas fritas Pringles.

Las fiestas suelen estar organizadas en locales amplios con zonas para practicar sexo

Las fiestas suelen estar organizadas en locales amplios con zonas para practicar sexo Chris Phillips

Otras prácticas sexuales ocurren a espaldas de Phillips. “En las fiestas hay mucha gente teniendo sexo, pero lejos del punto en el que la gente se para a posar. Quienes vienen a ser retratados pueden hacer lo que quieran, porque nosotros no los vamos a exponer sin su consentimiento”, explica este joven nacido en Brasilia hace 31 años.

Los asistentes no tienen permiso para tomar imágenes de ningún tipo de la fiesta. Ni siquiera pueden hacerlo fotógrafos o videógrafos profesionales. “Nosotros creamos un espacio en el que la gente pueda explorarse a sí misma, siempre respetando la privacidad. Mucha gente está desnuda, o semi-desnuda, los hay que pueden no querer que sus conocidos sepan que fueron allí. Es un momento privado. Es muy importante preservar esto”, eamplía Fedato.

LA ENTRADA: VESTIDO 15 € - DESNUDO 11 €

El aspecto con el que presentarse a la fiesta es un elemento muy importante. Tanto es así que el precio de la entrada varía, en función de cómo se vaya vestido o falto de ropa. Ir vestido como cualquier otra noche de fiesta cuesta 15 euros. Presentarse medio desnudo o con un disfraz relacionado con el tema de la fiesta – las “Pornolimpiadas” este sábado – deja la entrada en 13 euros. Llegar desnudo permite la entrada por 11 euros.

“Ofrecemos diferentes precios porque, al final, ésta es una fiesta sexual, la gente aquí no viene en vaqueros y ya está, no se puede venir a ver qué pasa. Hay que venir a participar en el evento”, sostiene Fedato.

Asistentes a la fiesta de temática

Asistentes a la fiesta de temática "resistencia" y de "ensueño" Chris Phillips

Entrar no es gratis porque en la fiesta se ofrecen instalaciones, performances de arte erótico, actuaciones de DJs en tres salas de baile diferentes. “Tenemos muchísimo espacio, también hay una habitación oscura, muchos rincones para los que buscan intimidad”, añade Fedato. Alude así a los espacios donde resulta más fácil mantener relaciones sexuales en las trece horas que dura la fiesta que ella y Phillips organizan este fin de semana. Comienza este sábado a las 23H00 y termina el domingo a las 12h00.

Sol, una madrileña afincada en Berlín de 37 años, ha asistido a alguna de estas fiestas. "Las fiestas de Pornceptual son muy normales, para nada sórdidas, son super alegres, en ellas la gente se divierte y sí, los hay que quitan la ropa y tienen encuentros sexuales”, dice Sol a EL ESPAÑOL. En lo que al sexo se refiere, ciertamente, Fedato y Phillips no están inventando nada. En Berlín existe un buen número de clubes y locales en los que se puede salir y acabar teniendo sexo.

Sol, profesora universitaria de márketing y comunicación empresarial afincada en Berlín, apunta que los encuentros sexuales en las noches de fin de semana no son nada nuevo. “Eso ocurre en cualquier bar también, lo que pasa que con más ropa. Es algo super normal salir a ligar y satisfacer determinados deseos saliendo”, afirma esta española.

Ella es uno de los responsables de Grover, una compañía tecnológica berlinesa vinculada a las “Pornolimpiadas”. Esta compañía facilitará en esa fiesta la tecnología para la instalación del artista Corey Schneider. Dicha obra planteará una inmersión visual a los asistentes a través de proyecciones de imágenes sobre el tema del cuerpo humano y la tecnología.

PÚBLICO 'LGBT' Y HETEROSEXUALES

Fedato plantea que algo que diferencia el ambiente erótico-festivo de fiestas como las Pornolimpiadas es que los asistentes “no son las típicas personas que irían a un club o un local de swingers [intercambios de pareja], porque mucha gente en realidad viene a nuestra fiesta asistiendo por primera vez a una fiesta sexual”. Pero “a partir de esa primera vez, la gente se libera y se siente luego con más ganas de participar en las 'actividades' de la siguiente, por decirlo de alguna manera”, sostiene la joven brasileña.

Sol, por su parte, entiende que la labor festiva de “Pornceptual es destacable porque nos hace cambiar a idea establecida - por nuestra tradición católica - de que el sexo pertenece a la esfera privada y lo convierte un una fiesta multitudinaria, normalizándolo y acercándolo a la esfera de lo público”. “El sexo es una pulsión común y universal, Pornceptual abre lugares para celebrar que somos seres sexuales, haciendo de ello algo social y político”, agrega la responsable de Grover.

De las Olimpiadas a la fábrica: las fiestas del sexo en las que cuanta menos ropa, menos pagas por entrar

De las Olimpiadas a la fábrica: las fiestas del sexo en las que cuanta menos ropa, menos pagas por entrar Chris Phillips

La edad del público que acude a estos eventos varía entre los 20 y los 35 años, según sus organizadores. “Pero también hay gente más mayor”, sostiene. En su mayoría, el público es parte del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), pero también acuden heterosexuales.

A los asistentes siempre se les invita a venir ligeros de ropa pero disfrazados en torno a temas muy variopintos como el futurismo, el surrealismo, halloween, la sanidad, la resistencia en la guerra de guerrillas o el universo ruso. En la fiesta de éste último tema había asistentes vestidos con poco más que una gorra del extinto Ejército soviético.

En total, Fedato y Phillips llevan unas 50 fiestas organizadas a sus espaldas. En ellas está presente el proyectoMancheck, dedicado especialmente a la prevención de enfermedades venéreas, dando preservativos gratuitos a los asistentes. También facilitan información relativa a cómo practicar sexo seguro y al uso responsable de drogas.

Además, hay un equipo en el staff que se ocupa por velar por el buen desarrollo de la fiesta. Es “un equipo dedicado a vigilar de que todo está bien, que no hay acosos, homofobia, transfobia, porque no toleramos este tipo de comportamientos”, sostiene Fedato. “La gente que no respeta estas reglas es obligada a dejar la fiesta, para eso está también este equipo, que se ocupa igualmente de que no haya nadie sintiéndose mal y, si la hay, se ocupan de ella”, agrega.

EL PASADO MES DE OCTUBRE EN BARCELONA

El próximo mes de agosto se cumplirán cuatro años de la primera fiesta de Pornceptual. Desde Berlín, Fedato y Phillips han logrado exportar su concepto de celebración erótico-festiva a ciudades como Londres, Estocolmo o Estambul. También han trabajado en Estados Unidos y, en suelo español, realizaron un evento el pasado mes de octubre en la galería de arte Mutuo, en Barcelona.

Allí exhibieron algunas películas, pero no trataron de hacer algo similar a lo de este fin de semana. “Trataremos de hacer algo en Barcelona de nuevo”, apunta Phillips al ser preguntado sobre la posibilidad de organizar una de sus “pornofiestas” en España. En Brasil, país del que vienen los responsables de Pornceptual también ha desarrollado varios eventos.

No es fácil trasladar un concepto como el que desarrollan en Berlín al suelo brasileño, “porque allí la gente puede estar muy liberada durante el Carnaval de Brasil, pero al margen de esos días, el resto del año, la gente pude ser en general muy homófoba, sexista y conservadora”, subraya Phillips.

Pese a que los dos responsables de Pornceptual tienen en mente dar una cierta dimensión internacional al proyecto, Fedato dice lo quieren “mantener lo más underground posible”. Ella y Phillips mantienen abundantes sinergias con otros artistas de Berlín y de otras partes del mundo.

En las fiestas del sexo promovidas por Raquel y Chris siempre hay una temática central

En las fiestas del sexo promovidas por Raquel y Chris siempre hay una temática central Chris Phillips

Su idea del erotismo y la pornografía no tiene nada que ver con lo que ellos consideran convencional o mainstream. “Estamos tratando de explorar los límites de la pornografía y del arte. Somos gente que nos preguntamos qué es el arte y qué es la pornografía”, dice Fedato.

Pornceptual, que también da nombre a una revista de arte y pornografía escrita en inglés de la que Fedato y Phillips son responsables, plantea este interés por ver el erotismo de otra manera, vinculándolo con la creación artística. La revista lleva publicados dos números que rápidamente quedaron agotados. En el primero podía leerse un “pornifesto”, un manifiesto sobre pornografía, con diez ideas fundamentales. En él se entiende que la pornografía es, entre otras cosas, “una experiencia estética”, “una herramienta de liberación sexual”, “la última expresión del arte”, “libertad visual” porque “no conoce límites ni gustos, ni fronteras geográficas ni culturales”.

CONTRA LA PORNOGRAFÍA CONVENCIONAL

A pesar del habitual reproche que se le hace a la industria de la pornografía según el cual este sector explota sexualmente a seres humanos, especialmente a las mujeres, el décimo y último punto del manifiesto de Fedato y Phillips no atiende a razones. “La pornografía no explota. Nosotros explotamos la pornografía”, se lee en dicho documento.

“Nosotros no estamos de acuerdo con el modo en que la industria del porno suele tratar a la gente, porque suelen utilizar a los modelos, por ejemplo, y luego los olvida. Nosotros queremos hacer algo diferente”, apunta Phillips. “Trabajamos estando muy implicados desde que hacemos la selección de modelos, también tratamos de involucrarlos en el proceso creativo. El tipo de producto, cómo se hace y cómo se prepara es diferente”, agrega.

El modo de trabajo que describe recuerda al tipo de consideraciones que tienen en el mundo del cine para adultos realizadores como Erika Lust, cineasta sueca afincada en Barcelona. Ella es uno de los máximos exponentes del porno feminista o alternativo. Parecidos a parte, Phillips y Fedato van a seguir sirviéndose de imágenes eróticas y de sexo explícito para atraer a gente interesada en liberarse, más o menos, en los espacios preparados para la ocasión. Este fin de semana es en las “Pornolimpiadas”.

Después de esa cita, la próxima gran fiesta será el 2 de agosto. Ese día se celebra el cuarto aniversario de Pornceptual.