Una asociación contra el acoso escolar en Asturias ha denunciado varios casos del juego 'El abecedario del diablo'; en la imagen, un niño de ocho años con heridas infligidas por otro compañero.

Una asociación contra el acoso escolar en Asturias ha denunciado varios casos del juego 'El abecedario del diablo'; en la imagen, un niño de ocho años con heridas infligidas por otro compañero. Cedida

Reportajes CASOS LOCALIZADOS EN ASTURIAS

Así es 'El abecedario del diablo': el juego sádico que impone a los niños una herida por cada letra

Lo hacen para entrar en un club, para sentirse aceptados. Los primeros casos han sido localizados en Asturias. El 'juego' consiste en que un líder provoca heridas a la víctima por cada letra del abecedario. A muchos les ha recordado a la nueva moda de la 'Ballena Azul', que culmina con el suicidio del menor.

Cada letra del abecedario es una herida. Así es el juego similar al de la 'Ballena Azul' que ha hecho saltar las alarmas en los centros educativos de Asturias. Las reglas sádicas del juego, conocido como 'El abecedario' o 'El abecedario del diablo', demuestra que el maltrato entre menores existe. En este caso, un niño debe recitar cada letra del abecedario, de la A a la Z, y decir una palabra que empiece con cada una de las letras. Otro niño le pellizca, rasca o araña en las manos, cada vez más fuerte, por cada término que pronuncie la víctima. Hay versiones incluso más peligrosas aún, que incluyen tijeras o punzones. El líder inflige heridas dolorosas de entre tres y cinco centímetros que tardan días en cicatrizar y pueden generar complicaciones.

La Asociación Contra el Acoso Escolar de Asturias (ACAE) pide a docentes, padres y madres que estén atentos para detectar estas marcas. La Policía Nacional no ha registrado ninguna denuncia, aunque conoce varios casos, y actúa de oficio en los centros para atajar el problema.

ACAE ha dado la voz de alarma tras detectar un caso en el centro educativo de Mieres. Así lo explicaba la plataforma en su página de Facebook: "Este juego comenzó en un colegio concertado de Mieres. Lamentablemente, el jefe de estudios, como es habitual, negó que hubiese más casos. Por desgracia, las llamadas de padres y madres aumentan esa cifra hasta un número alarmante. ¿Dónde está la Consejería de Educación y su máximo representante?".

El primer caso ha sido detectado en un centro educativo de Mieres (Asturias).

El primer caso ha sido detectado en un centro educativo de Mieres (Asturias). Cedida

La asociación ha colgado fotos que demuestran que hay más de un caso. "Estas manos que veis son de un niño de ocho años al que una compañera pidió que se las hiciera para entrar en el club. Es muy importante detectar estas heridad en ambas manos, buscar quién lo ha iniciado y hasta dónde llegar. A partir de ahí, ir al centro de salud y a comisaría a hacer una denuncia".

Según informa La Nueva España, una madre de Mieres, que prefiere no revelar su identidad, vio que su hijo de ocho años "tenía dos heridas en carne viva en el dorso de sus manos". Tras insistirle, el pequeño confesó que se las había hecho "jugando al abecedario". La presidenta de la ACAE, Encarna García, apunta que "las reglas siguen un patrón de maltrato: hay un niño o niña que es el líder y que elige a las víctimas. Estas tienen que pasar por el 'ritual del abecedario' para entrar a formar parte del club".

Según García, "hay padres que han respondido a este caso asegurando que son 'cosas de niños', pero nosotros creemos que hay un fondo más complicado en este tipo de prácticas y que pueden ser la semilla o un síntoma de los casos de bullying". Además, a nivel físico, las heridas pueden tener complicaciones. Especialmente entre los niños y niñas que padecen diabetes u otras enfermedades que dificultan la cicatrización. Por eso instan a vigilar las lesiones, ya que "los niños suelen intentar ocultar a los adultos para evitar preguntas y acusar a sus amigos".

Similar a la 'Ballena Azul'

A muchos este juego, que de juego no tiene nada, les ha recordado al de la 'Ballena Azul'. Este otro consiste en un reto de 50 días en los que la víctima tiene que pasar varios desafíos. Todos deben ser grabados y enviados al administrador. Si la persona quiere salir recibe amenazas de hacerle daño a él o a su familia. El día 50 culmina con el suicidio del participante.

Los retos van de un nivel de dificultad bajo a uno más alto (más peligroso o arriesgado). Comienzan con peticiones como "despiértate a las cuatro de la madrugada y ve películas de miedo", "dibuja una ballena en una hoja de papel" o "levántate a las cuatro de la madrugada y súbete a un tejado"; estas se combinan con otras que ya incluyen la autolesión como "corta tu brazo con una navaja a lo largo de las venas", "córtate el labio" o con un riesgo como "súbete a una grúa" o "súbete a un tejado y deja las piernas colgando". Se busca, además, el aislamiento con el mundo exterior ("hoy no hables con nadie en todo el día", dice la prueba número 28), solo con otras 'ballenas' (otros jugadores). El último paso, el 50, es "salta de un edificio muy alto, toma tu vida".

Imagen de una de las pruebas que realizan quienes juegan a la Ballena Azul.

Imagen de una de las pruebas que realizan quienes juegan a la Ballena Azul.