Peña Barcelonista de Linares. Allí no están para nada de acuerdo con la postura del club: Esto ya se ha salido de lo normal”

Peña Barcelonista de Linares. Allí no están para nada de acuerdo con la postura del club: "Esto ya se ha salido de lo normal” Cedida

Reportajes Fútbol y política

Cómo sentirse español y ser de una peña del Barça y no morir en el intento

"En el Camp Nou no puedes sacar tranquilamente una bandera de España". Esto es lo que afirma Ignacio Mairal, presidente de la Peña Barcelonista de Jaca. Como él, muchos aficionados de toda España critican la decisión del club de adherirse al referéndum independentista. Una semana después de esa decisión, EL ESPAÑOL hace un viaje por la España culé.

Noticias relacionadas

Cuando Ignacio Mairal y otros miembros de la Peña Barcelonista de Jaca (Aragón) fueron a Roma en el año 2009 a ver la final de la Champions entre el Barça y el Manchester United, se quedaron con la sensación de que uno no puede estar tranquilo y exhibir los colores de la bandera nacional mientras ve sobre el césped el azul y el grana de sus amores. “No te pueden faltar al respeto por hacer eso. Una chica la sacó y al momento tenía a todos encima, no físicamente, pero al instante le estaban increpando”, explica el presidente de la peña aragonesa a EL ESPAÑOL.

Este sábado celebraron su 20 aniversario. En Jaca, una localidad merengona de pro, los miembros de la peña blaugrana se sienten como un pequeño reducto galo que resiste con su particular amor futbolístico. Sin embargo, la decisión del Fútbol Club Barcelona de adherirse al referéndum para la independencia de Cataluña ha sido una iniciativa que no ha caído muy bien entre los socios. “Todo lo que sea mezclar política y deporte nos parece nefasto. A mí personalmente, y a muchos de la peña, escuchar cómo el estadio se pone a cantar en el minuto 17 del partido pidiendo la independencia no me gusta nada”, explica Mairal.

El presidente de la peña se refiere al momento en el que cada partido llega al minuto 17:14 y el estadio canta jugando con la fecha de 1714, cuando Cataluña perdió la guerra de Sucesión frente a Felipe V. Es entonces cuando el estadio, en cada encuentro, se convierte en un coro que vocifera: in-inde-independencia. Son estas y otras actitudes las que le llevan a Mairal a afirmar que el Camp Nou no es espacio para una sensibilidad distinta a la catalana. “En el Camp Nou no puedes sacar tranquilamente una bandera de España”, asegura.

La Peña Barcelonista de Jaca tiene 115 socios entregados a la pasión azulgrana. Y eso que hace unos años apenas era unos 40. Estaban al borde de desaparecer. Entonces Ignacio y algunos de sus amigos se pusieron manos a la obra y se hicieron cargo de la asociación. “Hicimos un llamamiento y la gente respondió”, explica. Ahora goza de buena salud, viajan un par de veces al año al Camp Nou a ver a su equipo y se reúnen los fines de semana para ver el partido de turno.

Sin embargo, algo que en los últimos días se está hablando mucho es el tema del referéndum independentista, algo que en esta peña no ha sentado nada bien. “Yo lo respeto. Me parece muy bien, pero que respeten si yo quiero ir al Nou Camp con la bandera de España y el escudo del Barcelona. Eso lo tienen que respetar”.

Entre los socios el asunto está siendo muy comentado. Sobre todo lo que podría pasar si Cataluña se independizase contando, como cuenta, con el apoyo de la entidad blaugrana. “Yo, porque soy muy, muy culé, pero habría mucha gente que yo creo que hasta dejarían de seguir al equipo”.

Adhesión al referéndum

La estelada preside habitualmente, de un modo o de otro, la bancada del estadio azulgrana.

La estelada preside habitualmente, de un modo o de otro, la bancada del estadio azulgrana. Efe

Sucedió el pasado sábado. El mismo día que jugaban -y ganaban 4-1 al Villarreal- el FC Barcelona decidió, de la mano de su presidente Josep Maria Bartomeu, adherirse a la campaña a favor del referéndum pactado sobre la independencia de Cataluña. La campaña está impulsada por una plataforma creada a propuesta del Parlament y con el apoyo del gobierno catalán. Han pasado dos meses desde que comenzó la campaña y ya se han recogido más 400.000 firmas. Sin embargo, lo que no se había visto hasta ahora es que un club tan universal, cuyos socios son legión allende las fronteras catalanas, exhiba con tanta claridad una posición política favorable en un tema tan polémico en los últimos años.

El comunicado del club para anunciar esa postura fue escueto y breve, pero muy claro. “El FC Barcelona informa que se adhiere al Pacte Nacional pel Referèndum, la campaña de adhesiones para recoger el apoyo de instituciones, entidades, electos, y particulares, de dentro y de fuera de Catalunya, para la celebración de un referéndum sobre el futuro político de Catalunya”. Ni más ni menos. Desde entonces, el debate está servido entre socios, peñistas y aficionados.

La plataforma que monitoriza esta iniciativa se formó el pasado 23 de diciembre a propuesta del Parlament y del gobierno catalán. Se trata de alcanzar, asegura este manifiesto, un acuerdo que establezca “las condiciones y garantías justas y necesarias” para la celebración de un referéndum “reconocido por la comunidad internacional”, cuyo resultado deberá ser “políticamente vinculante y efectivo”. ¿El fin? Que los catalanes “puedan votar sobre su futuro político como nación”. Desde ahora el FC Barcelona apoyará con sus propios medios la consecución de tal objetivo.

Hace ya tiempo que el club culé es más que uno de los dos equipos que reinan en la Liga Española. El proceso vivido desde hace 25 años hasta ahora lo han catapultado a una dimensión mundial. Según un estudio de la consultora PR Marketing que analiza las camisetas vendidas entre los años 2011 y 2016, el club azulgrana vende 1.278.000 camisetas al año. Se trata del tercer club que más elásticas coloca en el mercado por detrás del Real Madrid y el Manchester United. Ese nivel de globalización futbolístico lo alcanza la entidad catalana en el ámbito de los seguidores. El Barça posee un total de 1.444 peñas. 677 de todas ellas se encuentran en lo que el clun denomina zona 1 (Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares). En el resto de España son un total de 675 peñas; fuera del territorio español poseen 92. Un club que es ya eminentemente universal.

Esa mezcla de fútbol y política no ha hecho sino dividir a las peñas barcelonistas fuera de Cataluña. Los seguidores más acérrimos del club repartidos por la geografía española se debaten entre quienes apoyan a su club pese a que se ha inclinado claramente por una posición política y quienes critican claramente esa adhesión a las proclamas independentistas. EL ESPAÑOL habla con peñas de toda la geografía española acerca del club de sus amores y las posiciones políticas de sus dirigentes.

Las peñas en contra de la posición del club

Peña Barcelonista de Jaca. En el Camp Nou no puedes sacar tranquilamente una bandera de España.

Peña Barcelonista de Jaca. "En el Camp Nou no puedes sacar tranquilamente una bandera de España". Cedida

Daimiel es un pequeño rincón en la provincia de Ciudad Real. Se trata de un lugar de naturaleza y de largos paseos por el Parque nacional de Las Tablas. Allí viven 18.000 personas de las cuales, según cuenta Francisco Rodríguez Portugués, presidente de la peña Barcelonista de Daimiel, la mayoría son madridistas. “Es territorio comanche total. Es el motivo por el que todos tenemos sede social: en los bares no se puede ver el fútbol porque hay mucho merengue. Si nuestra peña tiene 80 socios, la del Madrid tiene 700”, explica a EL ESPAÑOL.

Cuando en la peña se saca el debate sobre la postura del club ante el referéndum por la independencia, rápidamente se genera debate. También ha tenido consecuencias a nivel de socios. “Es un tema importante Se ha borrado mucha gente de socio por el tema político. Se quitaron ocho o nueve personas por este asunto, porque no les gusta ni un pelo. Pero vamos, que otros han cogido su sitio y no deja de apuntarse gente. Pero que algunos se han ido, es un hecho”, explica Rodríguez.

La de Daimiel es una de las más antiguas de toda Castilla-La Mancha. La fundaron hace 32 años, en 1985 con el fin de llevar el amor hacia el club blaugrana hacia el interior de España. “La peña ha viajado a todos lados detrás de nuestro equipo: Málaga, Coruña, Sevilla, Valencia Bilbao, Barcelona… Qué mejor que viajar siguiendo al mejor club del mundo”.

El problema del independentismo está creando debate entre los peñistas. “Nunca he tenido ningún problema con nadie. Tampoco con el pueblo catalán. Defiendo al Fútbol Club Barcelona, a Cataluña y a los catalanes, pero el nacionalismo tiene mucho poder respecto a socios, instituciones, gobierno. Eso al final repercute. Un club de fútbol, además, no debe posicionarse políticamente, pero el Barcelona es que está muy presionado”, explica el presidente de la peña de Daimiel.

Algo similar es lo que se debate en el seno de la Peña Barcelonista Soriana. Se fundó en 1991, hace 26 años. Como en Castilla-La Mancha, Soria es un lugar muy madridista, quizá por su cercanía a la capital.Por eso el mérito de fundar una peña en un lugar de aficionados típicamente blancos. “Hace 20 años no veías chavalillos por la calle con una camiseta del Barça. Ahora es lo más normal. Desde que llegó Cruyff como entrenador, se dice que el Barcelona es más que un club: por el equipo, sí, pero también por la infraestructura, por la masa social, por el estadio, etc.”.

Peña Barcelonista de Daimiel (Ciudad Real): El nacionalismo tiene mucho poder de influencia.

Peña Barcelonista de Daimiel (Ciudad Real): "El nacionalismo tiene mucho poder de influencia". Cedida

La independencia, el referéndum y la postura del club en cuanto al nacionalismo en Cataluña es algo que se lleva debatiendo años en el seno de la asociación. “Cuando hablas con ellos en el Congreso mundial de peñas sale el tema. Cuando vienen aniversarios se lo comentamos. Que nosotros no queremos la política en el Barcelona, porque el deporte es el deporte. Nada más. Tenemos un país muy bonito y que tengamos que sufrir esto en Cataluña y fuera de Cataluña no está bien”.

En la Peña Barcelonista Soriana se deja muy claro que la única bandera que existe es la del Barcelona. No están a favor de la posición del club, ni tampoco de que Cataluña se independice de España, pero saben que la gente en Cataluña es de otra manera a como parece tras la fachada del independentismo con el que algunos grupos políticos tratan de englobar a toda la ciudadanía de la comunidad. “Yo veo una bandera de Cataluña y son españoles todos mientras no demuestren lo contrario. Y voy todos los años a Barcelona y créete que es una delicia el trato que te da allí todo el mundo. Les tenemos por gente muy trabajadora y educada. Luego hay cuatro borregos que son los que están fastidiando el tema”.

Como ellos, la peña El Centenario de Linares tiene una opinión similar con respecto a la posición del FC Barcelona en cuanto al referéndum. Manuel es el presidente de esta asociación, eminentemente familiar, de padres, hijos y abuelos culés en Jaén. “Yo soy del Barça desde que tengo uso de razón. Y no estoy de acuerdo con el independentismo”, explica a este periódico. Para combatir esa postura del club, la peña que preside ha tomado una decisión: mandar una reclamación a la Federación de Peñas del Barcelona en Andalucía a modo de protesta. “Le hemos mandado un escrito diciendo que no estamos conformes. Un equipo de fútbol no tiene por qué meterse en política. Esto ya se ha salido de lo normal”.

Ha sentado muy mal la postura del club en ese asunto. “La masa social del club es muy grande fuera de Cataluña. No sé si hay alguien que les obliga a salir y decir eso, pero se equivocan totalmente. En Jaén muy poquitas peñas estarán de acuerdo con esto. A mí me da exactamente igual, sigo siendo del Barça pero creo que, como club, deberían mantenerse al margen”.

A favor del referéndum

Peña Barcelonista Alcalá de Henares. Algunos de sus miembros defienden el derecho del club a sumarse a la iniciativa soberanista.

Peña Barcelonista Alcalá de Henares. Algunos de sus miembros defienden el derecho del club a sumarse a la iniciativa soberanista. Cedida

Hace dos años, en el verano del 2015, hubo elecciones a la presidencia del Barça. Por aquel entonces las tesis del independentismo ya estaban en boga y la hoja de ruta en marcha. Se presentaban cuatro candidatos a ocupar el sillón principal en la cabecera del club: Josep Maria Bartomeu, Joan Laporta, Agustí Benedito y Toni Freixa. Uno de los hitos curiosos de aquella carrera electoral a presidir el FC Barcelona fue que los cuatro posaron con la camiseta del Barcelona que aquel año emulaba a la senyera para manifestar su apoyo al plan secesionista. El acto tuvo lugar en el templo del barcelonismo: el Camp Nou.

Esta no es, por tanto, la primera vez que el club se sitúa en una posición inclinada hacia preferencias independentistas. Sí que se trata de la primera vez que lo hacen de una forma tan clara y contundente. La primera vez que se pronuncia como entidad al respecto.

Al contrario que las opiniones reflejadas más arriba, no solo las hay contrarias a la decisión adoptada por la directiva del FC Barcelona. También muchas otras peñas han manifestado que no ven mal que el club quiera permitir la consulta promovida desde la Generalitat y el Parlament catalán.

La peña Barcelonista de Marín tiene 161 socios; se lo pasan bien año tras año entre viajes, pulpeiras y viendo todos juntos los partidos de su equipo. La mitad de los integrantes de la peña son mujeres. Llevan 27 años en activo y no parece que se vayan a detener. Su presidente, Salvador Cerviño, asegura que hay cosas más importantes. Se trata de algo que, en definitiva, no les quita el sueño: “En una peña de 160 socios las opiniones son como lo culos, todos tenemos uno. Pero todo esto no nos genera ningún debate, ningún comentario. La gente viene solo a disfrutar del partido”.

Peña Barcelonista de Jaca. En ella muchos de sus integrantes lo pasan de miedo viajando de un lado a otro de la península con el equipo de sus amores.

Peña Barcelonista de Jaca. En ella muchos de sus integrantes lo pasan de miedo viajando de un lado a otro de la península con el equipo de sus amores. Cedida

Cuando se le pregunta por la adhesión al referéndum, lo tiene claro: “Lo anormal sería que no lo apoyara. Se le echarían encima todos los socios. Cualquier persona estará a favor de que el pueblo opine. Evidentemente, el Barça es un equipo catalán y se debe a lo que quiera su masa social. Pero es algo que no me preocupa. Me preocuparía lo que pasara después. Y también, y sobre todo, la renovación de Messi, que ganemos la Liga y la final de la Copa del Rey”.

Una opinión similar tienen algunos de los miembros de la peña más antigua de Madrid, la Peña Barcelonista de Alcalá de Henares. Son unos 50 socios. Nació en el año 1968 y lo tuvieron muy complicado. Eran tiempos difíciles para ser del Barcelona. Ser culé en Madrid, todavía hoy en día resulta una utopía, pero ellos lo logran y exhiben la bandera de su equipo con orgullo.

Asimismo, José Ignacio Martín, su presidente, asegura que el Barcelona “no apoya el independentismo, sino la celebración de un referéndum. Yo, personalmente, como José Ignacio Martín, estoy de acuerdo en que el club lo apoye”.