El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Vucciria, un nuevo restaurante que busca que Santiago se enamore de la pizza romana

Vucciria abrió sus puertas en Galeras en plena Semana Santa apostando fuerte por la pizza romana: rectangular, servida en pala y con masa fina y crujiente de larga fermentación acompañada por ingredientes procedentes de Italia y producto gallego
Federico Li Volsi, chef de Vucciria.
Quincemil
Federico Li Volsi, chef de Vucciria.
Ofrecido por:

En el barrio de Galeras, en Santiago, huele a pizza desde el pasado viernes. Y no a una pizza cualquiera: en Vucciria es romana, rectangular, servida en pala, con masa fina y crujiente de larga fermentación acompañada por ingredientes procedentes de Italia o por producto gallego.

"Queríamos hacer algo diferente: todo el mundo conoce la pizza, pero este es un estilo diferente que merece la pena probar", explica a Quincemil Miguel Ángel Barreiro, responsable junto a Federico Li Volsi de este nuevo local con vistas al Parque de Galeras.

Más allá de las pizzas romanas -el auténtico protagonista- y el entorno, la propuesta se complementa con vinos italianos, entrantes y postres también inspirados en el país transalpino y con el Aperol Spritz, un combinado apto tanto para acompañar la comida o para la sobremesa como para pasar una tarde en la terraza al sol.

La huelga del transporte retrasó su apertura unas semanas, pero este local que debe su nombre a un mercado de Palermo -tierra natal de Federico- llega buscando complementar la oferta gastronómica de Galeras, un barrio "al que le faltaba una pizzería".

Origen

La idea nace de la mano de los dos socios, Miguel Ángel y Federico, que se conocieron trabajando en otro local en la Avenida de Rodrigo del Padrón. Allí empezaron a comentar, medio en broma, la posibilidad de juntar las pasiones de cada uno: el vino y la pizza.

Esa idea terminó cristalizando cuando se encontraron con la posibilidad de hacerse con un local en Galeras, una zona atractiva, pero menos condicionada por alquileres elevados como en el Casco Histórico. Su intención es centrarse sobre todo en el público local.

“Teníamos muy claro el concepto: queríamos ofrecer algo sencillo, hecho con cariño y dar una buena atención en un local acogedor”, explica Barreiro. Con esta intención comenzó a tomar forma Vucciria, que abrió sus puertas el pasado 15 de abril, en Viernes Santo.

La intención, sin embargo, era empezar antes para llegar a Semana Santa “con algo de rodaje”, pero la huelga de transportes dificultó la llegada de cuestiones fundamentales para una pizzería como el horno o la mesa de trabajo.

“Estaba todo listo, pero el material nos llegó el martes y tuvimos que hacer a toda prisa las pruebas para estar preparados para abrir el viernes”, prosigue. 

La oferta

El producto estrella es, por supuesto, la pizza romana. Federico Li Volsi se enamoró de esa preparación en Il Fornaccio, en Arzúa, donde también se formó. “Antes iba en coche desde Santiago hasta Arzúa solo para comer allí, merecía la pena; quería hacer algo igual aquí”, destaca.

La clave de su preparación es también su larga fermentación: la masa reposa en nevera entre 24 y 36 horas, lo que hace que resulte menos pesada que las de larga fermentación, que “tienen más levadura y esos agentes influyen en la digestión”.

https://www.instagram.com/p/CciLigkghYM/

“La masa así tiene un gusto diferente y hace menos daño al organismo: las fermentadas muy rápido producen mucha sed y pueden provocar dolor de barriga y son más pan, más mazacote”, explica.

En lo tocante a los ingredientes la apuesta es clara: la mayoría de ingredientes son italianos de importación, aunque también hay espacio para elaboraciones con producto gallego, como la pizza con chicharrones y queso San Simón.

Como entrante su propuesta pasa por una tabla de embutidos y quesos italianos, a la que se le irán sumando más preparaciones. “En Italia se estila mucho tomar un aperitivo así a media tarde, acompañado por un Aperol”, detalla Li Volsi.

Precisamente el Aperol Spritz es otro de los atractivos del local: es un combinado muy refrescante “que corta la sed y es ideal tanto como aperitivo como por la noche o con el postre”. La carta de postres, mientras tanto, irá cambiando “para no hacer el mismo siempre”, por lo que se podrá probar desde un “nutellino” -nutella con plátano- hasta tiramisú o tarta de pera.

Las pizzas tienen un solo tamaño, ideal para comer entre dos personas, y existe la posibilidad de que cada mitad sea diferente. Además, es posible pedirlas para llevar con recogida en el local.

La acogida por ahora está siendo muy positiva: se acercó mucha gente del barrio atraída tanto por la propia apertura como por el agradable olor del horno. Con la llegada del verano esperan aprovechar su terraza frente al Parque de Galeras y seguir consolidándose con sus particulares pizzas.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Vivir