El Español
Vivir
|
Moda

Las claves del cambio de armario con Vanesa Travieso, la Marie Kondo gallega

Conocida como @PonOrden en redes sociales, Vanesa Travieso es una organizadora profesional que enseña, aconseja e inspira a sus más de 125k de seguidores en Instagram
@ponorden

Vanesa (@ponorden) ha sido formada con la gurú del orden Marie Kondo y se dedica a la organización de hogares. Para ella, un cambio externo es el primer paso para conseguir uno interior y nuestra casa debe ser un lugar sagrado en el que sentirnos a gusto con lo que nos rodea.

Vanesa Travieso con Marie Kondo

En Galicia, entre el efímero verano y el eterno invierno, existe una incierta pseudoestación llamada “entretiempo”. Durante ese período no hace ni mucho frío a la sombra, ni mucho calor al sol. Puesto que nadie sabe cómo se viste correctamente durante esa época, podría decirse que todo vale: jerseys de lana con sandalias, y catiuscas con vestidos.

Cuando toca cambiar de estación es fácil que la pereza haga acto de presencia y empecemos a retrasar ese necesario cambio de armario, o aún peor, terminar haciéndolo mal. Hablamos con Vanesa Travieso sobre las claves del cambio de armario para el equinoccio otoñal.

Primero de todo, ¿Hay esperanza para los más desordenados? ¿Se puede aprender?

¡Por supuesto! No es aprender, sino acostumbrarse. Una vez que sabes ordenar y organizar bien, planificando dentro de tu espacio y acorde a tus necesidades, no quieres volver a lo de antes. Lo más importante es dar el primer paso y luego mantenerlo adquiriendo hábitos que se conviertan en rutinas.

¿Por qué es importante llevar a cabo un cambio de armario?

El cambio de armario es importante hacerlo para que uno no sienta malestar al abrir el armario por tener prendas que no nos gustan o no encajan con nosotros y la época del año. Debemos estar cómodos y a gusto con lo que tenemos. Las energías estancadas se encuentran en muchas zonas de la casa en las que acumulamos cosas que no movemos. El truco es soltar, ordenar y, si hiciese falta, renovar.

"Nunca guardo nada por si acaso. ¿Por si acaso, qué? Eso es una excusa"

¿En qué épocas del año nos deberíamos plantear ese cambio?

Dos veces al año es suficiente. Dependiendo de dónde vivas, el clima ya te lo va ir pidiendo. Esas temporadas de cambio deben servir para ir descartando lo no nos hemos puesto. No hay que ser muy exigente, simplemente honestos con uno mismo a la hora de decidir si vamos a volver a utilizar esa prenda o ya no.

Vamos con ello. Estamos frente a nuestro armario, cómoda, cajonera, burro… ¿Cuál es el primer paso? ¿Por dónde empezamos?

¡Pregunta del millón! Lo más importante para un buen cambio de armario es estar convencido de que queremos invertir tiempo en hacerlo bien. Podemos hacerlo por partes o podemos “hacer un Marie Kondo”: sacar absolutamente todo y hacer una montaña en el suelo, sobre la cama… para ser conscientes de la cantidad de cosas que tenemos. Otra opción, para los que les da más pereza, es empezar por las perchas e ir poco a poco. El cambio de armario cansa mucho, hay que armarse de paciencia, poner música de fondo y empezar a tomar decisiones, a hacer cambios. Los pasos serían vaciar, limpiar, descartar, categorizar y ordenar.  

¿Cómo saber qué merece la pena guardar y qué es mejor retirar? ¿Cuál es la clave de guardar con lógica?

No se trata de coger y descartar todo, sino de saber si se va a usar o no. Si hay prendas que no te sirven o que no te gustan porque no tienen que ver contigo, no deben quedarse. ¿Para qué me voy a quedar algo que no uso? Hay muchas personas que le podrían dar una segunda vida. Podemos donarlas, regalarlas, venderlas...

No debes de ser muy partidaria de la frase  “lo guardo por si acaso”, ¿no?

¡Por supuesto que no! Nunca guardo nada por si acaso. ¿Por si acaso qué? Eso es una excusa para no deshacernos de algo, por miedo o apego. 

En cuanto a la ropa de temporada, ¿se guarda esperando que tal vez vuelva a ponerse de moda?

Yo no pienso en las modas que van y vienen, me guardo prendas y ropa si me gustan y si las uso. Si guardas una prenda y se pone de moda seis años después, probablemente ni te acuerdes de que tienes esa prenda. O puede que no te valga, esté deteriorada... y al final te acabes comprando otra.

Zapatos y accesorios, una guerra aparte ¿algún consejo para estos grandes olvidados?

Este un tema complicado y largo. Los armarios, por lo general, tienen unas baldas que no sirven para organizar calzado ni accesorios, por eso aquí entra el tema cajitas y colgadores. También debemos observar a nuestro alrededor, porque siempre hay alguna pared en la que poner algún mueble que nos ayude a optimizar espacio.

"Hay días en los que todo está desordenado: el pelo, el armario, los pensamientos... la vida"

A pesar de ser una gurú del orden y la organización ¿Crees que existen días en los que todo, hasta uno mismo, está desordenado?

Hay una frase en mi feed de Instagram que dice “hay un días en los que todo está desordenado: el pelo, el armario, los pensamientos... la vida”. Esto nos pasa a todos, un día estás arriba y otro abajo. A veces todo está del revés. A mí me salva que si esto ocurre, mi casa me equilibra. El hogar es nuestro refugio y si la casa está sin ordenar, entras en una espiral de pereza y malestar. Cuando sientes que has perdido el control y todo es un caos, es un buen momento para ordenar y liberarte.

Dices que tu vida cambió cuando leíste el libro “La magia del orden” de Marie Kondo. Después de muchos años de formación y experiencia, incluso de haber conocido a la mismísima Kondo, ¿has descubierto ya cuál es la magia del orden?

La magia del orden es darte cuenta que no necesitas tantas cosas para vivir feliz. Además de el saber que podemos tomar decisiones sin miedo y que vivimos sin apegos innecesarios. A veces nos cuesta más decidir qué hacer con un vestido que nos pusimos hace 10 años en la boda de nuestra mejor amiga, que cambiar de trabajo. La magia del orden es llegar al punto de decir, tengo esto porque me gusta y me hace feliz.

Vivir