El Español
Vivir
|
Escapadas

Cinco espacios naturales de A Coruña para disfrutar del aire libre "cando acabe todo isto"

Tras muchos días de confinamiento, hoy más que nunca echamos de menos respirar aire puro en plena naturaleza, pasear en libertad, pisar la arena de la playa o mojar los pies en las frías aguas de un río. Te damos cinco pistas sobre algunas de las áreas recreativas más bonitas de los alrededores de A Coruña para que las disfrutes a tope "cuando acabe todo esto"
Ofrecido por:

Más de dos semanas de cuarentena y ya estamos pensando en qué haremos cuando podamos salir a la calle y, curiosamente, no nos vienen a la cabeza planes sofisticados o viajes lejanos. Más que nunca añoramos la sensación de libertad que nos proporcionan las salidas al campo, al monte, a la playa, escenarios naturales que en Galicia tenemos muy cerca de casa y que en este momento de reclusión tanto valoramos. 

Dar un simple paseo, hacer rutas de senderismo, pasar la tarde en familia o con amigos, organizar una barbacoa o jugar en el parque. Todas estas ofertas de ocio están aquí, reunidas en esta cinco propuestas para salir al aire libre por la provincia coruñesa cuando el coronavirus nos lo permita.

Refuxio de Verdes, Coristanco

Refuxio de Verdes

Uno de esos paraísos cercanos que no valoramos como debemos es el Refuxio de Verdes, situado en el Concello de Coristanco, a unos 40 kilómetros de A Coruña. Está situado en un bosque autóctono de ribera, formado por robles o carballos, a ambos lados del río Anllóns. Este río transcurre con fuerza creando una serie de pequeñas cascadas que hacen que en todo el recorrido nos vaya acompañando el sonido del agua. 

El Refuxio de Verdes ofrece muchas posibilidades de ocio, desde comer en su área recreativa, próxima al acceso principal, con mesas y bancos de piedra, hasta admirar los antiguos molinos, hoy restaurados, a los que se llega a través de una cuidada pasarela de piedra. 

Si seguimos camino nos adentramos un sendero al borde del río que, si completamos la ruta, nos lleva hasta Ponteceso a lo largo de 14 kilómetros. A lo largo del camino encontramos más molinos - hay quince en total - que hacen de este recorrido por la frondosidad del bosque un paseo de lo más bucólico. 

Chelo, a orillas del Mandeo

Área recreativa de Chelo

Entre Paderne y Coirós, muy cerca de Betanzos, nos espera esta gran área natural, coto de pesca, que bebe del río Mandeo y nos lleva por paisajes espectaculares siempre a pie de río. En primer lugar encontramos el Aula da Natureza, donde podemos obtener información sobre las distintas rutas de senderismo y aprender sobre el entorno natural que nos rodea. A continuación hay un área recreativa con mesas y zona de barbacoa. 

Lo atractivo de Chelo son las distintas opciones que nos ofrece, ya sea la de comer al aire libre, caminar por sus senderos, cruzar puentes, explorar molinos o acercarnos a las ruinas del Balneario de Bocelo, que estuvo funcionando hasta la década de los 40. También se han habilitado varias rutas de BTT o bici de montaña para que los ciclistas puedan disfrutar de su deporte favorito en el entorno de Chelo. 

Fragas do Eume, el bosque infinito

Fragas do Eume

Es muy probable que todavía no valoremos como deberíamos este magnífico tesoro natural que tenemos en la provincia de A Coruña, muy cerca de Pontedeume. Las Fragas do Eume cobijan uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de toda Europa. Es un territorio casi virgen que se extiende a lo largo y ancho de más de nueve mil hectáreas, entorno , Parque Natural desde 1997 y Lugar de Importancia Comunitaria. 

A lo largo de sus distintas rutas encontramos robles, castaños, abedules, helechos y una fauna tan diminuta como variada: anfibios como ranas, sapos y salamadras conviven en perfecta armonía con aves como el mirlo acuático y el martín pescador. Las fragas son, pues, un perfecto observatorio de naturaleza en todas sus dimensiones y el reino indiscutible del río Eume, que con sus aguas nutre toda la riqueza natural del parque. 

Caaveiro, Fragas do Eume

En el interior del parque natural encontramos también dos viejos monasterios medievales: Monfero y Caaveiro. Los orígenes del primero se remontan al siglo X y actualmente, a excepción de la iglesia, el monasterio se encuentra en ruinas y en fase de restauración. Caaveiro, el más visitado de ambas construcciones, data también del siglo X y se construyó para cobijar a los numerosos ermitaños que vivían dispersos por la zona. En continua restauración, todavía sigue en estado semi ruinoso, pero el encanto de su ubicación en pleno bosque es innegable. 

Área recreativa de Molino Pedroso, Narón

Molino Pedroso

Quien prefiera un entorno natural pero lleno de servicios tiene muchas áreas recreativas que elegir en Galicia. Una de ellas es Molino do Pedroso, una zona de ocio al aire libre situada en Narón, cerca de Ferrol, perfecta para disfrutar un día en familia o con amigos. En sus alrededores puedes encontrar el molino rehabilitado, hoy en funcionamiento, una playa fluvial con zona de arena, un merendero con barbacoas, un parque infantil y hasta un cámping y cafetería. 

Los amantes de las grandes caminatas tienen en esta zona diferentes rutas que rodean el río Xuvia ubicadas en un entorno natural de gran belleza declarado área natural protegida, en el que escapar, por unas horas, del bullicio de la ciudad. 

Entorno de Furelos, Melide

Furelos, Melide

Muy cerca de Melide aparece ante nuestros ojos una bonita aldea llamada Furelos que es zona de paso del Camino de Santiago francés y puerta de entrada a la provincia coruñesa desde la ruta jacobea. Llegamos a Furelos tras cruzar su puente medieval, una de las joyas arquitectónicas del Camino y nos encontramos con una pequeña aldea típica del rural gallego, con casas y calles de piedra. 

En el entorno de Furelos, al otro lado de la carretera nacional está el área recreativa del río Furelos, con su playa fluvial que cuenta con una amplia zona de baño, además de dos piscinas y una zona de merendero. 

Como en todos estos lugares de ocio al aire libre, Furelos también cuenta con su propia ruta de senderismo, de baja dificultad, que se alarga por 15 kilómetros junto al río y nos lleva hasta la bonita villa de Melide. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

#yomequedoencasa

#candoacabetodoisto

Vivir