El Español
Economía
|
Talento 15000

Reciproka, una red de profesionales sin ánimo de lucro con presencia en Galicia

ReciproKa es una red sin ánimo de lucro de profesionales, que ofrece sesiones gratuitas de consultoría a quien necesite repensar el presente y reorientar el futuro de su proyecto.
CABECERA RECIPROKA WEB
Ofrecido por:

ReciproKa surge en los primeros meses de la pandemia, cuando la palabra confinamiento era la más repetida, y con tristeza observábamos cómo sueños realizados con mucho esfuerzo presagiaban su fin. En ese tiempo, muchas personas buscaban la manera de colaborar y solidarizarse con quienes sufrían las consecuencias de la crisis sanitaria y económica que empezábamos a vivir. Así empezó este viaje de Reciproka.

Un pequeño grupo de personas con mucho que agradecer a la vida y muchas ganas de devolver algo a la sociedad, nos pusimos en contacto y pensamos en la idea de cambio, adaptación y en que muchas de las empresas que estaban naufragando podían seguir adelante transformando sus negocios o su manera de hacer: ¡no queríamos dejar que ese virus nos venciese!

Pensamos que habría más profesionales con ganas de echar una mano y comenzamos a dar a conocer la idea, primero en círculos de amistades y luego en entornos más amplios. Poco a poco se fue consolidando un grupo estable que lleva ya unos meses y que, de momento, no ha dejado de crecer.

Equipo en ReciproKa

Así, ReciproKa nace como ejercicio de solidaridad colectiva en torno a una serie de personas que buscan colaborar con iniciativas que vean en riesgo la continuidad de su proyecto debido a los efectos económicos provocados por esta dura crisis. Empresas o asociaciones que, debido a esta situación, no tengan capacidad de sufragar una inversión de consultoría en un gabinete profesional, pero sí necesiten esa ayuda para salir adelante.

Actualmente, en ReciproKa somos 14 miembros de distintas comunidades autónomas (Galicia, Castilla-León, Madrid y Cataluña) procedentes de diversas áreas profesionales, con experiencia en pequeñas, medianas y grandes empresas, asociaciones y en la función pública.

Somos diferentes en cuanto a edades, ideas y formas de vivir. Esta diversidad nos ayuda a acercarnos, desde miradas diferentes, a proyectos de diferentes genéticas, tipologías y objetivos.

Normalmente, encontramos en las iniciativas ciertas situaciones por las que algunos ya hemos pasado previamente. ¡Y entonces es cuando más aportamos!

En cuanto al tipo de iniciativas que apoyamos, hemos delimitado el ámbito de autónomos, pymes o asociaciones que no tengan los recursos para poder pagar un servicio de consultoría de este tipo, aunque en realidad, hasta ahora, hemos trabajado con proyectos muy pequeños en tamaño y facturación, y muy grandes en el alma que llevan dentro. Y aquí es donde ReciproKa encuadra su filosofía.

Priorizamos las iniciativas que trabajan bajo un enfoque social y ambientalmente ético, pues entendemos que son estas pequeñas y medianas empresas y asociaciones las que dinamizan nuestras ciudades y pueblos y, en no pocos casos, necesitan un empuje para relanzar su iniciativa y conseguir ser viables.

¿Pero, exactamente, qué hacemos en ReciproKa? Las personas que formamos esta red ofrecemos consultoría especializada, online y gratuita para autónomos, empresas y otras organizaciones que atraviesen situaciones de crisis. Sí, has leído bien: gratuita. Aunque eso no significa que no nos llevemos nada; nos llevamos la posibilidad de conocer gente nueva, aprender sobre campos, sectores y técnicas diferentes, y ver de primera mano la ilusión, las ganas y el esfuerzo por hacer realidad un proyecto viable y sostenible. Es ese “igual para uno, igual para otro” que significa el término en latín reciprocus.

Una de las reuniones internas del equipo: nos escuchamos con atención

En cada proceso de consultoría comprobamos que la inteligencia colectiva y el codesarrollo desde una visión colaborativa son posibles, potenciando la integración y la equidad en las comunidades, territorios y naturalezas donde se afincan las iniciativas.

Para ser eficaces en una red tan diversa y dispersa, hemos desarrollado nuestras propias adaptaciones de metodologías contrastadas en el ámbito del diagnóstico, la planificación y el cambio organizativo y personal.

Metodología adaptada en 4 pasos

El trabajo realizado con cada iniciativa se edifica sobre una metodología integral que adaptamos a la situación concreta. Y nos asignamos el proyecto en grupos reducidos, en función del sector al que pertenezca la iniciativa, las necesidades que tenga y nuestra disponibilidad en cada momento.

Establecemos un proceso de ayuda basado en 4 pasos: en la primera reunión después del contacto inicial, conocemos la iniciativa en todos los ámbitos, desde el filosófico al financiero, con ayuda de la estructura del Canvas o Lienzo de Modelo de Negocio. Después, nos reunimos internamente, para analizar la información y preparar las propuestas de lo que llamamos Plan de Acción. Una vez trabajado el Plan, se comparte con las personas de la iniciativa en otra reunión, que suele ser la más intensa. Finalmente, unos 2 o 3 meses después, nos volvemos a reunir con la iniciativa para evaluar en qué medida el Plan de Acción les ha sido útil para fortalecerse.

Por último, pero no menos importante, buscamos crear un ambiente de confianza mutua, internamente y con las iniciativas: la honestidad, la implicación, el compromiso y las ganas de mejorar son los nutrientes en todas las reuniones. Nos planteamos cómo mejorar la toma de decisiones para que sea una acción compartida y consensuada. Y como no sabíamos que era imposible, lo estamos consiguiendo.

En los 10 meses con los que cuenta nuestra travesía hemos colaborado con más de una docena de iniciativas, a las que agradecemos su confianza y todo lo que nos han enseñado sobre sus actividades y sus ganas de reaccionar. Debido al trabajo compartido entre quienes formamos la red y quienes se acercan desde el otro lado, hemos conseguido un espacio de reflexión de muchísimo valor.

Qué piensan de nosotros

La mejor manera de comprender lo que somos es a través de las palabras de las personas con las que hemos colaborado. Parafraseando a Bibi, artesana afincada en Tarifa, “aportamos luz”. Y para Rexenerando, una cooperativa gallega que fomenta la participación social desde una perspectiva feminista y cultural, aportamos “la importancia de preguntar cómo estás y qué necesitas con atención plena para escucharte”. Huerteco, una asociación burgalesa que defiende la educación ambiental a través de la terapia hortícola, destacaron: “nos habéis ayudado a recapacitar sobre el pasado, el presente y sobre todo el futuro de la asociación; ahora tenemos más claro qué debemos preguntarnos para decidir hacia dónde queremos ir”.

Bibi nos regaló estas Navidades las pulseras que hace

Después de tantos meses, continuamos con la misma ilusión cada vez que nos contacta una nueva iniciativa pidiendo ayuda. Cierto es que el viaje no siempre es fácil, requiere un esfuerzo para aceptar y trabajar el cambio, tanto por nuestra parte, como por parte de las personas que lideran las iniciativas. Pero aquellas valientes que agarran el timón con fuerza, preguntan y se escuchan son las que consiguen que los cambios supongan nuevos caminos que valga la pena recorrer.

Así que, si formas parte de una iniciativa empresarial o asociativa, o conoces alguna en la que consideras que podemos ser de utilidad, no dudes en escribirnos en el formulario de contacto de nuestra web, en nuestro perfil en Facebook, en LinkedIn, o puedes mandarnos un correo a info.reciproka@gmail.com

Queremos agradecer a IGATA y Quincemil esta oportunidad de dar a conocer ReciproKa. Seguimos porque la crisis sigue, porque otra economía es posible y porque la estamos construyendo cada día. ¡Nos gustará conoceros y escucharos!

Autores: Colaboradores en ReciproKa: Miguel Fernández Taboada, Amanda Figueras Giménez  y Beatriz Pérez Martínez

Economía