El Español
Economía
|
Empresas

La CIG califica el acuerdo del ERE del Sabadell como "el peor del sector financiero"

La dirección de Banco Sabadell ha alcanzado un preacuerdo en el que se contempla la salida de un mínimo de 1.380 trabajadores
Protesta del personal de Sabadell en Vigo.
CEDIDA
Protesta del personal de Sabadell en Vigo.

La dirección de Banco Sabadell, tras la última reunión celebrada este viernes con los sindicatos, ha alcanzado un preacuerdo en el que se contempla la salida de un mínimo de 1.380 trabajadores en el marco del ERE planteando por la entidad, según han informado fuentes sindicales presentes en la negociación. Así, se ha rebajado la cifra inicialmente propuesta por la entidad de 1.936 salidas a un mínimo de 1.380, una afectación cercana a la propuesta durante estos días por CCOO de 1.300 trabajadores.

A pesar de este preacuerdo, la CIG ha manifestado su descontento y han calificado las condiciones de este ERE como "las peores en el sector financiero". A su vez, miembros del sindicato han basado su postura en que "desde el principio eran contrarios al ERE". "La entidad dice que el ERE es satisfactorio pero para nosotros no lo es. Movilidad funcional sí pero geográfica no, y por lo que se ve va a haber esta última porque el preacuerdo contempla movilidad de más de 25 kilómetros y hasta 100", explica el representante sindical de la CIG, Andrés Río, sobre lo que añade que en lo negociado "se contempla cambio de residencia, lo que implica obligatoriedad".

Sobre la salida planteada de 1.380 trabajadores, Río apunta que "esa cifra ya era algo que el banco tenía en mente porque en el primer trimestre porque el nuevo CEO César González Bueno presentó un plan estratégico hasta 2023 en el que hablaba de reducir costes en 100 millones y para ello tienen que salir ese número concreto de empleados". "Esta cifra es mínima y de ahí para arriba hasta un máximo de 1.600 trabajadores", advierte.

En general, desde la CIG trasladan que su valoración de la situación es negativa "porque un ERE nunca es bueno porque implica despidos y movilidad". "En una de las reuniones el abogado que llevó el ERE del Sabadell dijo que negociar una movilidad geográfica incentivaría la voluntariedad y eso quiere decir que hay gente que antes que la muevan a 100 kilómetros se anota voluntariamente", aclara Río, sobre lo que matiza que "en este punto reside el éxito de todos los ERE".

Mejora de condiciones en las prejubilaciones

El preacuerdo también incluye una mejora de las condiciones económicas de salida. En concreto, la dirección de Sabadell ha mejorado su propuesta de prejubilaciones para aquellos trabajadores de 55 años o más y que cuenten con, al menos, 10 años de antigüedad. Así, mantendrán un 65% del salario anual con un tope de hasta 280.000 euros para el colectivo de entre 58 y 62 años, y un tope de 300.000 euros para el colectivo de 55 a 57 años.

En cuanto a las bajas remuneradas, la edad se ha establecido para los menores de 54 años, que tendrán derecho a una indemnización de 40 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades, además de varias primas por años de antigüedad. Se han incluido excedencias de tres años, que recibirán un 25% del salario anual con una readmisión en 25 kilométros. En caso de no aceptarse, la indemnización estaría acorde a las medidas contempladas en prejubilaciones o bajas, según su rango de edad. Para estas excedencias, habría un cupo de 75 personas.

Por otro lado, la movilidad geográfica forzosa se limitará a 50 personas "siempre y cuando no se cubran las vacantes de forma voluntaria", mientras que la movilidad por cierres de centros se limitará a un máximo de 100 kilómetros o de una hora de desplazamiento.

TEMAS:
Economía