El Español
Economía
|
Talento 15000

Julio Castro: un farmacéutico coruñés con premios internacionales de fotografía

La mitad del tiempo está en la botica y la otra chispeando con la cámara, este fotógrafo aficionado coruñés puede presumir de ostentar algunos de los mejores premios de fotografía a nivel internacional. Todo comenzó en 2015 después de un viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos
06:01 · 07/12/2019
Cedida
Julio Castro y una de sus fotografías
Ofrecido por:

Su pasión es la fotografía, aunque profesionalmente se dedica a ser farmacéutico. El coruñés Julio Castro descubrió su afición por la fotografía en 2015 a raíz de un viaje a la Costa Oeste de los Estados Unidos donde quedó cautivado por sus maravillosos paisajes naturales. En realidad, se dio cuenta de que tenía que aprender algo sobre fotografía cuando, a la vuelta de este viaje, vio las instantáneas que había sacado: "Quería aprender para no repetir ese desastre de fotos otra vez".

Y vaya sí aprendió. En apenas cuatro años, Castro se ha hecho son innumerables premios. El Trierenberg Super CircuitMemorial Maria LuisaEpson Pano AwardsSony World Photography AwardsInternational Photography AwardsND Photography Awards son solo algunos de los galardones de los que puede presumir Castro en su corta trayectoria como fotógrafo.

Él estudio para ser farmacéutico, así que no tiene intención de abandonar la botica; pero lo cierto es que la fotografía está acaparando cada vez más tiempo de su vida. De hecho, aunque no le gusta reconocerlo, realmente ya es un fotógrafo "semiprofesional". Charlamos con Julio Castro a su vuelta de Islandia, uno de los últimos viajes que hizo con la empresa en la que colabora como guía fotográfico.

Un viaje que cambió su vida

Panorámica de A Coruña

¿Cuándo comenzó tu pasión por la fotografía?

Fue en el año 2015 a raíz de un viaje, que es lo que nos pasa a muchos de los que nos dedicamos a la fotografía ahora. El viaje fue a la Coste Oeste de los Estados Unidos con mi mujer. Viendo las fotografías que había hecho en aquel viaje con una cámara compacta normal y corriente, pensé que tenía que aprender algo sobre fotografía para no repetir ese desastre de fotos otra vez. De ahí surgió la idea de hacer un curso básico de fotografía y comprarme una cámara en condiciones.

¿Llevas siempre la cámara encima?

No, no suelo llevarla encima. De hecho me parece bastante pesado llevar la cámara encima, entonces la llevo simplemente cuando tengo decidido que voy a hacer fotos.

Tu profesión es farmacéutico, ¿no has pensado dedicarte profesionalmente a la fotografía?

Yo soy farmacéutico, aunque desde hace poco me dedico mitad y mitad. He reducido el horario en la farmacia y ahora hago un poco de las dos cosas. Ahora soy guía fotográfico en viajesfotográficos.com y lo que hacemos es llevar gente a determinados destinos a sacar fotografías. Planificamos las mejores horas del día para sacar las fotos, los llevamos a las localizaciones... Y también tengo la faceta formativa, dando cursos sobre todo de procesado. Combino las dos cosillas para ganar algo más de dinero, a parte del tema de la farmacia. No quiero dejar de todo la farmacia, porque fue lo que estudié.

Llevas muchos premios a tus espaldas, ¿cuál te ha hecho más ilusión?

En 2017 gané la medalla Trierenberg Super Circuit, que muchos consideran como el Oscar de la fotografía de paisajes. Cuando empecé en esto dije que me gustaría ganarlo en algún momento de mi vida, pero la verdad que llegó mucho antes de lo que yo me esperaba. De hecho también el mismo año gané una mención de honor en el International Photography Awards, que es otro de los grandes concursos europeos. Yo había dicho que si ganaba alguna vez uno de estos dos concursos ya me daba por satisfecho y curiosamente llegaron los dos el mismo año, con apenas un mes de diferencia.

Cabo Home

¿Te viene de familia esta pasión por la fotografía?

Nada, nada, en mi familia no hay nadie que se haya dedicado a la fotografía. De hecho a mí nunca me había interesado la fotografía en sí. Fue una mera casualidad. Y ahora forma una parte importante de mi vida.

¿Tienes una fotografía favorita?

Sí, a mí una de las que más alegrías me dio (igual también por la forma de conseguirla) fue una fotografía que hice en los Lagos de Covadonga, en Asturias. Yo tenía ganas de sacar una fotografía con los lagos con nieve y además que se viese la vía láctea de noche. Se dio la casualidad que un día un amigo me avisó de que había nevado en Covadonga a finales del mes de abril, que no es bastante común pues cada vez es más dicidil que nieve a alturas relativamente bajas. Así que cambié mi día de trabajo y me fui hasta allí de forma improvisada para hacer esa fotografía. Desde A Coruña, ir y volver en el día. Llegué por la noche, saqué la fotografía y me volví.

"Una de las fotografías que más alegrías me dio fue una que hice en los Lagos de Covadonga"

Eso es pasión.

Sí, la verdad que sí (risas)

Fotografía de los Lagos de Covadonga, la favorita de Julio Castro

Acabas de estar en Islandia, ¿te traes buena fotos?

La verdad, como íbamos a trabajar, había que estar más pendiente de los clientes que de sacar fotos tú. Pero sí que saqué buenas fotos: cogimos auroras boreales, cogimos buenas posiciones de luz... Las fotos han quedado muy bonitas.

El componente social de la fotografía

¿Qué es lo que más te gusta de la fotografía?

Tiene muchos factores. A mí el contacto con la naturaleza es lo que más me gusta. Ves sitios que antes no verías, pues te molestas en buscar sitios más recónditos. El momento de sacar la fotografía con unas condiciones de luz bonitas e incluso ver cosas que no ve el resto de la gente siempre te marca mucho más. Y luego hay otra parte de esto que a mí me gusta, el componente social: yo he conocido a grandísimos amigos en este mundillo, sobre todo a través de las redes sociales, y he compartido muy buenos momentos, y espero que siga siendo así.

"El contacto con la naturaleza es lo que más me gusta"

Supongo que sacarás fotografías en casa. ¿Cuál es tu paisaje favorito de A Coruña?

El paisaje que más me gusta de la provincia, y que ahora está un poco de moda, es el faro de Punta Nariga, que está muy cerca de Malpica (Costa da Morte). Ahora mismo es un top de fotografía en la provincia de A Coruña, pero cuando fui yo a hacer las primeras fotos me pareció un lugar maravilloso. De hecho, mis primeras fotos premiados son de allí. Es un sitio al que le tengo mucho cariño y por lo menos una vez al año voy a hacer fotos para recordar ese lugar y aportar un punto distinto.

¿Tienes algo pendiente que te gustaría fotografiar?

Tengo varios destinos que me gustaría visitar. Estuve en 2016 tan solo tres días en la Patagonia argentina. Fue un viaje express que hice en el que no saqué demasiadas fotos, así que me gustaría volver a hacer más fotos, y hacerlas en serio. Allí la logística se hace complicado, ya que para acceder a los sitios donde se hacen las fotos hay que acampar... Así que me gustaría volver para sacarle más partido al sitio.

¿Qué es lo más complicado de sacar una buena fotografía?

Hay muchas cosas, pero quizás el camino que tienes que recorrer para llegar al lugar desde donde sacar la fotografía. Por ejemplo este verano volví a la Costa Oeste de los Estados Unidos y, para acceder a algunos de los sitios donde quería sacar fotos,tuvimos que andar entre seis y siete horas; acampar, pasar la noche allí con frío y con peligro de animales como serpientes o pumas...

Economía