El Español
Economía

El PSdeG propone negociar los presupuestos a Alfonso Rueda, que lo ha rechazado

El presidente de la Xunta promete "la máxima potencia" posible para el área social en las próximas cuentas gallegas, pero avisa de que deben ser "sostenibles"
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Facenda, Miguel Corgos, en el Parlamento de Galicia.
David Cabezón – Xunta
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Facenda, Miguel Corgos, en el Parlamento de Galicia.

SANTIAGO DE COMPOSELA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSdeG, Luís Álvarez, ha propuesto este miércoles al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, "paralizar" la presentación de los presupuestos gallegos para 2023 para "reorientarlos", un plan que ha rechazado de plano el mandatario autonómico, quien ha replicado a los socialistas que su Gobierno se mantiene lejos de "pactos nocturnos" y no "improvisa" las cuentas.

"Este Gobierno es serio y aprobamos los presupuestos todos los años en tiempo y forma, y esto permite hacer políticas públicas, también de ayudas sociales. No improvisamos. Para improvisaciones y pactos de última hora para poder mantenerse en La Moncloa, ya están ustedes", ha afeado Rueda, en referencia al acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) sellado por el PSOE y Podemos.

Y si Álvarez ha pedido una reorientación social tras denunciar la "falta de políticas para las personas" del Ejecutivo autonómico, Rueda ha respondido con una reivindicación del incremento del gasto en el área social con el PPdeG al frente de la Xunta. Como ejemplo, ha aludido a los 930 millones para esta área en 2022, "el doble" de lo que destinaba, ha dicho, el anterior Gobierno bipartito.

Enfrente, el portavoz socialista ha contrapuesto el incremento del coste de los servicios y la falta de "convergencia" con otras comunidades, y ha lamentado que Rueda no aprovechase su comparecencia en el Pazo do Hórreo la pasada semana para concretar medidas "para mejorar la vida de las personas". "Nada de lo que dice tranquiliza a las personas con dificultades", se ha quejado. Previamente, se había referido a los datos recientes del Instituto Galego de Estatística (IGE), según los que "la mitad de los gallegos tienen dificultades para llegar a fin de mes", una "tragedia" --ha lamentado-- ante la que el Ejecutivo gallego permanece "impasible" y "centrado en la descalificación del adversario".

Entre otras cuestiones, ha denunciado el "fracaso estrepitoso" de las políticas de vivienda autonómicas y el desplazamiento de los mayores de 80 años a los grandes centros de vacunación para recibir la cuarta dosis frente a la covid-19. "Un matrimonio de Negueira de Muñiz tiene que gastar más de 200 euros en taxi para vacunarse", ha reprobado, antes de instar a Rueda a sentarse para "reorientar" los presupuestos.

"Paralice la presentación de los presupuestos, que no responden a las necesidades de los gallegos y colaboremos para reorientarlos", ha proclamado el socialista, quien ha garantizado que los diputados de su grupo están dispuestos a acudir al Pazo do Hórreo "todos los días de noviembre y diciembre" para cerrar unas nuevas cuentas autonómicas para 2023.

"Máxima potencia que se pueda" en clave social

Rueda ha discrepado de la interpretación de los socialistas acerca de las medidas que anunció en la pasada comparecencia, donde avanzó que el IRPF, además de bajar del 9,4% al 9% en el tramo autonómico como avanzó en su discurso de investidura, tendrá una nueva rebaja en rentas de hasta 35.000 euros para paliar la inflación, con efectos desde el 1 de enero de 2022.

Y al margen de reafirmarse en esta senda fiscal "propia" de la comunidad, sin avanzar más cifras, ha avanzado que el compromiso "social" de la Xunta también se visualizará en los presupuestos para 2023, que dedicarán "la máxima potencia que se pueda" a los servicios sociales. "Son fundamentales", ha reconocido y ha esgrimido que la Xunta es "consciente" de las dificultades de la ciudadanía.

En todo caso, ha remarcado los avances en esta área en los últimos años y ha aludido al Índice DEC de desarrollo de servicios sociales, que sitúa a Galicia en el sexto puesto del ranking. Rueda ha afirmado que, a su modo de ver, y aunque el Ejecutivo no se "conforma" y ve preciso "seguir mejorando", no es un mal puesto para un total de 17 autonomías.

Dicho esto, tras reafirmar que se verá el compromiso social dentro de las capacidades que permitan unas cuentas con un techo de gasto récord (12.600 millones), ha advertido que deben ser "sostenibles" y ha vuelto a cargar contra el pacto "de última hora" en el Gobierno central.

"Sentidiño, estabilidad y continuidad"

"Tienen que ser sostenibles y no para sostenerse un tiempo más en el Gobierno", ha insistido, para concluir que en Galicia no se trabaja con "improvisaciones" En Galicia, ha defendido que la receta es "sentidiño, estabilidad y continuidad", ya que el Gobierno que dirige no tiene "urgencias" para mantenerse en el poder con la ayuda de socios que un día respaldan y "otro te dejan tirado".

"Probablemente ese es el motivo por el que en Galicia el PP lleva 14 años en el Gobierno y ustedes en la oposición", ha zanjado el presidente gallego.

Economía