El Español
Economía
|
Tecnología

Consejos para pequeñas empresas de Dinahosting, el gigante gallego de la digitalización

La situación actual está acelerando la necesidad de digitalización de muchas pymes. La clave pasa por fijar unos objetivos de partida y definir la propuesta de valor de tu empresa
Ofrecido por:
Publicidad

Solo 1 de cada 10 pymes con menos de diez trabajadores venden por Internet, según datos del INE en el año 2019 y publicados recientemente en los medios. Este dato contrasta con las cifras que presenta la empresa DOMO sobre la actividad mundial en Internet. Cada minuto en el mundo se suben 147.000 fotos a Facebook o se gastan 1 millón de euros en comercios electrónicos. Cada vez invertimos más tiempo en redes sociales y en navegar por la web.

El coronavirus ha hecho que las estrategias de muchas pymes para el de 2020 se hayan convertido en papel mojado. Entre tanta incertidumbre ahora es el mejor momento de abordar la digitalización de tu pequeña empresa, integrando siempre el offline con el online. A fin de cuentas, Internet nunca duerme. 

Contrariamente a lo que se suele pensar, la digitalización de una pyme no solo consiste en crear una web, unas redes sociales o un blog para capear el temporal, sino que debe ser pensada como una estrategia a largo plazo sustentada por unos objetivos. 

¿Por dónde empezar?  

Para crear una estrategia de digitalización, empieza por rastrear a tu competencia. Fíjate en lo que están haciendo otros pequeños negocios como el tuyo, inspírate y define tu propuesta de valor, lo que te diferencia, en lo que eres bueno: puede ser la calidad de tu producto, tus precios competitivos, tu atención al cliente, tu servicio de comida a domicilio más rápido…

Después pregúntate, ¿de qué forma la tecnología puede ayudar a potenciar mi propuesta de valor? Por ejemplo, si tienes un restaurante disponer de una web con un formulario de reservas podrá ayudarte a hacer los repartos a domicilio. En el caso de que tu atención offline sea excelente, llévala también al digital. Ábrete un Instagram o un WhatsApp para tu empresa y úsalos para hablar con tus clientes, para gestionar las reservas de tu peluquería o para avisar al cliente cuando su pedido esté preparado para ser recogido.

Sin prisa pero sin pausa

Es natural. Cuando empezamos con un nuevo proyecto lo hacemos con toda la ilusión del mundo e intentamos acaparar todo a la vez y conseguir resultados al momento. Sé constante, reflexiona si realmente necesitas estar en todas las redes sociales, si tus clientes van a usar una APP o leer tu blog, en definitiva, si tu esfuerzo se va a ver recompensado. 

Y no te olvides de un punto importante ¿vas a tener tiempo para actualizar tus redes o blog de forma constante?  Si cuentas con un equipo de varios miembros, la concienciación es esencial para que la digitalización de tu empresa vaya por buen camino. Comparte tus objetivos, forma a tu plantilla y reparte responsabilidades. 

La tecnología como mejora

Todo este esfuerzo en digitalizarte tiene que ir encaminado hacia una mejora. Por ejemplo, empieza por elegir el hosting que necesitarás para alojar los datos de tu web y el nombre del dominio que quieres darle a tu marca. Dinahosting puede ayudarte con esta elección. 

Disponer de un hosting y un dominio te permitirán potenciar tu marca, transmitir tu propuesta de valor y vender tus productos o servicios en múltiples mercados. 

Una web no es algo exclusivo de negocios que venden productos tangibles, una web es fundamental para todo tipo de negocios, también de servicios. Imagínate que eres un pintor y que has descubierto una técnica con la cual las paredes quedan siempre perfectas. ¡Cuéntaselo al mundo! Tal vez tengas una cerrajería y necesitas explicar qué haces, qué te diferencia de los demás o cómo pueden contactar contigo. 

Cogiendo el ejemplo de la cerrajería, los usuarios demandarán tus servicios en situaciones urgentes. Buscarán “empresas de cerrajería A Coruña” y esperarán encontrar una cerrajería cercana. Si dispones de una web o de un perfil actualizado en redes locales como Google My Business tendrás más posibilidades de ser la opción elegida. 

Las redes sociales también pueden ayudarte a ser más relevante. Antes de lanzarte a escribir contenidos en tus redes o web, define la personalidad y el tono de tu marca. Reflexiona acerca de tu porqué, ¿por qué comprarte a ti y no a tu competencia? Tu porqué es tu propuesta de valor. Elige además los pilares de tu contenido, ¿de qué vas a hablar en redes? Escoge los temas más relevantes y genera diferentes propuestas en función de la red social.

El offline y el online siempre conectados

Quédate con esta frase de Jack Ma, fundador del gigante Alibaba: solo se podrá ser rentable en el futuro integrando el off con el on y digitalizando los inventarios.

Las ventas hoy en día se producen de forma híbrida. Acudimos a una tienda física para probar un móvil, ver su tacto, calidad de pantalla, colores, y se termina la compra en la tienda online. O viceversa, buscamos en internet ese regalo perfecto y vamos a la tienda a comprarlo porque valoramos el packaging, la atención, la experiencia de compra... Como ejemplo Amazon tiene más de 600 tiendas en distintos formatos y Aliexpress está empezando a abrir puntos físicos a un ritmo frenético.

Puedes invitar a tus clientes a que saquen fotos de su pedido a domicilio para ganar un regalo o hacer un buzoneo con un descuento de bienvenida para tu web.

Fórmate y mide todo lo que haces

El mundo digital evoluciona a un ritmo frenético y la tecnología debe formar parte de nuestro día a día. Fórmate a través de blogs, cursos, charlas, podcast… Las posibilidades son infinitas. 

También es clave medir todo lo que vayas haciendo para saber si tu estrategia está funcionando. Por ejemplo, quiero vender 2000 camisetas más al año. ¿De qué formas lo puedo conseguir? Por ejemplo, estableciendo una colaboración con otra empresa, haciendo vídeos mostrando la calidad y los materiales de tu camiseta, buscando recomendaciones de influencers… Ve poco, establece micro objetivos para cada una de las acciones y revisa si tus acciones están repercutiendo en tus ventas.  

Tienes ante tus ojos una buena oportunidad de transformar tu negocio. El camino no es inmediato y tendrás que dedicarle bastante tiempo al principio pero te aseguro que el resultado merecerá la pena.

Lucía González, Responsable de Comunicación en dinahosting

Economía