El Español
Cultura
|
Conoce Coruña

Un pedacito de A Coruña en China: la Torre de Hércules en un bosque extranjero

Una réplica del emblemático faro gallego preside el Parque Internacional de la Amistad de la ciudad de Shenzhen; un símbolo de la cooperación comercial, cultural y turística entre ambas regiones
Réplica de la Torre de Hércules en la ciudad de Shenzhen.
Dushiquan.net
Réplica de la Torre de Hércules en la ciudad de Shenzhen.
Ofrecido por:

La Torre de Hércules en la ciudad de A Coruña conforma uno de los emblemas turísticos más reconocidos de Galicia, declarada Patrimonio de la Humanidad en junio de 2009. A día de hoy, este faro romano está considerado el más antiguo del mundo y el único que mantiene activo su funcionamiento. Cabe destacar que la torre-faro coruñesa fue construida en el siglo I d.C. y alcanza una altura total de unos 55 metros, siendo asimismo el tercer faro en altura de toda España. 

Pero más allá de las curiosidades e historias que entraña la originaria Torre de Hércules, lo que la mayoría de personas desconocen es que al otro lado del mundo ―concretamente en un pequeño rincón boscoso de China se esconde una hermana gemela de idéntica apariencia y características. En marzo de 2017, el por aquel entonces alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, se desplazó hasta la ciudad china de Shenzhhen para hermanar ambas urbes de forma simbólica. El resultado material de aquel viaje dio lugar a la colocación de una réplica de la torre herculina en el Parque de la Amistad Internacional del Monte Yandun, en el distrito de Yantian.

Así es el la Torre de Hércules china

Réplica de la Torre de Hércules en China. Foto: Sina.com

Hasta 24 metros de altura alcanza la gemela de la Torre de Hércules en el bosque de Shenzhen, situado también a escasos metros del mar y con vistas al puerto de Yantian. Después de dos años de obras, el parque donde se emplaza abrió sus puertas en el año 2019, atrayendo desde entonces a un gran número de turistas y  siendo el faro gallego uno de los monumentos más llamativos y visitados del lugar. Es curioso porque a pesar de que la montaña sobre la que se sitúa cubre un área de aproximadamente 56.000 metros cuadrados, el Parque de la Amistad Internacional del Monte Yandun conforma un pequeño reducto verde en mitad de esta metrópolis costera también conocida como "la ciudad de los mil parques".  

 La homónima torre herculina no deja de ser un símbolo más de la alianza en términos de cooperación comercial, cultural y turístico entre la ciudad china y coruñesa. Esta réplica china, construida en ladrillo retro y a escala reducida, dispone de varias puertas que permiten el acceso al interior de la torre-faro, con ventanas rectangulares semejantes a las originales. Junto a la pequeña torre se alza un gran panel adornado con formas de pájaros y el nombre de la ciudad gallega de origen e inspiración escrito en primer plano: La Coruña.

Otros atractivos del Parque de la Amistad

"Yanduns modernos" del Parque de la Paz. Foto: Dushiquan.net

Más allá del emblemático faro gallego, el Parque de la Amistad de Shenzhen cuenta con otros elementos paisajísticos y conjuntos escultóricos dignos de visitar. Una de las esculturas de bronce del interior del parque fue diseñada por el español Rodolfo Navarro y representa a siete personas en diferentes alturas y formas, alcanzando una altura de cerca de 4 metros y una longitud total de 9 metros. El objetivo del escultor era transmitir un concepto de paz y hermandad en sintonía con los lazos internacionales promovidos. En palabras del propio artista sobre esta obra: ""solo adaptándonos unos a otros podemos vivir juntos en paz, y podemos compartir la belleza del mar y resistir el viento y las olas del mar". 

El grueso del parque se encuentra divido en tres áreas temáticas: eco-friendly, international friendly y peace-friendly. Una zona del bosque urbano acoge la Plaza de la Paz, cobijada por flores y vegetación, así como tres yanduns de arte moderno. En el entorno también se distribuyen varías galerías donde la gente puede pararse a descansar o disfrutar de los espacios verdes, un muro ecológico de observación de aves y otros elementos que contribuyen a la conservación del paisaje y el nodo ecológico creado en este simbólico Parque de la Amistad. Existe también un paseo ― donde hay también una pequeña playa―  que bordea la zona costera y desde el que se puede divisar la "gran muralla" de contenedores del puerto pesquero. 

Cultura