El Español
Cultura
|
Historias de la Historia

La momia del obispo de Lugo que estuvo 366 años en un cajón

La curiosa historia de Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, obispo de Lugo y Mondoñedo, que estuvo 366 insepulto en la Catedral de Jaén
Momia del Obispo. http://www2.ual.es
Momia del Obispo. http://www2.ual.es

El 13 de mayo de 2001, un obispo era enterrado. Su cuerpo momificado, guardado en un arcón en la Catedral de Jaén, descansaba en paz tras 366 años insepulto. El Obispo Constructor, como era conocido, se había convertido en leyenda. Durante su vida se llegó a decir que había encontrado la mítica Mesa del Rey Salomón. Tras su muerte, un litigio entre el obispado de Jaén y sus familiares hizo que su momia permaneciese durante casi cuatro siglos en un cajón de madera. Esta es la historia de un legendario personaje cuya historia se encuentra entre el mito, la leyenda y la admiración de un pueblo, Alonso Suárez de la Fuente del Sauce.

Alonso había nacido en la provincia de Ávila, en el pueblo de Fuente del Sauz. Gracias a su capacidad intelectual y diplomática, no dejó de ascender en la carrera eclesiástica. En el año 1493 es nombrado obispo de Mondoñedo, cargo que ostentó durante un año, tras el cual se hizo cargo del Obispado de Lugo.

Catedral de Lugo

En Lugo ejerce como obispo durante seis años, hasta el año 1500. Durante su estancia en esta ciudad es nombrado Comisario de la Santa Cruzada e Inquisidor General del Reino por Isabel La Católica, además de Presidente del Consejo de Castilla.

Tomás de Torquemada, primer Inquisidor General. https://es.wikipedia.org

Parece bastante claro que Alonso era lo que hoy conocemos por un “crack”. Títulos y más títulos hacían de él un claro candidato al papado, pero algo ocurrió.

En 1499 es promovido como obispo de Málaga, pero sabedor de que la sede de Jaén permanecía vacante, decide solicitar el traslado a esta ciudad de manera voluntaria. Así, en el año 1500 llega a Jaén para tomar posesión de su cargo. Y allí estuvo hasta que la muerte se lo llevó 20 años después.

Posible retrato de Alonso Suárez. http://www2.ual.es

Durante dos décadas dejó tal cantidad de obras y edificaciones que fue conocido como el Obispo Constructor, y todavía se le venera como un santo por su legado, que perdura hasta hoy. Curiosamente, para realizar todas estas obras no pidió financiación de ningún tipo, sino que las pagó siempre de su bolsillo.

Sus fondos parecían inacabables, por lo que se decía en la ciudad que Suárez había encontrado la mítica Mesa del Rey Salomón, la cual siempre disponía de nuevas riquezas cada vez que se buscaba debajo de ella. Incluso se rumoreaba que era conocedor del paradero de la mesa en Jaén, lo que motivó su interés en recalar en esta ciudad frente a otras más “atractivas”.

Transporte del Tesoro hebreo. Arco de Tito, Roma. https://es.wikipedia.org

Leyenda o no, lo cierto es que el 5 de noviembre de 1520, nuestro protagonista fallece y es enterrado con todos los honores y cumpliendo su voluntad, en la Capilla Mayor de la antigua Catedral de Jaén. Y allí permanecería hasta el año 1635. Ese año se llevan a cabo las obras de demolición y acondicionamiento de la nueva catedral, por lo que su cuerpo momificado fue trasladado y custodiado en un arcón mientras las obras no finalizaban.

Finalizadas las obras, se pensó que el mejor lugar para que sus restos descansaran sería el coro de la catedral, destino habitual de los representantes episcopales, pero sus descendientes se negaron. La indecisión llevó al obispo a un cajón, comenzando un litigio que duraría casi cuatro siglos.

Catedral de Jaén. https://www.guiarepsol.com

Finalmente, en 1941, el conde de Benalúa y el duque de S. Pedro de Salatino, descendientes del Obispo, decidieron que el asunto había llegado demasiado lejos y emplazaron a la iglesia a resolver de una vez por todas el problema. El obispado, finalmente, aceptó enterrar los restos en la capilla mayor.

A pesar del acuerdo alcanzado por todas las partes, la inhumación de Alonso Suarez no se produjo hasta 60 años después de que se sellara el pacto.

Capilla Mayor de la catedral. https://www.guiarepsol.com

La momia fue fotografiada en una sola ocasión, durante la visita a la Catedral de la esposa de Francisco Franco el 5 de enero de 1968. La leyenda cuenta que, debido a la impresión sufrida al contemplar la momia, Carmen Polo dejó caer sobre el obispo el misal que portaba, quedando allí desde entonces…

Carmen Polo junto a Franco. https://elcorreodeespana.com

Por fin, el 13 de mayo de 2001, 481 años después de su muerte y tras 366 años de litigio, se llevaba a cabo la sepultura definitiva en la capilla mayor de la momia del obispo de Mondoñedo, Lugo y Jaén, Comisario de la Santa Cruzada, Inquisidor General del Reino y Presidente del Consejo de Castilla. Y así lo recuerda la inscripción en latín sobre su negra lápida: “Yace por fin inhumado”.

La momia del Obispo. http://www.redjaen.es

Historias de la Historia…

Iván Fernández Amil. Top Inspira LinkedIn 2019. Storyteller. Jefe de Compras.

https://www.linkedin.com/in/ivan-fernandez-amil/

https://www.instagram.com/ivanfamil/

Referencias:

  • CORONAS TEJADA, L. El inquisidor general don Alonzo Suázrez de la Fuente del Sauce. Giennium, 2007.
  • es.wikipedia.org
  • dbe.rah.es
  • vbeda.com
  • curistoria.com
  • ual.es
  • cspeinado.blogspot.com
  • abc.es
  • milenigmas.com
  • lavozdegalicia.es
  • elpais.com
Cultura