El Español
Cultura

A Estrada, tierra de manzanos y una ancestral tradición sidrera

La producción de sidra en la comarca de Tabeirós-Terra de Montes se remonta a la Edad de Hierro. En la actualidad, operan hasta cuatro sidrerías y la localidad cuenta con su propia fiesta popular y una ruta dedicada a la bebida
Escanciado de sidra.
Shutterstock
Escanciado de sidra.

En Galicia podemos encontrar más de 200 variedades diferentes de manzanos catalogados, entre ellos algunos tan particulares como el ollo mouro, la rabiosa, raída, marafouza, pementa o freixerana, utilizadas además en la elaboración de la famosa sidra estradense. De hecho, y a pesar de que este producto alcohólico ha sido tradicionalmente asociado a otras comunidades autónomas como el Principado de Asturias, la producción anual de manzana sidrera en Galicia ronda las 60.000 toneladas, lo que sitúa a la región a la cabeza de España en este sector.  

En la provincia de Pontevedra, la fabricación de sidra en la comarca de Tabeirós-Terra de Montes, concretamente en el municipio de A Estrada, es una tradición ancestral que se remonta hasta la Edad de Hierro. Desde hace varios años, el municipio viene haciendo un esfuerzo por revitalizar esta actividad tan ligada a su historia, entre otras cosas, expandiendo las hectáreas destinadas a la plantación de árboles para la producción local. A día de hoy, en la localidad operan cuatro sidrerías distintas ―entre ellas, Lagar de Ribela―  y la manzana autóctona cuenta con su propio sello de calidad de la agricultura ecológica. 

A Estrada y su particular ruta de la sidra

Ruta da Sidra. Foto: Concello da Estrada

Como ocurre en la mayoría de ciudades gallegas, A Estrada cuenta con su particular fiesta popular de exaltación al producto autóctono: la clásica Feria da Sidra. La festividad, que se celebra cada año durante el mes de junio, congrega a cientos de asistentes que llegan a la localidad para degustar sidras naturales y ecológicas de distintos puntos de España, así como Portugal, Francia, Alemania e Inglaterra

Más allá de la celebración gastronómica, A Estrada también ha creado su particular ruta de la sidra para poner en valor a sus productores locales y variedades de sidra. Esta Ruta de la Sidra guiará a los visitantes a través de las parroquias de A Estrada, Callobre, Moreira, Agar, Pardermarín, Olives y Ribela. El itinerario tiene la particularidad de que puede ser realizado en tres épocas del año diferentes en función del ciclo productivo de la sidra: la floración de los manzanos (desde abril a mayo), la temporada de fruto (de junio a septiembre) y por último, la elaboración de la bebida (entre octubre y noviembre).

La Ruta de la Sidra da Estrada permite al turista adentrarse en el universo sidrero de la localidad mediante la visita a fincas con plantaciones de manzanos ecológicos y variedades autóctonas, así como a sidrerías y lagares que todavía mantienen sus estructuras tradicionales de piedra y madera donde antiguamente se elaboraba la sidra. Entre las sidrerías que a día de hoy todavía mantienen su actividad en el municipio estradense encontramos las empresas de Sobreira, Ribela, Peroja y Camino, marcadas del mismo modo en el itinerario confeccionado por el concello. 

Otras curiosidades sidreras

Producción de sidra en A Estrada. Foto: Concello da Estrada

El universo sidrero esconde cientos de curiosidades a sus espaldas, desde el inicio de su producción y embotellado hasta las propiedades o beneficios de su consumo. En el imaginario colectivo de la ciudadanía, esta bebida alcohólica siempre aparecerá guardada en las clásicas botellas verdes. No se trata de una simple estrategia de marketing, sino que este tipo de cristal tintando es usado en el sector para impedir que la luz y el sol afecten al sabor de la sidra.  

También, la sidra ha conquistado la toponimia gallega hasta tal punto que son varios los lugares de la geografía cuyos designios se deben a esta ancestral bebida. Núcleos poblacionales como As Sidras, en Carnota; A Leira da Sidra, en As Somozas; A Fonte da Sidra, en Vigo; O Hórreo da Sidra, en Pontenova; O Lugar da Sidra, en Cospeito; Pereira-Sidral, en O Valadouro; A Sidreira, en Paderne y Os Sidreiros, en As Somozas, son algunos de los ejemplos más destacados cuya raíz estaría vinculada a este oro líquido gallego.

Cultura