El Español
Economía

Una pareja de A Coruña recibe una factura de la luz de más de 6.000 euros: "Es un escándalo"

Amanda y Joaquín, que residen en un piso en Monte Alto, se llevaron un gran susto este viernes ante la desorbitada factura que les llegó por un consumo de dos meses que, además, ya habían abonado. Ahora confían en que la compañía rectifique y solucione el error
Importe de la factura que recibió una pareja de A Coruña
Cedida
Importe de la factura que recibió una pareja de A Coruña
Ofrecido por:

Amanda y Joaquín se llevaron ayer, viernes, un gran susto al abrir el buzón de su casa. En el interior había una factura de la luz por un importe de 6.860 euros. Un importe desorbitado para un consumo de dos meses que ya había abonado esta pareja que reside en un piso en el barrio de Monte Alto de A Coruña.

"Vivimos en un piso normal y somos trabajadores. No somos una gran empresa", comenta Amanda en declaraciones a Quincemil apenas un día después de haberse llevado este gran susto al ver esta factura de su compañía eléctrica.

Esta pareja tiene claro que todo se trata de un error, pues "es imposible consumir tal cantidad de luz". Amanda y Joaquín viven solos en un piso de Monte Alto. Las últimas facturas que pagaron ya correspondían al consumo de los meses de octubre y noviembre, cuando pagaron facturas superiores a 50 euros y otra de menos de 9 euros. "Es todo un desastre", afirman.

Tras estos descuadres en las facturas de los meses de octubre y noviembre, esta pareja estaba pendiente de hacer frente al pago de la factura de los meses de diciembre y enero, sin embargo en su buzón se encontraron con una factura que les hizo temblar: más de 6.000 euros por dos meses de consumo, del 26 de septiembre al 25 de noviembre. "Es un escándalo", asegura Amanda.

Esperan que se solucione este error

Esta pareja se puso en contacto con la empresa energética a través del teléfono de clientes el mismo día en el que recibieron la factura, pero no tuvo éxito. Hicieron lo mismo a través de un email, pero tampoco. Se acercaron hasta una oficina pero esta ya no estaba operativa. Al ya ser viernes, optaron por esperar hasta el lunes para ir hasta otra oficina de la compañía a poner una reclamación. Y en caso de que sea necesario, acudir a Consumo.

"Al haber visto la carta el viernes, y con el fin de semana por el medio, entendemos que es más complicado recibir una respuesta de la compañía; pero el lunes iremos a dar a conocer la situación a la compañía para que esta rectifique y solucione este error", comentan. Mientras, el susto todavía lo tienen en el cuerpo.

Economía