El Español
Cultura
|
Conoce Santiago

Santa Isabel: cuartel, prisión franquista y estadio en Santiago

Santiago está repleto de lugares y edificios que han vivido varias vidas. Uno de los más destacados es el Cuartel de Santa Isabel, que pasó de cuartel de infantería a prisión franquista. Posteriormente, sería derrumbado y, años más tarde, convertido en complejo deportivo.
Vista general del cuartel a principios del siglo XX.
Compostela Verde.
Vista general del cuartel a principios del siglo XX.

Santiago de Compostela es una ciudad repleta de edificios y lugares que han vivido varias vidas. Uno de ellos es el Cuartel de Santa Isabel, construido en el siglo XVIII, que posteriormente pasaría a ser una prisión central en los primero años del franquismo para, finalmente, ser derruido y sustituido por un complejo deportivo.

El ingeniero militar Juan Vergel fue quien proyectó el cuartel de infantería, construido en 1744. Este edificio de corte neoclásico, situado extramuros, tenía por objetivo sustituir al viejo acuartelamiento de Santo Agostiño, de tamaño insuficiente para las necesidades del momento.

El cuartel fue el más grande de cuantos hubo en Santiago. Aprovechando su emplazamiento, los soldados realizaban maniobras en una explanada junto al río Sarela, hoy ocupada por el Parque de Galeras.

Tras casi dos siglos de uso, el cuartel quedó vacío en 1925, cuando el acuartelamiento fue trasladado a la Tenencia do Hórreo, ubicada en el actual edificio del Parlamento de Galicia.

Prisión central

La portada del antiguo Cuartel de Santa Isabel (Compostela Verde).

Tras quedar vacío de contenido, el edificio del cuartel no quedaría en desuso demasiado tiempo. Durante la Guerra Civil y los primeros años del franquismo llegó a haber en Galicia 18 campos de concentración y cuatro prisiones centrales. Una de ellas fue la de Santa Isabel.

Su uso como prisión comenzó a finales de 1939 y se prolongó hasta 1946. En ese periodo de tiempo fue, junto a la de Celanova, la mayor de Galicia: en 1943 había en su interior 1.595 presos políticos y en el año de su cierre todavía quedaban 907.

Por aquel entonces ya existió una relación entre Santa Isabel y el fútbol: en la temporada 1940/41, el Compostela S.C. -antecesor de la SD Compostela- contó entre sus filas con "los catalanes", presos políticos catalanes y valencianos a los que permitían salir del cuartel para jugar los partidos y volver inmediatamente.

Estadio

El Estadio de Santa Isabel en 1991, año del ascenso a Segunda División (Compostela Verde).

El 22 de septiembre de 1963 se inauguró el Estadio de Santa Isabel, construido al lado del edificio abandonado del cuartel, en la ubicación de un pequeño campo de fútbol. Desde ese momento y hasta 1993 sería el estadio de la SD Compostela.

Sin embargo, el cuartel junto al estadio no duraría demasiado: fue totalmente derruido en 1973. En su recuerdo tan solo queda una calle, la Trasera Cuartel de Santa Isabel.

El estadio fue testigo de muchos sinsabores para la entidad, que llega a descender a Tercera División en la temporada 85/86. Sin embargo, la llegada en 1988 de José María Caneda inició un ascenso meteórico del club blanquiazul: en la temporada 89/90 vuelve a Segunda División B y en la 90/91 alcanza la Segunda División por primera vez en su historia.

El club se consolidó en Segunda División jugando en Santa Isabel y, tras constituirse como Sociedad Anónima Deportiva y reunir una gran plantilla, en 1993 se muda al Estadio de San Lázaro -actual Vero Boquete- y consigue el ascenso a Primera División.

El estadio fue rehabilitado en 2003 y acoge tanto entrenamientos como partidos de equipos en diversas categorías regionales. A su alrededor, en los terrenos del antiguo cuartel, se encuentra el Complexo Deportivo de Santa Isabel, con una piscina municipal y un gimnasio.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura