El Español
Actualidad
|
A Coruña

Quejas de los usuarios de los buses urbanos de A Coruña por las aglomeraciones

Algunos viajeros lamentan que no todos permanecen con la mascarilla puesta todo el trayecto y uno denuncia que, incluso, otra llegó a acceder al vehículo sin ella
Quincemil
Ofrecido por:

AMPLIACIÓN: La compañía de Tranvías informa de que todos sus vehículos cumplen con las medidas de prevención frente al coronavirus y de que avisa a las autoridades pertinentes cuando detectan alguna infracción por parte de los viajeros. La firma hace un llamamiento "a la responsabilidad, a la convivencia y al civismo" para garantizar la seguridad en el transporte urbano y aclara: "En referencia a la ocupación de los autobuses, aclarar que la Compañía de Tranvías está aplicando refuerzos y vehículos articulados en aquellas líneas y horas con mayor ocupación, incluida la línea 6, si bien estos vehículos pueden ser sustituidos por labores de mantenimiento o para cubrir otras líneas con especial ocupación actualmente, tal y como puede ser el servicio de verano a la playa de Santa Cristina en la 1-A".

Varios usuarios de los buses urbanos de A Coruña han mostrado su malestar por la elevada cantidad de personas que viaja en algunos trayectos y porque algunas de ellas suben al bus sin mascarilla o se la quitan una vez dentro. Este elemento es de uso obligatorio en el transporte público, donde todos los asientos pueden ser ocupados y en los que pueden distribuirse, además, dos viajeros por cada metro cuadrado.

La normativa actual exige que todas las personas lleven la mascarilla puesta de cara a prevenir posibles contagios de coronavirus, y este es, precisamente, uno de los motivos que más quejas suscitan entre los usuarios de Tranvías Coruña. Según denuncian varios a través de las redes sociales y a este medio, algunos individuos se la quitan una vez dentro o la llevan mal colocada a pesar de las recomendaciones del conductor de respetar las normas. Uno de los usuarios de la red social también denunció el caso de una señora que accedió al interior sin llevarla puesta, aunque este es un caso aislado, según indican nuestras fuentes.

El problema de la "saturación" de los buses se produce sobre todo en los trayectos realizados en hora punta, como es el caso de la línea 6 por la mañana. Ante esta situación, los usuarios habituales de la línea piden que se incremente el servicio o que la compañía ponga "un bus articulado" en los momentos en los que existe más demanda.

Actualidad