El Español
Economía
|
Empresas

Coronavirus: Un conductor de Cabify A Coruña se queja de falta de protección

Denuncia que los coches no se limpian y el riesgo para pasajeros y conductores
18:47 · 19/03/2020
El Español
Ofrecido por:

Actualización: La empresa acusada nos indica lo siguiente: "Desde Traslados Operativos Clase Suprema estamos cumpliendo escrupulosamente todas las medidas de higiene recomendadas por el Ministerio de Sanidad. Los vehículos se desinfectan a diario y los conductores disponen de aerosoles de hipoclorito y alcohol en los coches que se encargan de utilizar después de cada traslado, aplicándolo en las zonas de mayores contactos, como las manillas de las puertas o el maletero, en caso de que transporten bolsas u otros bultos. Los clientes que han utilizado nuestro servicio en los últimos días nos han agradecido las medidas de desinfección que estamos aplicando"

Un conductor de Cabify en A Coruña denuncia las nulas medidas de seguridad que la concesionaria de la compañía en nuestra ciudad estaría tomando con motivo de la pandemia de coronavirus. El conductor, que ha preferido permanecer en el anonimato, asegura que la concesionaria coruñesano desinfecta los vehículos ni aplica ninguna protección para preservar la salud tanto de los conductores como de los pasajeros.

Pese al estado de alarma, tanto los taxis como servicios nuevos como Uber o Cabify siguen funcionando con normalidad, aunque hoy se ha anunciado que solamente podrán llevar a un pasajero por viaje, una limitación que no había existido en los primeros días de alerta. Ayer la propia Cabify confirmó que presentaría un ERTE y congelaría las contrataciones.

Quejas ante la falta de medios de protección

Este conductor de Cabify en A Coruña señala a la empresa concesionaria de Cabify en A Coruña, Traslados Operativos Clase Suprema, asegurando que los conductores han seguido trabajando "día y noche" sin que haya un protocolo de limpieza y desinfección de vehículos, sin medios de protección y sin contar ni con mascarillas, ni con guantes ni con geles hidroalcohólicos que usar para desinfectar.

Según nos cuenta, la propia manilla de la puerta del vehículo podría ser un agente de transmisión del virus, al no limpiarse entre viaje en viaje, dado que los conductores no tienen asignada esa labor ni han recibido indicaciones por parte de la concesionaria sobre cómo hacerlo. Asegura que las quejas emitidas han recibido oídos sordos, que no tienen un sindicato que defienda sus derechos y que les invitan a abandonar sus trabajos si no están de acuerdo, y concluye quejándose que "cada día que estoy trabajando estoy poniendo en peligro a mi familia".

Cabify asegura que cumple las normas

En las últimas horas desde Quincemil nos hemos intentado poner en contacto con la concesionaria coruñesa, sin éxito, y con la central de Cabify, que nos ha respondido lo siguiente:

"Cabify cuenta con un comité específico para garantizar el adecuado seguimiento del coronavirus COVID-19 y activar los protocolos internos recomendados en cada caso. Desde el inicio de la emergencia, uno de los primeros pasos tomados por la compañía ha sido el de abrir un canal de comunicación directo con las administraciones públicas para ofrecer su colaboración y seguir sus recomendaciones.

Desde hace más de una semana, Cabify ha reforzado la comunicación con empleados, conductores colaboradores y usuarios, difundiendo proactivamente las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y OMS, para promover la colaboración y evitar la propagación. En este sentido, se recomienda la aplicación de medidas de desinfección e higiene diarias para cumplir con las recomendaciones que establece el Ministerio de Sanidad. También se han retirado los pagos en efectivo en la aplicación y las botellas de agua en los coches para reducir cualquier contacto durante los trayectos."

Economía