El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

Acusados de tráfico ilícito los dueños de una compraventa de coches de Cabanas (A Coruña)

Los propietarios han sido acusados de tráfico de vehículos, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.
shutterstock
Ofrecido por:

FERROL, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los propietarios de una compraventa de vehículos situada en Cabanas (A Coruña), en la avenida do Areal, en las inmediaciones de la carretera que discurre hacía As Pontes de García Rodríguez, están acusados de varios delitos, entre ellos, tráfico ilícito de vehículos, blanqueo de capitales, contra la Hacienda pública y pertenencia a organización criminal.

Esta investigación se enmarca en un operativo desarrollado por la Guardia Civil y la Policía Nacional, denominado 'Operación Troleo', en la que supuestamente se dedicaban a comprar vehículos siniestrados y robar coches similares para suplantar los datos de los sustraídos, han informado fuentes próximas a las pesquisas.

En el caso del negocio de Cabanas el registro en estas instalaciones se produjo el pasado 26 de mayo, con la detención de los dos propietarios, que fueron posteriormente puestos en libertad con cargos.

La operación se extendió por otros puntos del territorio nacional, con la detención de otras ocho personas, cuatro en Palma de Mallorca, tres en Córdoba y una en Valencia.

Modus Operandi

Supuestamente los arrestados compraban vehículos siniestrados y robaban coches similares para suplantar las matrículas, los números de bastidor y la documentación de los primeros en los sustraídos y los ponían en circulación tanto en España como en otros países de Europa como Italia, Francia y Países Bajos.

En el operativo se han incautado 63 automóviles, varios de ellos en Cabanas, 45 pares de placas de matrícula, abundante documentación de vehículos de diversos países, principalmente Alemania e Italia, así como fichas técnicas y permisos de circulación manipulados.

Además, aparatos técnicos para llevar a cabo los robos como detectores de radiofrecuencia y maquinaria para forzar bombines de cerraduras, numerosos equipos informáticos, 14.800 euros en efectivo, un arma de fuego y munición.

Asimismo, han sido intervenidos productos bancarios, 14 sociedades mercantiles usadas en el entramado para desarrollar la actividad delictiva, nueve viviendas y dos naves industriales. La organización estaba liderada por varios ciudadanos de origen italiano, francés y español y se ramificaba en diferentes lugares de España.

Nave en Palma de Mallorca

En una nave industrial de Palma de Mallorca disponían de un inmenso taller con todo tipo de herramientas que era utilizado por la organización para desmontar los vehículos y llevar a cabo el cambio de elementos identificativos y de las piezas mecánicas necesarias de cada coche.

En su interior fueron hallados 32 vehículos en diversas fases de montaje para su posterior venta, así como numerosos motores y recambios.

Actualidad