El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

10 restaurantes de Oleiros para darse un homenaje gastronómico cerca de A Coruña

El extenso municipio de Oleiros tiene muchas propuestas culinarias diferentes y de calidad que ofrecer. Una guía para sus habitantes, visitantes y vecinos.
Cigalas en El Refugio, arroz de marisco en Los Manzanos y chuletón en Dame la brasa
Cigalas en El Refugio, arroz de marisco en Los Manzanos y chuletón en Dame la brasa
Ofrecido por:

El área metropolitana de A Coruña crece sin parar y cada vez tiene más que descubrir. En Oleiros, el más poblado de los municipios vecinos, viven todo el año casi 40.000 habitantes y en verano esa cifra fácilmente se duplica, por lo que sus numerosas localidades están pobladas de una creciente oferta hostelera, tanto en variedad como en calidad.

De Santa Cristina a Oleiros pueblo y de Lorbé a San Pedro de Nós, recorremos las tierras más ricas de Galicia para recomendar 10 experiencias gastronómicas a los que viven allí y a los que pueden pasarse cuando quieran.

https://datawrapper.dwcdn.net/pedJz/1/

El Refugio

Situado en el mismo pueblo de Oleiros, a escasos metros del edificio del ayuntamiento, se encuentra este templo gastronómico que es un clásico desde hace décadas en toda el área de A Coruña. Fundado por Alfredo Castelo y Ricardo González en los años 70 y con Javier Castelo recogiendo el testigo del primero, por las más de cuatro décadas de historia del local han pasado artistas, personalidades, políticos y toda la clase empresarial gallega, empezando por Amancio Ortega, al que no es inusual ver en el local.

El motivo de esta predilección es simple: El Refugio es uno de los grandes referentes de la cocina gallega del norte de la comunidad, especializado en mariscos y pescados del día, y con platos legendarios como el salpicón de bogavante, las croquetas o el suflé.

Comei Bebei

A escasos metros del Refugio y en el mismo Oleiros, en la carretera general que llega hasta Sada, se encuentra este singular local abierto desde 1974 que también ha tenido un relevo generacional. Lo que era una taberna de carretera se ha convertido en un restaurante recomendado por la Guía Michelín, y por el camino ha perdido parte de su nombre para resultar más amable (se llamaba Comei Bebei e Pagai), aunque igualmente haya que pagar al terminar.

Fundado por los padres Manuel Calvo y Justina Lameiro, desde 2004 los hijos Antonio y Manuel recogieron el testigo y convirtieron esta taberna en un restaurante de tomo y lomo con especialidades como el Pulpo a la brasa, las chuletitas de cabrito lechal o la pata de cabrito lechal (con origen en A Veiga, Ourense) y una buena selección de arroces como el negro de chocos o el marinero de mariscos. Hacen también jornadas gastronómicas, como la del Cocido de Valdeorras.

Casa Paquita

Situado en la Avenida Che Guevara entre Bastiagueiro y Santa Cruz y con el aspecto de una vieja casa de comidas -como se sigue autodefiniendo- de carretera se encuentra uno de los secretos mejor guardados de Oleiros, un restaurante que combina cocina tradicional con platos innovadores.

Terraza de Casa Paquita con inconfundibles azulejos de hace décadas

En Casa Paquita desde platos clásicos como las croquetas de la abuela o carne asada hasta otros menos habituales como la ensaladilla de txangurro, pulpo estofado de grelos y patatas, salteado de lonja y fideos, arroces del día o, en ocasiones, una chuleta de vaca vieja y 60 días de maduración hecha a la brasa.

Los Manzanos

En la carretera de Santa Cruz a Xaz e integrado en el camping del mismo nombre está uno de los pocos hornos de leña de A Coruña, famoso por sus pizzas. El restaurante de Los Manzanos se ha convertido en un clásico para planes de fin de semanas de familias y grupos de amigos con hijos pequeños por su espacio seguro al aire libre.

Camping "Los Manzanos" (fuente: Los Manzanos)

Además de las pizzas -consideradas de las mejores de toda A Coruña- el restaurante aprovecha su horno de leña para hacer platos como bacalao, solomillo o entrecot, además de contar en su carta con fideua o arroz de mariscos.

Casa do Arxentino

Este histórico edificio de Mera reabrió este invierno convertido en restaurante con hotel en la planta superior. Ubicado privilegiadamente frente a la playa de la localidad, ofrece una carta variada, combinando productos gallegos típicos para turistas como mejillones, zamburiñas o salpicón de pulpo con otras propuestas menos vistas en la zona como el salmorejo cordobés.

A Casa do Arxentino, en Mera

La carta de segundo incluye pescados como rodaballos, rape a la bilbaina y taco de bacalao, o carnes como lomo bajo, steak tartar y solomillo de vaca. También arroces con berberechos y bogavante. En su página web puede reservarse tanto mesa como habitación.

Asador Alcorte

Con unas privilegiadas vistas a la playa de Bastiagueiro se encuentra el Asador Alcorte, un local especializado en carnes a la parrilla que llegó a tener una efímera réplica en el centro de A Coruña hace unos años. Este restaurante cuenta con un comedor de interior pero también con una terraza a pie de playa.

Terraza del restaurante, sobre Bastiagueiro

El nombre no engaña y Alcorte está totalmente especializado en carnes a la brasa, aunque cuenta también con algunos pescados y mariscos (pescado del día, lomo de bacalao, zamburiñas a la brasa y pulpo tanto a feira como a la brasa). La selección de carnes, que pueden disfrutarse con patatas, boniatos o verduras a la brasa, incluyen desde churrasco de ternera y costilla o secreto de cerdo "Duroc" hasta carnes más reputadas como entrañita de ternera, solomillo, bifé argentino, "asado al estilo alcorte" o chuleta de vaca vieja.

Antiquo

Sin la fama y el nombre de otros restaurantes de la zona, el Antiquo ha ido ganándose durante años la fidelidad de la clientela local, hasta el punto de que es bastante difícil cenar ahí sin reservar. Este establecimiento situado al principio de Santa Cristina, poco después de la rotonda, combina comida tradicional gallega con especialidades no tan habituales como cordero lechal asado (por encargo y mínimo para 6) o el cochinillo de Segovia (también por encargo).

Además de contar el fin de semana con una de las mejores tapas de callos de todo el municipio, Antiquo tiene platos estrella como las cocochas de merluza al pil-pil, el lomo de bacalao a la portuguesa, la paella de marisco o el entrecotte de vaca madurado.

Dame la Brasa

Con el mejor nombre de todos, Dame la Brasa es un restaurante situado en Montrove en la misma casa con forma de cabaña donde estuvo La Paella de Roberto durante muchos años. Los nuevos dueños del local han cambiado el arroz por abundantes cantidades de carne.

La "casa cabaña" es inconfundible y está en la carretera de Perillo a Oleiros, en Montrove (fuente: Tripadvisor)

Además de entrantes de todo tipo, desde calamares de la ría hasta almejas, pulpo o croqueta, el restaurante se especializa en carnes a la parrilla desde pluma de cerdo y churrasco hasta platos más exquisitos como chuletón de vaca vieja. Es posible realizar pedidos para recoger, y hasta realizar encargos de platos fuera de carta como lacón asado, paellas, empanadas e incluso tomahawk de black angus.

La Raqueta

Continuando por la misma carretera y una vez pasados Os Regos llegamos a Casona La Raqueta, otra parrillada, esta vez argentina, que lleva abierta casi dos décadas y tiene la ventaja de contar con aparcamiento propio, por lo que recibe mucha gente de las urbanizaciones cercanas.

El restaurante cuenta con una terraza interior bastante grande

El restaurante llama la atención por su extensa carta, que cuenta con un menú de entrantes lleno tanto de platos gallegos (pulpo, zamburiñas, pimientos de padrón...) como de guiños a Argentina (tablas y empanadillas criollas, provoletas), una selección de pescados gallegos con diferente preparación, y luego una considerable variedad de cortes y preparaciones de carne de ambos lados del Atlántico, desde una "tabla gaucha" para compartir y degustar diferentes tipos hasta riñones, mollejas, chinchulines, asado de tira, asado a fuego lento, picaña, lomo angus, bife de chorizo, entrañita y varias recetas gallegas y argentinas más como el chuletón de vaca vieja.

Lorbé y sus "templos del mejillón"

Y finalmente, si quieres conocer bien la gastronomía oleirense tienes que pasar por Lorbé, el gran puerto mejillonero del norte de Galicia. Alrededor del puerto de Lorbé hay una serie de restaurantes con diferentes especialidades, pero todos con unas suculentas raciones de mejillones procedentes de las cercanas bateas en la Ría de Betanzos y Ares.

Degutación de mejillones en Casa Méndez (Tripadvisor)

El más conocido es el Restaurante Puerto de Lorbé, bajando hasta casi llegar al mar, pero en el pueblo también contamos con la marisquería A Cortiña de Lorbé (que define a Lorbé como "la Meca del mejillón" y que está especializado en pescados frescos y mariscos), con Casa Méndez (que cuenta con numerosas formas de cocinar el mejillón) y con la Parrillada A Escola, especializada en carnes pero también en mejillones.

Mucho más en Oleiros

Hemos seleccionado una decena de propuestas, pero hay muchas más. En Mera recomendamos lugares como Asia de Cuba, el Bar de Benja, el Mesón Maruxa, O Xabre, A Coviña, Flor de Lis o A Lanchiña. En Santa Cruz hay propuestas como O'Muiño, Casa Calixto, D'Tati, El 13, el Cotarro, el del NOA Boutique Hotel, O Repicho, o a la entrada desde Bastiagueiro Casa Rafa. En Santa Cristina hay lugares destacados como La Cabaña del Pescador, Fogar do Santiso, A Fábrica, Casa Pilar o el Mirador del Madrileño, en Montrove está A Casiña, y a lo largo de la N-VI pasando por Perillo y hasta San Pedro de Nos hay restaurantes como La Novena y sitios especializados en carne como El Rancho Grande, El Gaucho Díaz o el asador Aire Criollo.

Vivir