Javier Tebas, presidente de LaLiga, y Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

Javier Tebas, presidente de LaLiga, y Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

TRIBUNA | ACUERDO CVC SÍ, ACUERDO CVC NO

El acuerdo con CVC, una buena solución para LaLiga

La operación entre CVC y LaLiga es un rotundo acierto que permitirá que los clubes aumenten sus ingresos a largo plazo y alivien, a corto, el impacto de la pandemia.

15 agosto, 2021 02:03

Desde el anuncio del acuerdo entre LaLiga y el fondo de inversión CVC han corrido ríos de tinta, pero, a la luz de la mayoría de comentarios, parece que no se ha logrado entender bien en qué consiste. Se habla mucho de vender, ceder o hipotecar los derechos audiovisuales o de suscribir préstamos cuando nada de eso es lo que tiene lugar.

El nombre apropiado es cuentas en participación. Dicho en corto: a través de esta figura, CVC se convierte en socio financiero de LaLiga, aportando una cantidad dineraria (2.700 millones de euros*) para que ésta la invierta en mejorar en sus restantes negocios (el principal de ellos es la gestión y comercialización de los derechos audiovisuales, pero no el único) a cambio del 10,95%* de participación en la sociedad que pasará a gestionarlos y el mismo porcentaje de los rendimientos que se obtengan.

Por tanto, los derechos audiovisuales son gestionados, como hasta ahora, por LaLiga.

Una inversión de este calado da para hacer muchas y grandes mejoras en todos los clubes y en LaLiga

Esa inyección de dinero será repartida por LaLiga entre los clubes en forma de préstamos a interés cero, cuyo fin principal debe ser el crecimiento del club (infraestructuras e innovación tecnológica). A ello deberán destinar al menos el 70% del préstamo, pudiendo destinar a deudas por la pandemia un máximo del 15%, y a las plantillas otro máximo del 15%. A medida que esos préstamos son devueltos por parte de los clubes a LaLiga, LaLiga vuelve a obtener financiación que puede seguir invirtiendo en la mejora de sus negocios.

Se trata de una operación forzada, sobre todo, por la pandemia, que ha provocado pérdidas que se cifran en 1.000 millones de euros, con lo que se vuelve, más que necesaria, imprescindible.

¿Un buen negocio?

Depende. En concreto, de si los ingresos por la comercialización de los derechos audiovisuales y demás negocios se incrementa, se mantiene o se reduce. Pero es que el objeto de esta inyección de dinero es precisamente aumentar estos ingresos. 

LaLiga no deja de ser un producto. Un producto de entretenimiento que compite con otros surgidos de nuevas plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime. Para aumentar los ingresos por la venta de su producto, debe mejorarlo. Y la mejora de un producto sólo puede pasar por la inversión en él. 

Es así como en los últimos años el fútbol ha experimentado su gran evolución. El uso de nuevas cámaras (como las aéreas, con repeticiones a 360 grados, o las cinematográficas), los diseños gráficos en 3D sobre la retransmisión en tiempo real, las redes sociales…

Todo ello son aspectos que mejoran la experiencia del espectador, el consumidor, e influyen en él a la hora de decidir consumir el producto de LaLiga. Y una inversión del calado de la que estamos hablando da para hacer muchas y grandes mejoras en todos los clubes y LaLiga, que permitirán aumentar los ingresos en los restantes negocios de la misma. Entre ellos, la venta de los derechos audiovisuales.

¿Salen todos ganando?

La respuesta, aunque pueda sorprender, es sí. Y ello porque una inversión tan grande, imposible de obtener de otra forma, posibilita un crecimiento todavía mayor en proporción de los ingresos por derechos audiovisuales y restantes negocios no audiovisuales, lo que permitirá que los clubes puedan percibir mayores cantidades por los mismos, aun detrayendo la cantidad que corresponderá a CVC. 

Ello dependerá de la adecuada inversión por parte de los clubes y de la mejora del producto siguiendo las líneas maestras marcadas en el plan estratégico, invirtiendo en determinadas áreas (marca y producto, digitalización, internacionalización...). Las estimaciones señalan a que con el inversor se conseguirá un incremento importante en los ingresos, llegando a ser más del 50% superiores respecto a los que se obtendrían sin CVC en 15 años. 

Y, así las cosas, la nada desdeñable cifra de 38 de 42 clubes han votado a favor. 38 clubes, cada uno con sus respectivos equipos de profesionales, que han podido estudiar detalladamente el proyecto y han llegado a la conclusión de que es una buena idea. Con, además, el aval técnico de los asesores que han participado tanto por parte de LaLiga como de CVC, entre los que se encuentran los prestigiosos Uría Menéndez y KPMG.

La operación es un acierto rotundo tanto para LaLiga y los clubes como para el inversor

No podemos olvidar tampoco el hecho de que uno de los artífices sea LaLiga. A LaLiga se le podrá criticar, pero no desde luego por la gestión económica del fútbol en general y de los derechos audiovisuales en particular. Cuenta con el aval de ser la responsable del saneamiento del fútbol profesional español (pasando de una deuda con Hacienda, recordemos, de 650 millones de euros hasta 70 millones antes de la pandemia) y del incremento de los ingresos por derechos audiovisuales hasta triplicarlos en seis años. Y la principal interesada en que el proyecto salga bien no daría este paso sin tener la seguridad necesaria. 

Además, para los discrepantes, el proyecto deja la posibilidad de que los clubes que consideren que el acuerdo no les conviene puedan quedar al margen. Esta postura no es incompatible con que sea bueno para LaLiga en su conjunto. Efectivamente, el proyecto se configura sobre un objetivo de inversión en infraestructura y digitalización de los clubes, una inversión que los grandes clubes como el Real Madrid y el FC Barcelona ya han hecho y no tienen por qué necesitar. Les puede resultar mejor, de forma individual, no renunciar a esos ingresos futuros.

En definitiva, la operación me parece un acierto rotundo, muy bien planteada y muy positiva para LaLiga, clubes e inversor. Si a éste le va bien, imaginemos cómo le irá a los clubes, que tendrán un 90% de participación en el negocio.

* Las cifras definitivas del acuerdo dependerán del número de clubes que finalmente se adhieran al mismo, pudiendo oscilar entre los 2.100 millones de euros de aportación dineraria de CVC con la salida de los cuatro clubes discrepantes y el 8,5% de participación, hasta los casi 2.700 millones que aportaría si finalmente participan todos.

*** Irene Aguiar es asesora jurídica de clubes y experta en derecho deportivo.

Más en opinión

Blog del Suscriptor
La foto de la polémica de C. Tangana.

‘Barcos y putas’: C. Tangana es Jesús Gil (y criticar su machismo no es censura)

Anterior
Javier Tebas, presidente de LaLiga.

El acuerdo con CVC, una mala solución para LaLiga

Siguiente