En la actualidad existen muchos tipos de fármacos o métodos para intentar controlar el gran riesgo cardíaco que cada vez afecta más a la población, de una forma o de otra. Uno de estos métodos suelen ser los fármacos contra el colesterol, las estatinas, que se dan de forma sistémica a todos aquellos individuos que ya han sufrido un infarto, por ejemplo, o si se les detecta algún tipo de enfermedad genética relacionada con altos valores de colesterol. Sin embargo, es posible que hayamos descuidado algunos efectos secundarios, y sobrevalorado otros, según varios estudios que han ido surgiendo esta semana, dos de los cuales afirman que las estatinas podrían aumentar el riesgo de diabetes y Parkinson.

Noticias relacionadas

Las estatinas y el riesgo de Diabetes y Parkinson

Para empezar, tenemos el descuido, pues según dos estudios diferentes publicados en menos de una semana, las estatinas podrían elevar el riesgo de diabetes y de Parkinon.

 

Por un lado, según un reciente estudio de la Universidad del Este de Finlandia y publicado en Diabetologia, tras seguir a 8.749 individuos de entre 45 y 73 años durante seis años, un 25% de los cuales tomaba estatinas cuando empezó el estudio (algunos llevaban unos meses y otros varios años), se llegó a la conclusión de que dicho medicamento contra el colesterol era capaz de aumentar el riesgo de diabetes mellitus tipo 2 en hasta un 46% respecto a los individuos que no tomaban estatinas.

La hipótesis que se baraja respecto a la relación entre las estatinas y la diabetes tipo 2 es que este fármaco contra el colesterol reduciría la capacidad de la insulina para descomponer la glucosa (azúcar) de la sangre, es decir, disminuiría la capacidad de la insulina.

Por otro lado, otro estudio ha relacionado el consumo de estatinas con un aumento del riesgo de sufrir Parkinson, llegando a tener el doble de probabilidades de desarrollar esta enfermedad neurodegenerativa si se consume este medicamento contra el colesterol.

En este caso, dicho estudio se llevo a cabo por el Dr. Xuemei Huang y sus colegas del Penn State College of Medicine, en Pennsylvania, y se ha publicado en la revista Movement Disorders. Tras 20 años de seguimiento a más de 16.000 individuos, su conclusión es que existen casos excesivos de recetas con estatinas, ya que en demasiadas ocasiones los riesgos superan con crecer a los beneficios. En este caso, el consumo de estatinas parece llegar a duplicar el riesgo de sufrir Parkinson.

¿Las estatinas también aumentan el riesgo de demencia?

Finalmente, tenemos un debate final sobre las estatinas y su relación con la demencia. En el año 2012 la Foods & Drugs Administration (FDA) de Estados Unidos ordenó avisar de los posibles efectos sobre el pensamiento y la cognición que podían llegar a tener las estatinas, o en otras palabras, que podría existir cierto riesgo de que las estatinas aumentaran el riesgo de demencia.

Sin embargo, en el año 2013 la Sociedad Europea  de Cardiología llegó a afirmar que las dosis altas de estatinas también tienen un efecto protector contra la demencia (una contradicción absoluta a los consejos de la FDA americana).

Pero, por si no fuera suficiente, un reciente meta-análisis con 25 ensayos clínicos y más de 47.000 participantes, a cargo de Brian R.Ott, del Rhode Island Hospital y profesor de la Alpert Medical School de la Universidad de Brown, cuyo trabajo se ha publicado en el Journal of General Internal Medicine, afirma que no existe relación alguna entre la toma de estatinas y un aumento de riesgo de demencia.

Conclusión

Como podemos ver, según los diferentes estudios, sería conveniente analizar con lupa y comparar los riesgos y los beneficios de recetar algunos fármacos. En este caso, no se está afirmando que los medicamentos contra el colesterol deberían dejar de recetarse, sino que habría que estudiar si el paciente va a disminuir su riesgo cardiovascular o si, por el contrario, aumentará su riesgo de sufrir otras enfermedades como diabetes o Parkinson.

Por suerte, el riesgo de demencia parece estar descartado, al menos según este último meta-análisis mencionado.

Vía | Express, ESC, Springer Science & Business Media, Daily Mail.