El mes de junio, además de calor, ha traído a España un cambio en el recibo de la luz. Ha entrado en vigor la nueva factura eléctrica que asigna distintos precios a unos tramos de horario de consumo. Para ahorrar será necesario realizar las tareas de casa, como poner la lavadora o el lavavajillas en las horas valle, distintas a las que muchos están acostumbrados. Aunque muchos electrodomésticos ya permiten programar desde ellos mismos, existen otras opciones como gadgets o comandos de Alexa y Google para programar las horas de uso de estos electrodomésticos.

Noticias relacionadas

Con el nuevo modelo de tarificación eléctrica los usuarios ahora tienen precios diferenciados por tramos horarios. De esta manera, entre semana el horario punta, que corresponde de 10:00 a 14:00 horas y de 18:00 a 20:00 horas, es el más caro para utilizar los electrodomésticos. Por su parte, el llano, de 8:00 a 10:00 horas, de 14:00 a 18:00 horas y de 22:00 a 00:00 horas, tiene un precio intermedio.

El horario valle, que va de las 00:00 a las 8:00 horas de lunes a viernes y todas las horas del fin de semana y festivos, es el más económico. Con el objetivo de ahorrar en la factura de la luz, son muchos los que planean hacer en ese horario las tareas de casa, como poner la lavadora o planchar. Sin embargo, hay una serie de trucos que permiten usar gadgets y Alexa para programar los electrodomésticos y evitar así perder horas de sueño y dinero. 

Enchufes inteligentes 

Utilizar enchufes inteligentes es una de las mejores opciones para ahorrar dinero en la factura de la luz, ya que permiten controlar cualquier aparato que se conecte a ellos. De esta forma, los usuarios pueden encenderlos cuando lo necesiten, incluso cuando no están en casa.

Así funcionan los enchufes inteligentes. Teckin Omicrono

Se trata de un gadget especialmente interesante para controlar electrodomésticos pequeños, como pueden ser los ventiladores, tostadoras o cafeteras. Con los enchufes inteligentes se puede elegir las horas en las que se quiere que el aparato conectado a él funcione, desactivarlo o activarlo, incluso utilizando el propio teléfono móvil. Con la aplicación también es posible conocer el consumo eléctrico de ese equipo.

Su instalación es sencilla, ya que basta con acoplarlos directamente a la corriente y enchufar en ellos el equipo que se quiere controlar. A la hora de adquirir un enchufe inteligente es necesario tener en cuenta su tamaño, la intensidad de corriente, la compatibilidad con asistentes de voz y el tipo de conectividad, ya que algunos utilizan Bluetooth y otros WiFi. Los enchufes Teckin son uno de los más populares y se pueden adquirir por 23,99 euros en paquetes de dos unidades.

Temporizadores

Una buena alternativa para no tener que madrugar para poner la lavadora son los temporizadores o enchufes programables. Unos dispositivos que se conectan directamente a los enchufes de casa, como al que está conectado la lavadora, y que permiten delimitar la franja de tiempo en la que se desea que se ponga en marcha un electrodoméstico o cualquier otro producto electrónico.

Temporizador Maxcio. Maxcio Omicrono

De esta forma, si se desea que, por ejemplo, el teléfono móvil se cargue a partir de las 1:00 horas, el temporizador consigue anular la electricidad hasta que llegue esa hora; consumiendo así menos energía y ahorrando en la factura de la luz.

Sin embargo, y a diferencia de los enchufes inteligentes, con estos dispositivos no se puede ver el consumo de energía. En el mercado destaca el enchufe con temporizador de Maxcio, que tiene un precio de 21,99 euros por un lote de dos dispositivos.

Bombillas inteligentes

Las bombillas LED consumen menos energía y son más eficientes que las de filamento. Sin embargo, en este apartado la mejor opción para conseguir ahorrar algo de dinero en la factura son las bombillas inteligentes

Bombilla inteligente de Lenovo Nacho Castañón Omicrono

Unas bombillas que tienen un consumo similar al de las LED y que simplemente necesitan conexión a la red WiFi de casa. Una vez conectadas a Internet, se pueden controlar varios parámetros desde un teléfono móvil. Por ejemplo, la intensidad de la luz, encenderlas, apagarlas o el color.

Incluso algunos modelos incorporan un temporizador, se pueden controlar por la voz y cuentan con opciones para programar la bombilla para que se apague automáticamente. En el mercado se pueden encontrar varios modelos a precios asequibles, como las de Lidl o las Tapo L510E de TP-Link que cuestan sólo 9,99 euros.

Electrodomésticos conectados

Electrodomésticos como la lavadora, el horno o el lavaplatos se han convertido en las principales preocupaciones de los usuarios, ya que son los artículos que más energía consumen y que aumentarán el gasto en la nueva factura de la luz.

Lavadoras Samsung Samsung Omicrono

Una opción es levantarse de madrugada para utilizarlos. Otra alternativa es actualizarlos a modelos más recientes que, además de ser más eficientes, cuentan con conectividad WiFi para controlarlos a distancia. Una de las funciones más interesantes es que también se puede indicar a qué hora se quiere que se activen y hasta usar la voz, en algunos modelos.

Por ese motivo, apostar por electrodomésticos conectados que se pueden manejar con una aplicación para dispositivos móviles se ha convertido en uno de los mejores trucos para ahorrar en la factura de la luz y no tener que estar levantándose a altas horas de la noche para utilizarlos. En el mercado se pueden encontrar hornos, lavadoras y lavaplatos con WiFi, entre otros.

Alexa y la voz

Utilizar la voz y concretamente Alexa, el asistente virtual de Amazon, es otra opción para ahorrar dinero en la factura de la luz. Entre sus funciones, es posible controlar los electrodomésticos, aunque para ello es importante seguir una serie de pasos.

Lo primero que hay que hacer es crear una cuenta de Home Connect y vincular los electrodomésticos que se quieren controlar, y durante este proceso se ofrecen unas pequeñas instrucciones. Por otro lado, también es importante tener vinculada la cuenta con un dispositivo Echo de Amazon

Nuevos Amazon Echo Chema Flores Omicrono

Una vez dentro de la aplicación de Alexa, basta con ir al apartado de 'skills', unas funcionalidades extra añadidas por terceros que se pueden instalar en el asistente, y buscar 'Home Connect' para vincular la 'skill' para el electrodoméstico en cuestión; y repetir el mismo proceso con cada uno de los dispositivos que se quieren controlar. Tras ello, ya es posible utilizar Alexa con hornos, campanas, máquinas de café, lavavajillas y lavadoras.

Por otro lado, con las rutinas de Alexa, un método para automatizar acciones, se pueden configurar comandos de voz propios en el asistente y elegir qué se desea que el Echo haga cuando se ejecuten. Incluso se puede configurar las horas en las que se quiere que la rutina se active automáticamente, como indicar que a cierta hora la lavadora se apague o inicie un programa.

Para crear una rutina hay que abrir la app de Alexa, ir al menú y seleccionar "Rutinas". Después hay que pulsar el icono '+' y escoger "Cuando ocurra esto" para, a continuación, elegir cómo lanzar una rutina. Tras ello queda seleccionar "Añadir acción" y, posteriormente, pulsar en "Desde" para elegir el dispositivo que controla la rutina. Al pulsar en "Crear" se genera dicha rutina. 

Con Google

También es posible controlar dispositivos domésticos inteligentes usando comandos de voz y altavoces y pantallas de Google, como Nest Hub (99,99 euros) o Nest Audio (79,99 euros). De hecho, con ellos se puede dominar más de 50.000 dispositivos inteligentes, entre los que se incluyen televisores, mandos, luces, enchufes y electrodomésticos, entre otros.

Google Nest Hub Chema Flores Omicrono

Para empezar es necesario configurar el dispositivo en la aplicación Google Home, y el proceso varía en función de lo que se desea controlar. Si el artículo aparece en la lista de la app, basta con seguir las instrucciones de la pantalla para activarlo y poder controlarlo. Incluso es posible crear rutinas para dominar varios artículos electrónicos con un solo comando de voz o para programar que funcionen a ciertas horas.

En el caso de los comandos de voz de Google, también se pueden utilizar para controlar desde lavadoras hasta secadoras, lavavajillas, aspiradoras y más productos inteligentes con tan sólo usar la voz. Por ejemplo, para poner en marcha el lavaplatos bastaría con decir "Ok Google, pon el lavavajillas en marcha". 

Te puede interesar...