Una de las zonas afectadas antes y después del ataque.

Una de las zonas afectadas antes y después del ataque.

Oriente Próximo

El antes y el después del ataque de EEUU a Siria

Las imágenes de satélite revelan la extensión de los daños tras el bombardeo de EEUU, Reino Unido y Francia.

Un depósito de armas en Homs, un centro de investigación en Damasco y un puesto de mando implicado en la cadena de producción de armas químicas fueron los objetivos de los bombardeos a Siria del pasado sábado, ordenados por Trump con el apoyo de Reino Unido y Francia.

Las imágenes de satélite permiten entender la extensión de los daños provocados por el ataque, en respuesta al uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar al-Asad. 

EEUU, Reino Unido y Francia bombardean Siria

El puesto de producción 

El jefe de operaciones americano, el general Joseph Dunford, dijo que el puesto de Him Shinshar era la "principal localización del equipo de producción de precursores químicos y del sarín sirio". Más de 20 misiles cayeron sobre este lugar.

El Ministerio de Defensa dijo que la instalación era una antigua base de misiles, ubicada a unos 24 kilómetros al oeste de Homs, donde se creía que el régimen sirio conservaba precursores de armas químicas, que pueden usarse para fabricar gas mostaza o agentes neurotóxicos como el gas sarín.

El depósito de armas

Se han lanzado varios misiles en este lugar, al oeste de la ciudad de Homs, que se cree albergar un depósito de armas químicas bajo tierra

El centro de investigación de Damasco 

La instalación, al norte de Damasco, es el centro del programa de investigación de armas químicas de Bachar al-Asad. Imágenes y fotografías después del ataque revelaron bloques de oficinas de cemento destruidos y soldados sirios abriéndose camino entre los escombros.
Según el teniente general Kenneth McKenzie, del ejército de los EEUU, se lanzaron más de 70 misiles sobre el centro de investigación de la capital siria.