Evacuación de civiles en el oeste de Mosul

Evacuación de civiles en el oeste de Mosul Reuters

Oriente Próximo

Irak espera arrebatar Mosul al Estado Islámico en los próximos días

El Ejército recupera otro barrio del oeste y apunta que los yihadistas sólo controlan ya un área dos kilómetros cuadrados en la zona vieja. 

Noticias relacionadas

Las Fuerzas Armadas de Irak y sus aliados han tomado este lunes el último barrio que Estado Islámico domina en el oeste de Mosul, aunque la ofensiva sobre esta ciudad, último bastión del grupo terrorista en Irak, no ha concluido porque los yihadistas aún controlan las inmediaciones de la mezquita de Al Nuri.

Las tropas iraquíes, apoyadas por milicias locales y por la coalición internacional que lidera Estados Unidos, se han adentrado este lunes en el distrito de Al Faruq, situado justo enfrente del templo religioso, que fue destruido la semana pasada por los insurgentes en un intento desesperado por evitar la caída de Mosul.

"Desde la perspectiva militar el Daesh está acabado", ha indicado el general al-Assadi, al mando de la unidad antiterrorista. Según el Ejército de Irak, la zona que controlan los terroristas es de sólo dos kilómetros cuadrados y esperan que la batalla por la reconquista de la ciudad termine en los próximos días. 

El primer ministro iraquí Haudar Al Abadi ya pronosticó la semana pasada que "la liberación total de la ciudad" está próxima y calificó el 'autoataque' a la gran mezquita como una "declaración oficial de la derrota" del Estado Islámico. 

La caída de Mosul, capital iraquí del autoproclamado califato, sería el golpe más duro asestado a Estado Islámico. Entretanto, en Siria, las fuerzas rebeldes respaldadas por Estados Unidos han lanzado una ofensiva sobre Raqa, principal feudo del grupo yihadista.