May, este miércoles durante su intervención en el Parlamento británico

May, este miércoles durante su intervención en el Parlamento británico Reuters

Europa

El Parlamento británico rechaza por la mínima un 'brexit' sin acuerdo tras tumbar el plan de May

Los diputados rechazan una salida caótica por un estrecho margen de cuatro votos. El jueves se votará pedir un retraso en la fecha de salida de la UE. 

Faltan 16 días para 29 de marzo y el Parlamento británico sigue enrededando con el brexit. Menos de 24 horas después de rechazar la nueva versión del acuerdo de salida que Theresa May presentó como la última opción, sus señorías han rechazado abandonar la UE sin acuerdo: el temido escenario de un 'brexit caótico' queda, en principio, descartado por la mínima. 

La votación ha sido muy ajustada, casi empate técnico. 312 parlamentarios han dicho no a una salida sin acuerdo pero 308 preferían esta opción

No querían el "único acuerdo posible" pero tampoco quieren salir sin acuerdo. La contradicción que irrita a Europa es, en realidad, parte del guión. Este jueves los diputados británicos volverán a Westminster para la verdadera votación decisiva de esta enésima semana histórica para el tortuoso divorcio con Bruselas. 

¿Más tiempo para qué?

La decisión es ahora solicitar o no una prórroga en la fecha de salida. La ventana de tiempo no está clara pero la UE quiere saber para qué exactamente quieren los británicos más tiempo. En cualquier caso, si los diputados no quisieran solicitar esta opción que tendría que contar el visto bueno de Bruselas, que no está por la labor de rechazar la salida más allá de las próximas elecciones europeas del 26 de mayo. 

Lo moción aprobada este miércoles en Westminster no es vinculante. Tal y como recuerda Bruselas, la posibilidad de una salida sin acuerdo sigue existiendo. De hecho, el negociador europeo para el brexit, Michael Barnier, cree que "el riesgo es más alto que nunca". 

En una comparecencia este miércoles en el Parlamento europeo, Barnier ha advertido que este escenario cobra fuerza y ha recomendado a los países miembros que vayan preparando medidas preventivas para enfrentarse a las consecuencias de un brexit sin acuerdo.