Zuckerberg saluda al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani

Zuckerberg saluda al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani Yves Hermann/Reuters

Europa

Zuckerberg pide perdón también en la Eurocámara por la fuga de datos de Facebook

El fundador de la mayor red social del mundo pregona sus inversiones en la UE para tratar de aplacar a los eurodiputados.

Bruselas

Noticias relacionadas

El fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, ha hecho parada este martes en el Parlamento Europeo dentro de su gira de la penitencia tras el escándalo de Cambridge Analytica. Un total de 87 millones de usuarios de Facebook se han visto afectados por esta fuga de datos, que acabaron en manos de una consultora que trabajaba para la campaña presidencial de Donald Trump y que ya ha tenido que cerrar sus puertas. 2,7 millones de los afectados por la filtración eran ciudadanos de la UE. Al igual que hizo en abril ante el Congreso de Estados Unidos, Zuckerberg ha pedido perdón en la Eurocámara por no haber sido bastante diligente en la custodia de los datos de sus clientes.

"Ha quedad claro en los últimos años que no hemos hecho lo suficiente para evitar que las herramientas que hemos construido se utilicen para hacer daño. Ya se trate de fake news, la interferencia extranjera en elecciones o el mal uso de los datos de la gente por parte de los desarrolladores, no hemos asumido una perspectiva suficientemente amplia de nuestras responsabilidades. Eso fue un error y lo siento", se ha disculpado ante los eurodiputados.

Además, se ha comprometido a introducir todos los cambios necesarios para que estos problemas no vuelvan a repetirse, aunque ha admitido que "costará tiempo". Por ejemplo, Facebook duplicará el número de personas que trabajan en seguridad hasta alcanzar las 20.000. Unos gastos que según ha admitido Zuckerberg impactarán en los beneficios de la empresa. "Mantener a la gente segura siempre será más importante que maximizar nuestra rentabilidad", ha asegurado.

En un intento de aplacar las críticas de los parlamentarios, Zuckerberg ha aprovechado su comparecencia para pregonar las inversiones de Facebook en la UE. "Estamos comprometidos con Europa", ha sostenido. Y ha citado el cuartel general de Facebook en Europa situado en Irlanda, un laboratorio de investigación en inteligencia artificial en París, el equipo de ingenieros que trabaja en Londres o los centros de datos en Suecia, Irlanda o Dinamarca. 

"A finales de 2018, Facebook dará trabajo a 10.000 personas en 12 ciudades europeas frente a los 7.000 trabajadores que tenemos en estos momentos. Y vamos a continuar invirtiendo", ha anunciado el joven multimillonario. También ha subrayado que los refugiados llegados a la UE utilizan Facebook para comunicarse con sus familias en sus países de origen, o que los europeos recurrieron a esta red social para ponerse en contacto con sus seres queridos tras los atentados de París, Londres y Bruselas.

Retransmitida en directo

La comparecencia de Zuckerberg se ha producido ante la conferencia de presidentes de la Eurocámara, en la que sólo están representados los líderes de todos los grupos políticos y no los eurodiputados especialistas en protección de datos. Aunque en un primer momento estaba previsto que se realizara a puerta cerrada, finalmente se ha retransmitido en directo para tratar de acallar las críticas de los parlamentarios. Pese a todo, los parlamentarios se han quejado ante el presidente, el conservador italiano Antonio Tajani, por este formato restringido.

Desde el estallido del escándalo de Cambridge Analytica, el Parlamento Europeo convocó a Zuckerberg para que diera explicaciones en persona, sin delegar en otro responsable de la compañía. Alegaba que la red social tiene más usuarios activos en Europa que en EEUU. Tras varias semanas de negociaciones, el fundador de Facebook ha aceptado la invitación pero sólo ante este aforo limitado. En contraste, Zuckerberg ha rechazado ir al Parlamento británico, que también exige su presencia.

El interrogatorio de Zuckerberg se produce cuando sólo faltan tres días para que entre en vigor el nuevo reglamento de protección de datos de la UE, que Bruselas espera que sirva para parar los pies a empresas como Facebook. La norma otorga nuevos poderes a las autoridades de protección de datos para imponer sanciones disuasorias a las empresas que no protejan adecuadamente la privacidad, que pueden llegar a 20 millones de euros o al 4% del volumen de negocios anual en todo el mundo. Zuckerberg ha confirmado que aplicará las reglas de la UE en todo el mundo.

Tras su testimonio en la Eurocámara, el fundador de Facebook tiene previsto viajar este miércoles a París, donde almorzará con el presidente francés, Emmanuel Macron.