Elena Valenciano, durante la sesión inaugural de la comisión sobre terrorismo

Elena Valenciano, durante la sesión inaugural de la comisión sobre terrorismo Christian Creutz/EP

Europa

Elena Valenciano, la política superviviente que reemerge en la Eurocámara

Ha sido designada vicepresidenta primera de la comisión especial sobre terrorismo.

Bruselas

"Sánchez es el líder del PSOE que conviene a Iglesias y Rajoy", aseguraba la eurodiputada socialista Elena Valenciano (Madrid, 1960) en una entrevista a EL ESPAÑOL en mayo de este año. Al igual que la mayoría del aparato del PSOE, apoyó a Susana Díaz en las primarias celebradas en mayo. El resto de la historia es bien conocido. Sánchez ganó con holgura e impuso a su equipo, también en la Eurocámara.

Valenciano ha sobrevivido a su derrota: sigue como vicepresidenta del grupo socialista europeo y este jueves ha sido designada vicepresidenta primera de la comisión especial sobre la lucha contra el terrorismo, una de las de mayor perfil político debido a la amenaza yihadista, cuya última expresión han sido los atentados de Barcelona y Cambrils.

"La lucha contra el terrorismo es el principal reto de seguridad que enfrenta la Unión Europea y una de las mayores amenazas de nuestra ciudadanía", ha dicho Valenciano tras ser elegida. "Es preciso avanzar en una política europea más ambiciosa, más eficaz y, por lo tanto, compartida".

La nueva comisión tiene como tarea principal investigar los fallos en el intercambio de información judicial, policial y de inteligencia entre los países de la UE que han quedado al descubierto en la mayoría de los atentados terroristas en suelo europeo y proponer soluciones.

Con un mandato de 12 meses prorrogable, la comisión cuenta con 30 miembros, entre los que figuran también Agustín Díaz de Mera (PP), Maite Pagazaurtundúa (UPyD) y Javier Couso (GUE). Su creación responde a una iniciativa del grupo popular europeo secundada por los liberales. De hecho, como presidenta ha sido elegida la liberal francesa Nathalie Griesbeck.

Defenestrada por Sánchez

Valenciano no necesita el respaldo expreso de Sánchez para moverse en la Eurocámara. Le avalan su veteranía (ha sido eurodiputada 13 años) y su amplia red de contactos. "Está muy bien considerada en el grupo socialista europeo, a pesar de los avatares internos del PSOE. De hecho, se lleva muy bien con su presidente, Gianni Pittella", explican a EL ESPAÑOL fuente parlamentarias. Ella mismo se ha definido como "feminista, socialista, mediterránea, madre". En 1975 comenzó a militar en las juventudes socialistas.

Casada y con dos hijos, estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, aunque no terminó ninguna de las dos carreras. Tras un largo periodo como eurodiputada (1999-2008), regresó a Madrid para entrar en el Congreso de los Diputados en las elecciones de 2008. Fue la vicesecretaria general del PSOE entre febrero de 2012 y julio de 2014. Eso la convirtió en la número dos del partido durante el tiempo que lo lideró Alfredo Pérez Rubalcaba, uno de sus periodos más convulsos tras perder el Gobierno.

Encabezó la lista del PSOE a las elecciones al Parlamento Europeo en 2014, en las que los socialistas se hundieron y Podemos dio la sorpresa y logró cinco escaños. Pedro Sánchez la defenestró nada más llegar a la secretaría general por primera vez y nombró a Iratxe García en su lugar como portavoz de los socialistas españoles en la Eurocámara.

Desde entonces, Valenciano no ha vuelto a estar en la dirección de delegación española del PSOE en Bruselas ni a tener ningún cargo orgánico en el partido. Tras el breve intervalo de la gestora, que la sustituyó por el veterano Ramón Jáuregui, Iratxe García vuelve a ser la líder del PSOE en el Parlamento. Es la única de los 14 eurodiputados que se mantuvo fiel a Sánchez en todo momento. 

Pese a todo, Valenciano ha recompuesto las relaciones con el secretario general del PSOE y también mantiene un trato "muy bueno" con Iratxe García. "Su manera de hacer política es muy cercana, directa, metiéndose en los temas de frente y a fondo. Tiene mucha capacidad de diálogo y de acordar. En el trabajo en equipo es generosa y va de frente", explican en su equipo.

Entre sus aficiones destacan pasear por la playa en Altea, leer y estar con su familia. "Y ahora que ha sido abuela, más todavía".