Fillon en un acto de su partido este lunes en Niza.

Fillon en un acto de su partido este lunes en Niza. Reuters

Europa Presidenciales de Francia 2017

Fillon, "convencido" de que pasará a la segunda vuelta en los comicios del domingo

El candidato conservador ha recuperado apoyo entre votantes de la derecha pese a su imputación por malversación de fondos públicos.

Noticias relacionadas

Once son los candidatos que se presentan este domingo a las elecciones presidenciales de Francia. Los sondeos llevan semanas apuntando a los dos favoritos que lograrán pasar a la segunda vuelta: el liberal Emmanuel Macron y la ultranacionalista Marine Le Pen.

A seis días de los comicios, sin embargo, las últimas encuestas muestran que la carrera hacia el Elíseo se ha convertido en una competición a cuatro. Tanto el conservador François Fillon como el izquierdista Jean-Luc Mélenchon han logrado recortar distancia a los dos principales contendientes, dejando un escenario muy abierto de cara al domingo.

Según la encuesta de Elabe para la revista L’Express publicada este lunes, Macron ganaría con un 24% de los votos, medio punto más que hace una semana. Se enfrentaría al exministro de Economía en la segunda vuelta Le Pen, que este domingo lograría un 23% (+0,5 respecto al sondeo anterior).

El estudio de OpinionWay-Orpi para Les Echos y Radio Classique, en tanto, deja empatados en un 22% a ambos candidatos, aunque estima que Fillon logrará el 21% de los votos y Mélenchon un 19%.

.

.

La consultora Elabe no es tan optimista con el candidato de Los Republicanos y le otorga un 19,5% de los votos, por debajo del 20% que pronosticaba la semana pasada. Coincide, aun así, en que el candidato conservador está en las mejores cotas de apoyo en esta recta final, recuperándose del golpe del escándalo de los empleos ficticios a sus familiares que le ha costado una imputación por malversación de fondos públicos.

Conscientes del estrecho margen que les separa, los candidatos han centrado el foco en captar el voto de los indecisos y en intentar reducir la abstención. Y la estrategia de esta última semana parece pasar por derribar al contrincante. En los dos grandes mítines organizados en la tarde de este lunes, Macron y Fillon han cruzado dardos aunque sin olvidarse de los otros dos rivales en esta carrera a cuatro.

Ante más de 20.000 personas en un polideportivo de París, Macron ha reivindicado un programa de "renovación y superación" frente a una clase política "arcaica". Francia "necesita soluciones que vengan de todas las sensibilidades", ha dicho mostrándose abierto a algunos de los postulados que defienden otros candidatos.

El candidato conservador, por su parte, reunió a 5.000 personas en Niza, una región en la que Sarkozy obtenía mucho apoyo y donde Fillon ha detallado algunos de los temas que llevaron a aquel al Elíseo en 2007. En ese ambiente, el ex primer ministro acusó a Macron de proponer "una falsa transición" con respecto al actual Gobierno del socialista Hollande y de no defender el cambio radical que, a su juicio, precisa Francia. 

La resistencia de Fillon

Fillon no mira los sondeos. Eso dice el candidato de Los Republicanos que, aunque partía como favorito para la presidencia de Francia cuando venció en las primarias de su partido a Alain Juppé en noviembre, en los últimos meses ha visto su sueño tambalearse tras ser acusado de malversación de fondos públicos en el escándalo de empleos ficticios que implica a su esposa Penélope y a dos de sus hijos. 

Mientras los pleitos abiertos contra el conservador siguen su curso (con su esposa también imputada), Fillon ha logrado mantenerse en la carrera presidencial firme en su mensaje y defendiendo ser víctima de un "asesinato político".

El conservador estaría "recuperando votantes de derecha desmovilizados por sus escándalos y otros que decían apoyar a Le Pen", explica a EL ESPAÑOL Antonio Barroso, subdirector de análisis de Teneo Intelligence. "Es posible que esto esté asociado al aumento en la popularidad de un candidato de extrema izquierda como Mélenchon". 

Según el experto, todavía no hay datos suficientes para valorar si el votante francés ha decidido hacer la vista gorda la imputación del candidato, aunque "puede ser que haya votantes de derecha que vean a Fillon como una opción 'segura' contra la izquierda y decidan obviar sus escándalos", agrega Barroso.

Fillon ha asegurado este lunes que está seguro de que "va a pasar a la segunda vuelta". "Quiero restaurar el orden. Mi política es simple: la seguridad debe estar en todas partes y para todos", porque "proteger a los franceses es mi proyecto y es creíble", ha dicho Fillon ante los miles de asistentes a su mitin en Niza, una ciudad que aún conserva la cicatriz del atentado yihadista del pasado verano en el que fallecieron 86 personas. En su discurso ha tratado de desacreditar a sus rivales, burlándose de una "Francia bolivariana" en referencia a Mélenchon o el "desastroso proyecto económico" de Le Pen, que "en seis meses dejaría el país en quiebra".

.

.

¿Y Mélenchon?

El último giro de guión en estas impredecibles elecciones lo ha dado la popularidad del candidato de extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon. Para los candidatos 'favoritos', el veterano izquierdista no ha supuesto la menor amenaza en las últimas semanas pese a que en los debates se ha ubicado entre los de mayor credibilidad. Sin embargo, Mélenchon ha ido recortando puntos en los sondeos pasando de un 10% en intención de voto a principios de marzo al 18% de este lunes.

Este auge ha hecho que, en la posición actual de los demás contendientes, el izquierdista se sitúe en posición de lograr pasar a segunda vuelta, aunque no es lo esperado. Según Barroso, una segunda vuelta entre Macron y Mélenchon tiene un 5% de probabilidad, mientras que el escenario Le Pen-Mélenchon tiene un 20%.

Algunos expertos señalan ya que su tirón podría haberse estancado, sin embargo, el repunte ha servido para sumar incertidumbre a la turbulenta campaña y hacer que, por primera vez en la historia reciente de los comicios franceses, a escasos días de la votación los expertos no vean con claridad quienes se enfrentarán el próximo 7 de mayo.

Incertidumbre ante la segunda vuelta

Los últimos sondeos muestran que sólo un 61% de los votantes ha decidido a quién votará este domingo y sólo dos tercios tiene previsto ir a votar, un golpe a la participación que desde la década de los ‘70 ha superado generalmente el 80%. Según los expertos, la abstención se debe tanto a los casos de corrupción que afectan a candidatos como Le Pen y Fillon, como a la decepción general de la población después de cinco años complicados a nivel económico y social.

Teniendo en cuenta el elevado número de indecisos y el margen de error de los sondeos, para los analistas es complicado predecir con certeza quienes serán los dos candidatos que finalmente pasen a la segunda vuelta. Ante esta incertidumbre, presentan las opciones para los escenarios más extremos de cara al balotaje del próximo 7 de mayo.

Según OpinionWay, si Macron y Le Pen se miden en segunda vuelta, vencería el primero, con un 64% de los votos frente al 36%. En este escenario, Elabe también pronostica la victoria frente a Le Pen, con el mismo margen (62% a 38%). Además, estima la victoria holgada del líder de ¡En Marcha! en cualquiera de los casos: frente a Fillon (65% a 35%) y, con menor distancia, frente a Mélenchon (59% a 41%).