Las firmas de los líderes de la UE en la declaración de Roma

Las firmas de los líderes de la UE en la declaración de Roma Remo Casilli/Reuters

Europa Cumbre de Roma

Esto es lo que dice la declaración de Roma sobre el futuro de la UE a 27

Los líderes de los 27 se comprometen a mantenerse unidos para hacer frente a los retos del terrorismo, la inmigración y la desigualdad.

Bruselas

Noticias relacionadas

"Europa es nuestro futuro común". Así concluye la declaración de Roma que han aprobado este sábado los líderes de los 27 para conmemorar el 60 cumpleaños de la UE y dibujar un futuro sin Reino Unido. Un texto de 1.036 palabras y tres folios en el que los mandatarios exponen los logros conseguidos hasta ahora, los desafíos y retos a los que se enfrenta la Unión y las prioridades para los próximos 10 años.

Los logros conseguidos

"Hace sesenta años, recuperándonos de la tragedia de dos guerras mundiales, decidimos unirnos y reconstruir nuestro continente desde sus cenizas". Los jefes de Estado y de Gobierno se declaran "orgullosos" de los logros de la UE: "instituciones comunes y valores firmes, una comunidad de paz, libertad, democracia, derechos humanos y estado de derecho, un importante poder económico con niveles de protección social y bienestar sin precedentes".

60 aniversario de los Tratados de Roma

La unidad europea, que comenzó siendo el sueño de unos pocos y  se convirtió en la esperanza de muchos, especialmente de los países del este al otro lado del Telón de Acero, es ahora una realidad. "Hoy estamos unidos y somos más fuertes: cientos de millones de personas en toda Europa se benefician de vivir en una Unión ampliada que ha superado las viejas fracturas", sostiene la declaración de Roma.

Las crisis y retos actuales

"La UE se enfrenta a retos sin precedentes, tanto mundiales como interiores: conflictos regionales, terrorismo, presiones migratorias crecientes, proteccionismo y desigualdades sociales y económicas", admiten los líderes de los 27.

La respuesta a estos desafíos sólo puede ser una unidad y una solidaridad mayores entre los países miembros. "A nuestros países, tomados de uno en uno, la dinámica mundial los condenaría a la marginación; permanecer unidos es nuestra mejor posibilidad de influir en ella y de defender nuestros intereses y valores comunes".

Aquí aparece el párrafo más controvertido del texto, el que se refiere a la Europa a varias velocidades que defienden las grandes potencias (Francia, Alemania, Italia y España) para poder avanzar más rápido esquivando el veto de los más rezagados. Los países del este se oponen porque temen que sea una estrategia para excluirles. Así ha quedado la enrevesada redacción final:

"Actuaremos juntos, a distintos ritmos y con distinta intensidad cuando sea necesario, mientras avanzamos en la misma dirección, como hemos hecho en el pasado, de conformidad con los Tratados y manteniendo la puerta abierta a quienes quieran unirse más adelante", dice la declaración de Roma.

Las prioridades para los próximos 10 años

"En los diez próximos años queremos una Unión más segura y protegida, próspera, competitiva, sostenible y socialmente responsable, que tenga la voluntad y la capacidad de desempeñar un papel fundamental en el mundo y de modelar la globalización". Cuatro serán las áreas prioritarias de actuación de la UE a 27.

SEGURIDAD. Se trata de lograr "una Europa decidida a luchar contra el terrorismo y la delincuencia organizada". Los líderes prometen garantizar la seguridad de las fronteras exteriores, la libre circulación y una política migratoria "eficaz, responsable y sostenible".

CRECIMIENTO Y EMPLEO. La UE se concentrará en fortalecer el mercado único y la unión económica y monetaria. Apostará por la inversión y las reformas estructurales para impulsar el crecimiento, la competitividad y la cohesión. Y trabajará para que "la energía sea segura y asequible y el medio ambiente limpio y seguro".

DERECHOS SOCIALES. Los líderes europeos se comprometen a reconocer el papel fundamental de los interlocutores sociales, a promover la igualdad entre hombres y mujeres y a luchar contra el paro, la discriminación, la exclusión social y la pobreza. El objetivo es "una Unión en la que los jóvenes reciban la mejor educación y formación y puedan estudiar y encontrar trabajo en todo el continente".

MÁS PESO EN EL MUNDO. La UE debe estar "dispuesta a asumir más responsabilidades y a ayudar a la creación de una industria de defensa más competitiva e integrada", en cooperación con la OTAN. Los europeos promoverán la paz y la estabilidad en su vecindario y también en Oriente Próximo y África. Y defenderán un sistema multilateral con Naciones Unidas en el centro. Finalmente, la UE impulsará el comercio libre y "una política climática mundial positiva".

¿Cómo hacerlo?

A petición de los países del este, en particular Polonia, la declaración de Roma admite que estos objetivos pueden conseguirse no sólo en la Unión Europa, sino también "a escala nacional, regional o local". "Dejaremos el margen de maniobra necesario a los distintos niveles para reforzar el potencial de innovación y crecimiento de Europa".

"Queremos una Unión grande para las grandes cuestiones y pequeña para las pequeñas. Promoveremos un proceso decisorio democrático, eficaz y transparente y una mejor ejecución".

"Por fortuna nuestra, estamos unidos. Europa es nuestro futuro común".