Angela Merkel comparece afectada ante los medios tras la muerte de doce compatriotas en el ataque.

Angela Merkel comparece afectada ante los medios tras la muerte de doce compatriotas en el ataque. Reuters

Europa

EL alcalde de Berlín: "El objetivo del atentado era propagar el miedo y el odio"

Se ha celebrado una misa de homenaje a las víctimas a la que asistieron además, el presidente de Alemania, la canciller alemana y el ministro del Interior. 

"No conocemos a ciencia cierta el trasfondo de este ataque, pero sí lo que pretendía causar: propagar el miedo y el odio". Las palabras son del alcalde de Berlín, Michael Müller, durante la misa celebrada para rendir homenaje a las víctimas del ataque terrorista del lunes en Berlín. "La respuesta al odio no puede ser el odio", subrayó, manifestando el deseo de todos de "vivir en libertad y democracia".

A la misa también han asistido el presidente de Alemania, Joachim Gauck, la canciller, Angela Merkel, y el ministro del Interior, Thomas de Maizièr.

Para Müller, "este atentado demuestra lo vulnerables que somos, pero en una sociedad libre no existe una seguridad total. Ese es el precio a pagar". Müller defendió que Berlín no debe dejarse intimidar por el miedo y el terror, agregando que está en manos de todos que continúe siendo una ciudad abierta.

A las 11:00 de este martes, Angela Merkel había comparecido en una rueda de prensa para hablar sobre el ataque. "Sé que sería especialmente duro para nosotros si se confirmara que el autor (del ataque) era un solicitante de asilo", ha reconocido la canciller alemana. Ha tratado de calmar los ánimos por el origen del sospechoso detenido, un paquistaní de 23 años que llegó hace aproximadamente un año al país, según han indicado fuentes policiales a medios alemanes. Al final de la tarde de este martes, se ha confirmado que el detenido no era el autor del atentado y las autoridades le han puesto en libertad. 

Merkel: "Encontraremos fuerzas para la vida que queremos: libre, juntos y abierta"

"En este momento, debemos partir de que se trata de un atentado", ha admitido Merkel, haciéndose eco de la principal hipótesis que barajan los investigadores. "Hay muchas personas que efectivamente necesitan nuestra protección y se esfuerzan por su integración", ha recordado. Menos de tres horas después de sus declaraciones, la Policía ha indicado que tiene serias dudas de que el arrestado sea el autor del ataque.

"Encontraremos fuerzas para la vida que queremos llevar en Alemania: libre, juntos y abierta", ha manifestado en un mensaje dirigido a la tolerancia y la convivencia en un país donde sólo en 2015 llegaron más de un millón de solitantes de asilo y donde el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) gana posiciones en el espectro político. 

Ha reconocido que ella misma se pregunta "cómo podemos vivir con que en un paseo despreocupado en un mercadillo navideño, un lugar de celebración" se pueda producir un ataque así. "No podemos ni queremos renunciar a vivir con esos mercadillos. No queremos vivir con que el miedo a lo maligno nos impida esto", ha subrayado.

El gabinete de seguridad se reunirá este medio día para evaluar la situación y "posibles consecuencias que se deriven" del atropello intencionado de una multitud en un céntrico mercadillo navideño en la noche del lunes, ha indicado.

Doce personas han fallecido y 48 han resultado heridas tras el ataque en el mercadillo junto a la Iglesia Memorial del Kaiser Guillermo (conocida popularmente como la 'Iglesia del Recuerdo', que se mantiene en ruinas en memoria de la Segunda Guerra Mundial). Esta tarde a las 18:00 se celebrará un acto religios para honrar a las víctimas en ese mismo templo.

Unas horas después de la rueda de prensa, Merkel ha visitado el lugar de la tragedia con su responsable de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier; Interior, Thomas de Maizière; y el alcalde de Berlín, Michael Müller. Han guardado un minuto de silencio y depositado flores blancas en honor a las víctimas.