Maria Ladenburger.

Maria Ladenburger. Facebook

Europa

Detienen en Alemania a un afgano en busca de asilo por matar presuntamente a una joven

El presunto agresor, de 17 años, confesó el asesinato de la hija de un alto cargo de la Unión Europea. Ocurrió en la ciudad de Friburgo.

Un adolescente afgano en busca de asilo ha sido arrestado este domingo en Friburgo después de que, presuntamente, confesara el asesinato de la hija de un alto cargo de la Unión Europea.

Maria Ladenburger, una joven estudiante de medicina de 19 años, fue violada después de asistir a una fiesta el pasado 19 de octubre y posteriormente ahogada en el río Dreisam.

La víctima es la hija de Clemens Ladenburger, que desde 2008 ha sido asesor del director de la oficina legal de la Comisión Europea.

Un equipo de 40 personas trabajan en busca de pistas en la zona donde se halló el cadáver, en la rivera del río. Hasta el momento se han encontrado una bufanda que pertenecía a la joven, así como un mechón de pelo que podría pertenecer al agresor. 

Tres semanas después del suceso, los investigadores también están trabajando sobre las imágenes tomadas por la cámara de seguridad instalada en una estación cercana de tranvía. En la grabación se ve al demandante de asilo con lo que los agentes consideran "un llamativo corte de pelo con algunas mechas rubias".

Este detalle coincide con un mechón de pelo hallado junto al río. Aunque aún falta por confirmar la relación a través de la prueba de ADN, Bild asegura que en efecto se trataría de él.

Más debate en torno a los refugiados

Otro de los puntos que se investigan es si había algún tipo de relación previa entre María y su asesino y si el ataque respondía a un acto planificado. Lo que está confirmado es que la joven había participado como voluntaria en un centro de acogida de refugiados en su tiempo libre.

El hecho echa más leña al fuego de una polémica, la recepción de refugiados, que genera un notable debate en Alemania. El pasado mes de julio, otro adolescente afgano con la misma edad que en este caso atacó a los pasajeros de un tren con un hacha, hiriendo de gravedad a tres personas.