Los transgénero luchan por sus derechos.

Los transgénero luchan por sus derechos. Reuters

Asia

Candidatos transgénero se presentan a las elecciones de Pakistán en busca de inclusión

Pakistán es uno de los países donde los transexuales son reconocidas legalmente como un género. 

Por primera vez en la historia, los candidatos a las elecciones en Pakistan pueden presentarse con la identidad de género que decidan y así, en los comicios del 25 de julio, un hombre que se identifica como mujer no tendrá que presentarse como varón. El país islámico no ofrece muchas oportunidades a la comunidad transexual, acostumbrada a una gran discriminación y rechazo que solo les deja la mendicidad, el baile o la prostitución como formas de ganarse un sustento. Para intentar cambiar la vida precaria a los que han sido destinados por la sociedad, algunos miembros de la comunidad están buscando espacios en la administración pública. 

Al principio de las elecciones trece candidatos transexuales se presentaron: un número sin precedentes. Pero varias de ellas tuvieron que abandonar la carrera porque no pudieron pagar las 30.000 rupias (212 euros) requeridas para registrarse como candidato y sólo cuatro continúan en los comicios.

Esto es posible gracias a la aprobación de una ley histórica que reconoce sus derechos básicos. El Proyecto de Ley de Personas Transgénero (Protección de Derechos) del  2017 permitió a los ciudadanos determinar su propia identidad, y prohibió el acoso y la discriminación contra personas transgénero por parte de los empleadores, servicios educativos y proveedores de atención médica. Este no es el primer paso en países de esta región, ya que mientras algunos países occidentales celebran el mes del orgullo gay solo en países como la India, Nepal, Bangladesh y Pakistán las personas transexuales tiene un reconocimiento legal explícito: pertenecer a un "tercer sexo".

Una campaña electoral por la aceptación de las transexuales en Pakistán

La victoria para este "tercer género" no es muy probable en las elecciones de este 25 de julio, como lo afirma la paquistaní de 43 años, Nadeem Kashish. La transexual se presenta en la misma circunscripción que el último primer ministro paquistaní, Shahid Khaqan Abbasi y el exjugador de críquet Imran Khan, que es uno de los favoritos para convertirse en el próximo líder del país. Aún así participa en los comicios y considera que "ya he ganado las elecciones, porque mucha gente viene a hablar conmigo y habla de nosotras. He logrado mi propósito".

"Las personas transgénero han sido reconocidas en el sur de Asia durante siglos: la idea binaria de género entró en escena solo cuando llegaron los colonizadores", dice Omar Waraich, subdirector de Amnistía Internacional en el sur de Asia. "Tristemente, son marginados y tratados como raros espectáculos por grandes parte de la sociedad".

Nadeem Kashish haciendo campaña electoral en su barrio, Islamabad

Nadeem Kashish haciendo campaña electoral en su barrio, Islamabad Efe

La candidata Nayyab Ali dijo a la revista Time que "la comunidad transgénero está progresando lentamente en Pakistán, estamos encontrando posiciones en diversas industrias como la educación y el periodismo. Pero el verdadero poder de cambio radica en la política, por lo que estoy participando en las elecciones de este año. Necesitamos ser parte del proceso legislativo para mejorar nuestra comunidad".  

No es la primera votación a la que se presentan candidaros transgéneros. La candidata Bindiya Rana también intentó ocupar un lugar en los poderes del Estado en el 2013, y este año lo tratará de nuevo, porque considera que hay mucho trabajo que hacer por su comunidad. "El último censo nacional enumeró un poco más de 10,000 transexuales en todo Pakistán pero el número real es mucho más alto. Sentí como si no nos consideraran ciudadanos". La candidata se quejó porque esto ha hecho que no tengan derecho al 5% de representación en el gobierno que pidieron en un proyecto de ley.

Elecciones en Pakistán

Elecciones en Pakistán Efe

En su esfuerzo por ganar, la transexual Kanish ha hecho campaña en su barrio a través de panfletos. Ella decidió presentarse a las elecciones después de que varios políticos acudiesen a la televisión en la que trabaja como maquilladora y comprobar que los problemas de su colectivo no forman parte de los programas electorales. Por esto "decidí crear una plataforma para que los transgénero jóvenes no tengan que enfrentarse a las dificultades con las que me encontré yo".

La candidata fue expulsada de casa por sus padres a los 16 años porque se comportaba de forma femenina y se refugió en una comunidad de transexuales, donde un gurú ejerce de padre y de madre, y los demás miembros de hermanas. Tuvo que abandonar al grupo porque le obligaba a prostituirse, y se fue a otra comunidad en la que se encontró con el mismo problema.

La comunidad no es ajena a la violencia. A principios de este año una mujer transgénero fue asesinada a tiros porque no tenía cambio para hacer una compra, y en 2016, un activista de la comunidad murió tras recibir varios disparos porque el hospital no pudo decidir si la admitía a la sala de hombres o a la de mujeres. En Pakistán las actitudes hacia las personas el grupo pueden volverse mortales, como estas publicadas por la revista Time

Aunque en Pakistán no hay datos oficiales sobre la violencia contra este colectivo, la ONG 'Transaction Alliance' indicó que solo en una provincia del norte del país 54 transexuales han sido asesinadas y 400 han sufrido palizas desde 2015.

El fin de la carrera no se presenta sin obstáculos. En junio la cadena de televisión Samaa TV contó que ocho candidatos transgénero admitieron que han recibido amenazas de muerte de algunos candidatos tradicionales. La mayoría de ellos no cuenta con mucho apoyo porque compiten en los comicios como independientes. Aún así, la participación de los candidatos transgénero en las elecciones de Pakistán es un avance hacia una sociedad más incluyente en uno de los países más conservadores del mundo.