Las ambulancias tratan de socorrer a los heridos en Kabul.

Las ambulancias tratan de socorrer a los heridos en Kabul. Reuters

Asia

Al menos 90 muertos y 460 heridos en una explosión en la zona de embajadas de Kabul

Un coche bomba ha explotado en un área de alta seguridad donde se encuentran varias embajadas extranjeras en la capital afgana. Los talibanes niegan la autoría.

E. E. | AGENCIAS

Al menos 90 personas han sido asesinadas y otras 460 heridas este miércoles por la explosión de un potente camión-bomba en el centro de Kabul, la capital de Afganistan, según ha señalado el ministro de salud pública afgana.

El atentado se ha producido en la zona de las embajadas y la nube de humo alcanzó el palacio presidencial, según recoge Reuters. Es el segundo atentado en la ciudad desde el inicio del Ramadán hace cuatro días. Los talibanes han negado la autoría.

La explosión ha ocurrido cerca de la entrada de la embajada alemana. Parte del edificio ha sufrido daños importantes y algunos trabajadores han resultado heridos. Entre los muertos se encuentra un miembro afgano del equipo de seguridad. "El ataque ha golpeado a civiles que trabajan por un futuro mejor en el país. Es era el objetivo", ha dicho el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel. La explosión ha afectado también al edificio francés, según el propio embajador galo.

Al menos 90 muertos en un atentado suicida con camión bomba en KabulSegún informa la agencia Pajhwok, ha dicho que el atentado ha provocado heridas a varios periodistas de la BBC y de la cadena local 1Tv, que ha asegurado que sus estudios han sufrido daños materiales por la deflagración. Leer mas: http://www.europapress.es/internacional/noticia-mueren-50-personas-150-resultan-heridas-atentado-suicida-kabul-20170531075738.html (c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

Medios de comunicación afectados

Al menos dos trabajadores de medios de comunicación afganos e internacionales se encuentran entre las 80 víctimas mortales y otros seis forman parte de los 350 heridos en el atentado perpetrado este miércoles cerca del Palacio Presidencial en Kabul.

La cadena pública británica BBC confirmó en un comunicado la muerte de uno de sus conductores, identificado como Mohamed Nazir, de entre 30 y 40 años, quien en el momento del ataque transportaba a varios reporteros hacia la oficina del medio en la capital afgana.

El canal afgano ToloTV perdió a un empleado especializado en tecnologías de la información, al que identificó como Aziz Navin en su cuenta oficial de Twitter.

"Además, cuatro periodistas de la BBC resultaron heridos y fueron tratados en el hospital. No se cree que sus heridas pongan en peligro sus vidas", detalló el departamento de prensa de la cadena en la nota.

También sufrieron heridas en el ataque suicida dos trabajadores de la televisión privada local 1TV, tal y como indicó en esa red social uno de los reporteros del medio, Zakarya Hassani.

Varios medios de comunicación y periodistas de medios nacionales e internacionales compartieron en redes sociales fotografías de cristales rotos y daños al mobiliario en sus oficinas o viviendas por la fuerte explosión.

"Es difícil definir el objetivo del ataque. El coche estaba situado al lado de la embajada alemana, pero también hay daños importantes en otros edificios y oficinas de aquí", ha señalado Basir Mujahid, portavoz de la policía de Kabul.

La explosión, tan fuerte, ha sacudido edificios, reventando ventanas y puertas de varios hogares en cientos de metros a la redonda.

Los heridos han sido trasladados a diferentes hospitales de la provincia, según ha informado un miembro del servicio de emergencia.

Incremento de la violencia en Afganistán

El pasado 27 de mayo otro atentado sacudió Kabul en el primer día de Ramadán. Respecto al suceso de este miércoles, ningún grupo terrorista ha reivindicado todavía la autoría.

La violencia en Afganistán ha incrementado en los últimos años: es una forma de los talibanes de hacer presión para derrotar al gobierno apoyado por Estados Unidos y reimpulsar en el país la ley islámica.

Los talibanes ya controlan en el país cerca del 40% del territorio, según ha calculado Washington. El ejecutivo del presidente Ashraf Ghani mantiene el poder sobre todos los centros provinciales.

Desde la Casa Blanca, Donald Trump, está sopesando la posiblidad de mandar miles de soldados más a Afganistán. La cifra, que varía entre los 3.000 y 5.000 efectivos, supondría un refuerzo al programa de entrenamiento militar desplegado por la OTAN en la zona.

Mandos militares estadounidenses ya expresaron a principios de año la necesidad urgente de contar con más hombres para ayudar a las fuerzas afganas a derrotar a los talibanes.