Desfile por Pyongyang este sábado.

Desfile por Pyongyang este sábado. Reuters

Asia

Pyongyang trata de lanzar sin éxito un misil en plena escalada de tensión

Según el Ejército de EEUU, se desconoce el tipo de armamento usado pero se detectó que el proyectil explotó casi inmediatamente tras ser lanzado.

Noticias relacionadas

Corea del Norte ha realizado en la madrugada de este domingo un lanzamiento fallido de un misil en un momento de enorme tensión con EEUU a cuenta de su programa armamentístico, confirmó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano.

Lanzamiento de misil en Corea del Norte

Según Seúl, el hermético país estalinista trató de lanzar sin éxito un misil, cuyo tipo y rango aún están estudiando las autoridades militares, desde la ciudad de Sinpo (costa oriental), aunque se cree que sería un misil de alcance medio. El lanzamiento se produjo hacia las 5.50 hora local de Corea del Sur (20.50 GMT del sábado).

Explotó casi inmediatamente, según EEUU

A su vez, el Comando del Pacífico de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos ha confirmado en un comunicado que Corea del Norte lanzó un misil, pero que el proyectil estalló casi inmediatamente después de ser disparado, a los cuatro o cinco segundos después de ser lanzado. 

El ejército norcoreano ya realizó el pasado 5 de abril otro lanzamiento -que se cree que también pudo ser fallido- de un misil balístico de alcance intermedio desde esta misma localidad, situada en la provincia de Hamgyong del Sur.

Ese ensayo de misiles ya hizo que Washington -que ha insinuado en las últimas semanas con haber estudiado un hipotético ataque preventivo contra Pyongyang- respondiera la semana pasada con el envío a la península coreana de un portaaviones nuclear, lo que ha incrementado enormemente la tensión en la zona.

A esto se unía la posibilidad de que el régimen de Kim Jong-un decidiera realizar una prueba de misiles o bien una atómica (fotos recientes indican que todo está listo en su base nuclear para ejecutar una) coincidiendo con las importantes efemérides que celebra en abril.

A raíz de la prueba balística, el Gobierno de Corea del Sur convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en la que se condenó con dureza la acción, según un comunicado emitido al término del encuentro.

El texto subraya que el lanzamiento "es una demostración de la amenaza que supone para el mundo entero" el programa armamentístico norcoreano y recuerda a Pyongyang que si sigue realizando pruebas habrá "nuevas y estrictas medidas sancionadoras" de la comunidad internacional.

Este último ensayo de misiles coincide con la llegada este domingo a Corea del Sur del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que viajará después a Japón, Indonesia y Australia dentro de su gira asiática.

A su llegada a la capital surcoreana, Pence calificó de "provocación" el lanzamiento fallido del misil. "La provocación de esta mañana del Norte es simplemente el último recordatorio de los riesgos que encara cada uno de vosotros cada día", dijo, ante un grupo de militares estadounidenses durante una cena celebrada con motivo del Domingo de Pascua en la céntrica base militar de Yongsan, en Seúl.

Fuentes de la Casa Blanca indicaron el viernes que Corea del Norte será un tema central durante toda la gira asiática del vicepresidente, entre otras cosas para examinar opciones militares como respuesta a provocaciones del régimen norcoreano.

Desde la Casa Blanca se ha insistido este domingo que "el lanzamiento no supone ninguna sorpresa. Nos estamos anticipando. No hay necesidad de gastar más recursos para frenar ese tipo de actos".

Coincidiendo con fiestas locales

Además de que el próximo día 25 celebra el 85 aniversario de la fundación de su ejército, Corea del Norte festejó el sábado su festividad más importante: el cumpleaños de su fundador y abuelo del actual líder, Kim Il-sung.

Con motivo de esta efeméride, que conmemoró 105 años del nacimiento del "presidente eterno", el régimen mostró en un desfile militar un nuevo misil balístico intercontinental al tiempo que su número dos, Choe Ryong-hae, afirmó que el país está listo para responder a Estados Unidos en una guerra nuclear si es preciso.