El presidente de EEUU, Donald Trump, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

El presidente de EEUU, Donald Trump, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca. Leah Millis Reuters

EEUU Política interior

Trump prohibirá los dispositivos que convierten las armas en "ametralladoras"

El asunto generó debate a raíz del tiroteo de octubre pasado en Las Vegas y ha cristalizado tras la tragedia de Florida. Desde la Casa Blanca señalan, además, que no han "cerrado la puerta a ninguna medida" para evitar que haya más tiroteos.

El presidente de EEUU, Donald Trumpha ordenado este martes a su Gobierno adoptar medidas para "prohibir todos los dispositivos" que pueden colocarse en las armas semiautomáticas para que disparen más rápido, un tema que generó debate a raíz del tiroteo de octubre pasado en Las Vegas.

La cámara baja de Florida rechaza debatir el proyecto contra armas de asalto

"He firmado un memorando para que el fiscal general (de EEUU, Jeff Sessions) proponga regulaciones que prohíban todos los dispositivos que convierten las armas legales en ametralladoras", dijo Trump en un acto de condecoración a agentes del orden en la Casa Blanca.

"Espero que estas regulaciones estén terminadas muy pronto", añadió Trump en el acto, en el que estaba presente Sessions.

Los dispositivos a los que se refería Trump se conocen en inglés como bump stocks y pueden incorporarse en las culatas de los fusiles semiautomáticos para poder abrir fuego de manera completamente automática con el fin de disparar más rápido.

El uso de esos accesorios permitió que el autor del tiroteo de octubre pasado en Las Vegas disparara 9 balas por segundo desde la ventana de un hotel y causara la muerte de 58 personas y heridas a otras 489 que asistían a un concierto al aire libre.

Después de ese tiroteo, la Casa Blanca afirmó que daba "la bienvenida a un debate" sobre la posibilidad de restringir la venta de los bump stocks, dado que las armas automáticas están prohibidas en Estados Unidos y esos mecanismos permiten simularlas.

Aunque la idea de aumentar la regulación de los dispositivos recibió incluso el respaldo de varios republicanos tradicionalmente contrarios al control de armas y de la propia Asociación Nacional del Rifle (NRA), el debate en el Congreso sobre el tema está estancado.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo en una rueda de prensa minutos antes del anuncio de Trump que el presidente "no apoya el uso de los bump stocks, y aseguró que pronto habría noticias al respecto.

Trump, que apoya a la NRA y no mencionó el control de armas después de ninguno de los tiroteos registrados durante su primer año en el poder, ha tomado un papel más activo en la materia a raíz del tiroteo en Florida.

Este lunes, Trump expresó su apoyo a un proyecto de ley de alcance limitado que busca aumentar la cobertura y la eficacia de la base de datos nacional sobre antecedentes criminales para impedir que las personas allí incluidas puedan comprar armas.

El presidente recibirá este miércoles en la Casa Blanca a estudiantes y profesores de varias escuelas del país, entre ellos algunos del instituto de Parkland y personas afectadas por otros tiroteos en centros educativos, como el de Columbine (Littleton, Colorado) en 1999 y el de Sandy Hook (Newtown, Connecticut) en 2012.

"No hemos cerrado la puerta a ninguna medida" para evitar que haya más tiroteos, afirmó hoy Sanders.