Joe Kennedy, tras su discurso de respuesta a Trump.

Joe Kennedy, tras su discurso de respuesta a Trump. Reuters

EEUU

Un Kennedy, contra Trump: "Ningún matón ha doblegado al pueblo estadounidense"

El congresista demócrata Joe Kennedy fue el encargado de responder a Trump a su discurso del Estado de la Unión. 

El congresista Joe Kennedy, nieto del exfiscal general Robert Kennedy, fue el elegido por los demócratas para dar la réplica al discurso sobre el Estado de la Unión. El joven político advirtió al presidente, Donald Trump, que ningún "matón" ha doblegado al pueblo estadounidense.

Kennedy, de 37 años, pronunció desde una escuela politécnica en Fall River (Massachusetts), al sur de su Boston natal, la principal de las respuestas de los demócratas a Trump.

"Los matones pueden dar un golpe. Pueden dejar marca. Pero nunca, ni una sola vez, en la historia de Estados Unidos, han podido doblegar la fuerza y el espíritu de un pueblo en defensa de su futuro", dijo Kennedy.

Sobrino nieto del expresidente John F. Kennedy, la elección del joven Kennedy para la réplica sorprendió al tratarse de un hombre blanco con perfil centrista en un momento en el que los demócratas quieren mostrar su lado más diverso.

"Sería fácil ignorar el pasado año como un caos. Partidismo. Política. Pero es mucho más que eso. Este Gobierno no solo persigue las leyes que nos protegen, sino que apunta a la idea de que todos somos dignos de protección", subrayó.

Los demócratas responden a Trump en español.

Kennedy se dirigió especialmente a los cerca de 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers" o "soñadores" cuyo futuro en EEUU negocia ahora Trump con los demócratas a cambio de financiación para el muro con México.

"Vosotros sois parte de nuestra historia. Vamos a luchar por vosotros y no os vamos a abandonar", afirmó.

Asimismo, el joven congresista se esforzó en deshacer la retórica de división que en su opinión pronunció Trump: "Están convirtiendo la vida en EEUU en un juego de suma cero, en el que, para que uno gane, el otro tiene que perder".

"Podemos bajar los impuestos a las empresas hoy si los subimos mañana a las familias. Podemos ocuparnos de los niños enfermos si sacrificamos a los 'dreamers'. Nos bombardean con una falsa elección tras otra: Mineros o madres solteras, comunidades rurales o ciudades, la costa o el interior", señaló Kennedy.

"Nosotros -afirmó- elegimos a los dos. Luchamos por los dos. Porque el mejor país del mundo, el más fuerte y más rico, no debe dejar a nadie atrás".

Además de Kennedy, los demócratas hicieron una réplica en español al discurso de Trump pronunciada por Elizabeth Guzmán, una congresista estatal por Virginia que centró su intervención en inmigración.

También el senador independiente por Vermont Bernie Sanders, que compitió contra Hillary Clinton en las pasadas primarias demócratas, replicó al discurso de Trump.

Sanders criticó las propuestas de Trump en los ámbitos de inmigración, infraestructuras y lucha contra las adicciones.

"En lugar de invertir 1,5 billones (de dólares) en los próximos diez años reconstruyendo la infraestructura deteriorada, Trump animará a los estados a vender nuestras autopistas, puentes y otras infraestructuras a Wall Street, ricos donantes y gobiernos extranjeros", dijo.

"¿Y cómo recuperarán Wall Street y estas empresas sus inversiones? Imponiendo nuevos peajes y tasas que pagarán los estadounidenses. La realidad es que el plan de Trump de privatizar nuestra infraestructura es una vieja idea que nunca ha funcionado".

Sanders respondió de esta manera a la propuesta de Trump de involucrar al sector privado en su plan de reconstrucción de la infraestructura actual y construcción de nueva.