Trump Jr. se reunió con una abogada rusa durante la campaña electoral.

Trump Jr. se reunió con una abogada rusa durante la campaña electoral. MARIO ANZUONI Thomson Reuters

EEUU ESTADOS UNIDOS

Trump Jr. estaba "encantado" de recibir ayuda del Kremlin contra Clinton

Ante la presión, el hijo del presidente ha optado por publicar la cadena de 'emails' que llevó a la reunión con la abogada rusa. La Casa Blanca ha respaldado en un comunicado "la transperencia" de Trump Jr. 

Noticias relacionadas

El 3 de junio del año pasado, a cinco meses de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Rob Goldstone, antiguo periodista y publicista británico, escribía un correo electrónico a Donald Trump Jr. con una jugosa oferta:

Buenos días,

Emin [Agalarov, un popular músico ruso] me ha pedido que me ponga en contacto contigo por algo muy interesante.

El fiscal general de Rusia se reunió con su padre, Aras [Agalarov, un importante magnate ruso], esta mañana y durante la reunión se ofreció a proporcionar a la campaña de Trump documentos oficiales e información que incriminarían a Hillary Clinton y sus negocios con Rusia y que serían de gran utilidad a tu padre.

Obviamente esta información es de alto nivel y sensibilidad, pero forma parte del apoyo de Rusia y su Gobierno al Sr. Trump (...)

En tan sólo 20 minutos, el hijo del candidato republicano a la Casa Blanca respondía con júbilo:

Muchas gracias, Rob, te lo agradezco. Estoy en la carretera en este momento, pero tal vez hable con Emin primero. Parece que tenemos un poco de tiempo y, si es lo que dices, me encanta, sobre todo más adelante en el verano.

Estos son extractos de la cadena de correos electrónicos que desembocó en el encuentro entre Trump Jr. y otros miembros de la campaña republicana con una abogada rusa en junio de 2016.

La noticia de la reunión, revelada por The New York Times el fin de semana y confirmada por sus protagonistas, ha puesto a la Casa Blanca contra las cuerdas y llevado a Trump Jr. a divulgar su correspondencia electrónica este martes.

En una declaración escrita, Trump Jr. ha señalado que pensaba que la información que se le ofrecía era lo que se conoce como opposition research, la práctica habitual en contiendas electorales de reunir datos potencialmente dañinos sobre un adversario político.

"La mujer, como ella misma ha dicho públicamente, no era una funcionaria del Gobierno. Y, como ya hemos señalado, no tenía ninguna información que ofrecer", reza el comunicado.

La abogada, Natalia Veselnitskaya, ha negado en una entrevista con NBC que tuviera información alguna sobre la candidata demócrata a la Casa Blanca. "Y nunca tuve intención", ha afirmado.

Asimismo, Veselnitskaya ha negado cualquier vinculación con el Kremlin, en línea con la respuesta del Gobierno ruso al escándalo. Moscú siempre ha negado cualquier injerencia en las elecciones estadounidenses.

En un correo electrónico, sin embargo, Goldstone, quien ofreció la reunión a Trump Jr., se refiere a Veselnitskaya como la "abogada del Gobierno ruso".

Goldstone ha dicho al New York Times que pensaba que la abogada tenía información sobre supuestas donaciones ilegales al Partido Demócrata pero que la reunión no dio de sí, ya que la abogada quería abordar una ley sobre Rusia aprobada por EEUU en 2012.

Emin Agalarov, que de acuerdo con los correos, motivó el encuentro es un popular cantante ruso y su padre un poderoso empresario vinculado al Kremlin. En 2013 los Trump y los Agalarov colaboraron para llevar el desfile de Miss Universo a Rusia.

El escándalo de la reunión supone un nuevo obstáculo para la Administración Trump, que afronta investigaciones por parte del Congreso y las autoridades estadounidenses sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de noviembre para favorecer al candidato republicano.

El comunicado de la Casa Blanca 

Tras la polémica, el presidente Donald Trump ha respondido aplaudiendo la "tranparencia" de su hijo en un comunicado que ha hecho público a través de la Casa Blanca. "Mi hijo es una persona de altos atributos y aplaudo su transparencia", sostuvo Trump en un comunicado leído por la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ante los periodistas.

La portavoz comentó que no sabe cuándo el presidente habló por última vez con su primogénito y tildó de "ridículo" que se estén usando términos como "traición" o "perjurio" en este nuevo capítulo de los posibles vínculos entre la campaña de Trump y el Kremlin. Tras la insistencia de los periodistas Sanders explicó que todas las cuestiones relativas a los correos del hijo de Trump deben dirigirse a su abogado.