El presidente estadounidense en Washington

El presidente estadounidense en Washington YURI GRIPAS Reuters

EEUU

Trump, en sus primeros 100 días: "Pensé que ser presidente sería más fácil"

En una entrevista, el presidente de EEUU ha asegurado que echa mucho de menos conducir y que se siente como encerrado en un capullo.

Noticias relacionadas

Echa de menos conducir, se siente como si estuviera encerrado en un capullo y se sorprende de lo difícil que es su nuevo trabajo. Así es la reflexión del presidente Donald Trump sobre sus primeros 100 días viviendo en la Casa Blanca.

"Me encantaba mi vida anterior, me estaban pasando muchas cosas", ha explicado Trump en una entrevista a Reuters. Además, el presidente de EEUU ha asegurado que trabaja "más que antes". "Yo pensé que sería más fácil".

Desde que este rico hombre de negocios de Nueva York asumiera el cargo el 20 de enero tras derrotar a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, su vida ha dado un giro total y eso que no ha podido conseguir muchas de las cosas que se ha propuesto.

Sin embargo, las elecciones todavía rondan en su cabeza. De hecho, al mismísimo presidente chino, Xi Jinping, en el despacho oval, le acabó sacando una copia de lo que llamó las  últimas cifras del mapa electoral de 2016.

"Tome. Éste es el mapa final de los números", aseguró el presidente republicano en la oficina oval. "Es bastante bueno, ¿verdad? El rojo somos, obviamente, nosotros".

Trump, que aseguró que estaba acostumbrado a no tener privacidad en su "vieja vida", expresó su sorpresa por lo poco que tenía ahora. Y dejó en claro que todavía se estaba acostumbrando a tener protección 24 horas del Servicio Secreto y sus limitaciones.

"Estás realmente dentro de tu pequeño capullo, porque tienes una protección tan grande que realmente no puedes ir a ninguna parte", dijo.

Cuando el presidente sale de la Casa Blanca, suele estar en una limusina o un SUV, que no conduce él nunca. "A mí me gusta conducir y no puedo hacerlo más".

Lo que no ha cambiado en su vida es cómo se dirige a sus amigos externos y excolegas de negocios para pedir consejo y un refuerzo positivo. Los principales asesores ya se han acostumbrado a ello.