Trump trata de hacer las paces con los servicios de inteligencia durante un discurso en la CIA.

Trump trata de hacer las paces con los servicios de inteligencia durante un discurso en la CIA. C. Barria Reuters

EEUU

Los espías de EEUU ocultan información a Trump por miedo a filtraciones

El 'Wall Street Journal' asegura que funcionarios actuales y antiguos creen que el presidente de EEUU podría comprometer información de inteligencia.

Agentes de inteligencia de Estados Unidos han ocultado información sensible a Donald Trump porque les preocupa que se pudiera filtrar o comprometer, según funcionarios actuales y antiguos conocedores del asunto y citados por The Wall Street Journal.

Se debe a la desconfianza que ha provocado los contactos que han mantenido personas del equipo de Trump con el Gobierno ruso así como a la animosidad que ha mostrado el mandatario frente a los organismos de inteligencia. La última vez, este miércoles, cuando el presidente de EEUU tuitéo a través de su cuenta personal de la red social que las agencias estaban filtrando información para perjudicarle.  

El tipo de información que los espías están evitando transferir al comandante en jefe, según el periódico estadounidense, son fuentes y métodos de trabajo para conseguir información. Ello podría incluir, por ejemplo, los medios que usa EEUU para espiar a un gobierno extranjero. 

Una fuente de la Casa Blanca ha negado al WSJ que esto sea un reflejo "certero de lo que realmente está pasando". Un portavoz de la Dirección de Inteligencia Nacional también ha negado la información.

El diario indica que los servicios de inteligencia ya han evitado explicar detalles sobre su trabajo en el pasado a otros presidentes de EEUU, al considerar que el secretismo podía ser imprescindible para proteger a una fuente y que todo lo que hacía falta que supieran era la información obtenida. Pero en aquellos casos no se debía a una falta de confianza en el comandante en jefe, han asegurado las fuentes del WSJ.

Ahora tampoco les consta que se le haya ocultado nada crucial sobre amenazas a la seguridad, pero estas revelaciones indican una brecha entre el Despacho Oval y parte de los servicios de inteligencia.