Nuevas protestas contra el veto migratorio de Trump, este domingo en Hong Kong.

Nuevas protestas contra el veto migratorio de Trump, este domingo en Hong Kong. Reuters

EEUU ESTADOS UNIDOS

Rechazada la apelación del Gobierno de Trump contra la anulación del veto migratorio

El gobierno de EEUU deberá ahora acudir al Supremo para poder aplicar la orden ejecutiva que afecta a los inmigrantes de siete países.

Un tribunal federal de apelaciones ha rechazado la petición del Gobierno estadounidense para levantar la anulación de la orden migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos había recurrido este sábado ante el Tribunal de Apelaciones del Circuito Noveno la decisión del juez federal de Seattle James Robart de suspender de forma inmediata la orden ejecutiva, ha informado la cadena CNN.

Ha sido este mismo tribunal el que se ha pronunciado con inusitada rapidez a la hora de rechazar la apelación, según el dictamen recogido por Buzzfeed News.

El gobierno de Trump deberá ahora acudir al Supremo para poder aplicar la orden ejecutiva que afecta a los inmigrantes de siete países.

"La petición para una permanencia administrativa de la orden, pendiente de total consideración, ha sido denegada", según el dictamen, que implica que la orden migratoria permanecerá suspendida este domingo a la espera de una decisión definitiva.

Ésta no tendrá lugar hasta que el Departamento de Justicia emita una respuesta a la sentencia provisional de Apelaciones, lo que no ocurrirá, como mínimo, hasta este lunes.

Termina de momento el enfrentamiento abierto entre la Casa Blanca y la Judicatura de Estados Unidos sobre la validez de un veto migratorio que ha recibido críticas de la comunidad internacional, de numerosas ONG, de la bancada demócrata e incluso del propio Partido Republicano, algunos de cuyos miembros criticaron la apresurada entrada en vigor de la orden.

Para agravar aún más el enfrentamiento con la Judicatura, Trump ha dedicado el fin de semana a cuestionar a través de Twitter no solo la anulación de la orden por suponer un ataque contra una medida de seguridad antiterrorista -descrita por sus críticos como un veto directo a los musulmanes- , sino la cualificación del magistrado Robart, al que describió como "supuesto juez".