El excanciller del Arzobispado de Santiago de Chile, Óscar Muñoz Toledo.

El excanciller del Arzobispado de Santiago de Chile, Óscar Muñoz Toledo. Televisa

América

El Papa expulsa del sacerdocio a un exalto cargo católico de Chile por abuso a menores

Se trata del excanciller del Arzobispado de Santiago de Chile, Óscar Muñoz Toledo, que está acusado de abuso sexual a menores en la mayor crisis que sufre la iglesia en Chile.

Noticias relacionadas

El papa Francisco impuso la "dimisión del estado clerical" al excanciller del Arzobispado de Santiago de Chile y hasta ahora sacerdote Óscar Muñoz Toledo, quién está acusado por la Fiscalía de abusos sexuales a menores, informaron fuentes eclesiásticas chilenas.

"El Santo Padre Francisco ha impuesto la dimisión del estado clerical 'ex officio et pro bono Ecclesiae' a Oscar Muñoz Toledo, por los delitos de abuso sexual de menores", informó el Arzobispado en un comunicado.

El decreto correspondiente, emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, le ha sido comunicado a Muñoz, agrega el escrito.

El Ministerio Público de la región de O'Higgins, en el sur de Chile, acusa al cura Muñoz de cuatro delitos de abuso sexual de menores y uno de estupro, y pide para él penas que superan los 20 años de cárcel.

La Iglesia católica chilena vive desde 2018 la peor crisis de su historia por presuntos delitos sexuales contra niños, niñas, adolescentes y adultos cometidos por clérigos, religiosos y laicos relacionados con el clero.

La Fiscalía Nacional de Chile da cuenta de 164 causas vigentes, que involucran a 220 personas investigadas y a 246 víctimas, de las cuales la mitad son niños, niñas o adolescentes.

Con el objetivo de afrontar el daño producido por estos abusos, el Arzobispado de Santiago de Chile determinó crear la "Delegación para la Verdad y la Paz", para coordinar las denuncias, acompañar a las víctimas, realizar las investigaciones pertinentes y colaborar con las instituciones.

Tras el anuncio de la decisión papal, este organismo reiteró su compromiso con la búsqueda de la verdad y la justicia para quienes hayan sido dañados por alguno de los miembros del clero chileno.