Macron y Bolsonaro en una imagen de archivo.

Macron y Bolsonaro en una imagen de archivo.

América

Macron dice que el Amazonas vive una "crisis internacional" y Bolsonaro le tilda de "colonialista"

Macron aseguró que la cuestión se tratará con urgencia durante la cumbre del G7 en Biarritz y Bolsonaro se indignó por la ausencia de Brasil en la cumbre. 

Noticias relacionadas

El presidente francés, Emmanuel Macron, señaló este jueves que los incendios que arrasan múltiples áreas del Amazonas suponen "una crisis internacional" y aseguró que la cuestión se tratará con urgencia durante la cumbre del G7 en Biarritz.

"Nuestra casa arde. Literalmente. El Amazonas, el pulmón de nuestro planeta que produce el 20 % de nuestro oxígeno está ardiendo. Es una crisis internacional. Miembros del G7, nos vemos en dos días para hablar de esta urgencia", escribió el presidente francés en su cuenta de Twitter.

La reacción del dirigente francés llegó poco después de la del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, que hoy dijo también en la misma red social: "En medio de una crisis climática internacional, no podemos permitir que se produzcan más daños en una importante fuente de diversidad y oxígeno",

Sus respuestas siguen a la del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que sugirió que las ONG están detrás de los fuegos y habló de un clima de "psicosis medioambiental".

De hecho, Bolsonaro, dijo este jueves que su homólogo francés busca provecho político personal con su decisión de pedir que la Cumbre del G7 aborde con urgencia la "crisis internacional" provocada por los incendios que destruyen la Amazonia.

"Lamento que el presidente Macron busque instrumentalizar un asunto interno de Brasil y de los otros países amazónicos para obtener beneficios políticos personales", dijo el líder ultraderechista brasileño al reaccionar a la decisión del presidente francés.

"El tono sensacionalista con el que se refiere a la Amazonia (usando hasta fotos falsas) no contribuye en nada en la solución del problema", agregó el mandatario brasileño en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter. "La sugerencia del presidente francés, de que asuntos amazónicos sean discutidos en el G7 sin la participación de los países de la región, evoca una mentalidad colonial que ya no tiene lugar en el siglo XXI", ha dicho.

Brasil registró entre enero y las tres primeras semanas de agosto 71.497 fuegos, el mayor número para este período en los últimos siete años, y más de la mitad se reportaron en la mayor selva tropical del mundo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), los focos de incendio en los últimos días han afectado 68 áreas protegidas por ser reservas ambientales o indígenas principalmente en la Amazonía.

Francia ha querido que la cumbre del G7, que se celebra en dicha ciudad del sudoeste francés entre el 24 y el 26 de agosto, se centre en la desigualdad con la mirada puesta también en la crisis climática.

Sin embargo, las asociaciones ecologistas han cancelado su participación en el encuentro al considerar que el limitado número de acreditaciones (25 frente a las 100 de los últimos encuentros) es un intento de apartar a la sociedad civil de la cumbre.